Cómo depilarse sin crema depilatoria

La crema depilatoria no siempre es necesaria cuando te afeitas. Existen soluciones alternativas, tales como usar acondicionador para cabello, jabón para cuerpo o simplemente agua. Estos productos pueden hacer igual de bien el trabajo de afeitar. La parte más importante de afeitarse es humectar siempre la piel después del proceso a fin de prevenir la irritación y sequedad de la misma.

Utilizar jabón

  1. Humedece la parte de tu piel que vas a afeitar. Siempre es importante utilizar agua para ayudarte a hacer espuma con el jabón en tu cuerpo. Afeitarte sin agua o sin algún agente humectante puede provocar que tu máquina de afeitar se deslice de forma desigual y provocarte lesiones o cortes en tu piel.
    • Si no estás en la ducha o en el baño, puedes conseguir un paño de algodón o un paño húmedo frío y aplicarlo en donde quieras afeitarte.
    • Para mejores resultados, aféitate de 10 a 15 minutos después de haber estado en el baño o ducha. El agua y el calor ayudarán a suavizar tu piel y a abrir los folículos de los vellos para un mejor afeitado más preciso.
    • También puedes exfoliar tu piel antes de afeitarte usando un producto exfoliante, un paño húmedo o una esponja de lufa.
  2. Elige un jabón a usar. El truco es elegir algo con lo que puedas hacer espuma y que cubra tu piel completamente. También es mejor elegir algo que sea humectante para que te ayude a deslizar suavemente tu máquina de afeitar por tu piel a fin de prevenir lesiones e irritación. Puedes utilizar productos de jabón como:
    • Acondicionador de cabello: los acondicionadores alisan y suavizan el cabello y son un excelente agente humectante.
    • Champú: los champús hacen bastante espuma y pueden sacar los contaminantes y la grasa de tu piel.
    • Gel para el cuerpo: los geles para el cuerpo actúan de manera similar a los champús y hacen más espuma que un acondicionador. Para mejores resultados, elige un gel que tenga crema corporal a fin de humectar mejor tu piel.
    • Jabón lavaplatos: cuando te quedes sin jabón para cabello y para el cuerpo, los jabones lavaplatos serán una buena alternativa que haga bastante espuma. Es un producto que irrita un poco la piel, pero podrás secarte bien.
  3. Haz espuma con el jabón en tu piel. Forma una capa gruesa agradable de jabón para cubrir tu piel. La capa no solo ayudará a deslizar tu máquina de afeitar en tu piel, sino que también servirá como una herramienta que te permitirá ver las partes donde todavía no te has afeitado.
    • Agrega unas gotas de glicerina para que te ayuden a aumentar la espuma y para que también humecten tu piel. La glicerina es un líquido claro e inodoro que lo puedes encontrar en una farmacia local en el pasillo de medicamentos o de productos para el cuidado de la piel. Por lo general se utiliza para tratar y prevenir la picazón, la piel seca y las irritaciones menores.
  4. Empieza a afeitarte. A medida que te afeites, asegúrate de enjuagar tu máquina de afeitar con frecuencia para deshacerte del jabón y de los vellos.
    • Aféitate siempre a contrapelo. Si no te afeitas a contrapelo, te arriesgarás a jalarte los vellos de tu piel con fuerza y harás que las cuchillas de tu máquina de afeitar se atasquen en ellos.
    • Aféitate lentamente en las partes sensibles y curvadas, tales como en el cuello, debajo de tu nariz, axilas, en tu parte genital, en la curva de tus tobillos y debajo de tu rodilla.
    • Las máquinas de afeitar que tienen varias hojas afeitarán mejor tu piel. Elige la mejor máquina de afeitar para tu tipo de piel.
  5. Humecta tu piel. Después de afeitarte, enjuaga cualquier residuo de jabón, seca tu piel y aplícate un humectante. Esto suavizará tu piel a fin de evitar que se formen vellos encarnados y podrás tratar cualquier picazón o inflamación.

Utilizar aceites

  1. Elige si quieres humedecer tu piel o no. Dado que los aceites ya son muy aguados y se aplican bien en la piel seca, no necesariamente tendrás que humedecer tu piel. El agua podría incluso repelerse del aceite de tu piel dado que los aceites no se mezclan bien con el agua. En vez de eso, puedes humedecer un paño con agua caliente y colocarlo sobre tu piel a fin de abrir los folículos de los vellos y así suavizar tu piel.
    • Es mejor afeitarte de 10 a 15 minutos después de haber estado en el baño o ducha. El agua y el calor ayudarán a suavizar tu piel y a abrir los folículos de los vellos para un mejor afeitado más preciso.
    • También puedes exfoliar tu piel antes de afeitarte usando un producto exfoliante, un paño húmedo o una esponja de lufa.
  2. Córtate los vellos largos. El afeitado lo puedes hacer de manera más sencilla si te cortas el vello antes de afeitarte. Así no atascarás tu máquina de afeitar cuando te afeites y al final utilizarás menor cantidad de producto.
  3. Frota aceite en tu piel. Sé generoso y exhaustivo cuando frotes el aceite en tu piel. Existen varios tipos de aceite que puedes utilizar para afeitarte. El aceite actúa como un lubricante que te ayudará a deslizar tu máquina de afeitar en tu piel al mismo tiempo que te humectas. Algunos aceites que puedes utilizar son:
    • Aceite de coco: puede venir en forma líquida y sólida. Simplemente frota el aceite de coco entre tus dedos o manos para derretir el aceite de coco sólido y aplícalo a tu piel. El aceite de coco es muy humectante, seguro de usar y se mantiene en tu piel, además que tiene propiedades fungicidas y antibacterianas que ayudarán a proteger la piel sensible.
    • Aceite de oliva: el aceite de oliva es conocido por sus numerosos beneficios para la salud. Se sabe que, particularmente para la piel, el aceite de oliva desempeña una función protectora contra el desarrollo de cáncer de piel.
    • Aceite de bebé: el aceite de bebé no tiene olor y con frecuencia contiene extracto de aloe vera, el cual ayuda con la inflamación y suaviza la irritación de la piel.
  4. Empieza a afeitarte. A medida que te afeites, asegúrate de enjuagar tu máquina de afeitar con frecuencia para deshacerte del exceso de aceite y de los vellos.
    • Aféitate siempre a contrapelo. Si no te afeitas a contrapelo, te arriesgarás a jalarte los vellos de tu piel con fuerza y harás que las cuchillas de tu máquina de afeitar se atasquen en ellos.
    • Aféitate lentamente en las partes sensibles y curvadas, tales como en el cuello, debajo de tu nariz, axilas, en tu parte genital, en la curva de tus tobillos y debajo de tu rodilla.
    • Las máquinas de afeitar que tienen varias hojas afeitarán mejor tu piel. Elige la mejor máquina de afeitar para tu tipo de piel.
  5. Limpia el exceso de aceite en tu piel. Si tienes una piel particularmente sensible o si quieres afeitarte una parte sensible (por ejemplo, en tu parte genital), será mejor que saques el residuo de aceite de tu piel. No obstante, siempre tendrás la opción de dejar el exceso para que funcione como humectante, de modo que puedas frotar tu piel una vez más.

Consejos

  • Siempre ponte loción después de afeitarte. Esto evitará que se formen vellos encarnados y también podrás aliviar las irritaciones y reducir la inflamación en tu piel.
  • Siempre tendrás la opción de acondicionar o humectar previamente tu piel antes de afeitarte para que así la protejas más de alguna irritación o lesión al usar la máquina de afeitar.

Advertencias

  • Si te afeitas en seco sin agua, puedes provocarte una lesión al usar la máquina de afeitar.
  • Nunca te afeites las cejas ni cerca de los ojos. Por razones de aspecto no querrás que te crezca vello como barba alrededor de tus cejas. Además, es peligroso pasarte una máquina de afeitar muy cerca de tus ojos. En vez de eso utiliza cera o depila tus cejas.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página