Cómo hacer pimientos asados caseros

Los pimientos asados hechos en casa son mucho más deliciosos que aquellos que se compran en el súper. ¡Y son muy sencillos de hacer!

Pasos

  1. Ajusta el horno a la función de asar (broil).
  2. Cubre una bandeja para hornear en papel aluminio y rocíala ligeramente con aceite de cocina anti-adherente.
  3. Coloca los pimientos en la bandeja y colócala en el horno. El objetivo aquí es quemarle la cáscara para poder pelarlos.
    • Usa un par de pinzas para voltear los pimientos conforme la cáscara se torne negra.
  4. Cuando ya estén negros, usa las pinzas y colócalos sobre una bolsa de papel.
  5. Cierra la bolsa y deja los pimientos ahí hasta que estén a temperatura ambiente.
  6. Cuando se hayan enfriado, sácalos de la bolsa y pélalos.
  7. Córtalos en tiras y colócalos en un plato.
  8. Espolvoréalos con sal, pimienta, ajo, cebolla en polvo, albahaca y orégano.
  9. Cubre con abundante aceite de oliva.
  10. Cubre el plato con plástico y colócalos en el refrigerador al menos una hora dejándolos marinar.
  11. Sirve en rodajas de pan italiano, o en tu receta favorita que lleve pimiento asado.
  12. Listo.

Consejos

  • Asegúrate de girar la bolsa para cerrarla cuando pongas los pimientos en ella.
  • Asegúrate de que los pimientos se hayan enfriado por completo antes de sacarlos y pelarlos.
  • Asegúrate de usar pimientos rojos. La cáscara no se la podrás quitar si son verdes.

Advertencias

  • Ten cuidado al usar el horno.

Cosas que necesitarás

  • Necesitarás 2 pimientos rojos.
  • Una bandeja para galletas.
  • Papel aluminio.
  • Spray anti-adherente de cocina.
  • Un par de pinzas.
  • Una bolsa de papel.
  • Aceite de oliva.
  • Un diente de ajo picado.
  • Cebolla en polvo.
  • Orégano seco.
  • Una pizca de albahaca seca.
  • Sal y pimienta.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página