Cómo agarrar un palo de golf

Existen, básicamente, tres formas de sujetar un palo de golf. Tres grips o agarres básicos. Cualquiera que elijas debe ser lo que resulte más cómodo para ti. Todos estos grips son muy útiles, pues te permitirán golpear la pelota con firmeza y alcanzar una buena distancia. Si quieres comenzar a averiguar cuál es el agarre más adecuado para ti, sigue estas instrucciones.

Nociones básicas para dominar la técnica del agarre en el golf

  1. Sitúa el palo en su posición. Coloca la punta en el suelo, y extiéndelo de tal manera que se yerga frente a ti, quedando la cara lisa apuntando directamente hacia la pelota que quieres golpear.
  2. Rodea el palo con tu mano izquierda. Al relajar esta mano todo lo posible, siente como recae la fuerza de la sujeción en la parte interior de tus “dedos”. La empuñadura debe quedar entre el nudillo inferior de tu meñique y el nudillo superior del dedo índice.
  3. Para colocar el pulgar izquierdo. Imagina la superficie de un reloj y que el palo que sujetas señala las doce. Extiende tu pulgar, a lo largo del palo, en el sentido que seguirían las agujas, como si fuera a señalar la una. Debe quedar encima de los nudillos de los dedos índice y angular.ref>http://golftips.golfsmith.com/correct-way-grip-golf-club-1528.html</ref>
  4. Ahora sitúa tu mano derecha. Pon esta mano bajo la otra, más cerca de la cabeza del palo de lo que lo está la mano izquierda. Extiende el palo diagonalmente a lo largo de tus dedos, tal y como hiciste con la mano izquierda.
  5. Para colocar el pulgar derecho. Vuelve a imaginar el reloj. Mantén la palma de la mano en posición junto al pulgar y terminando donde está la uña de tu pulgar izquierdo. El pulgar derecho debe apuntar como si señalara las once adaptándose al agarre.

Usar diferentes grips

  1. Prueba el “grip” de los 10-dedos, también denominado “baseball”. Para efectuar este “grip”, simplemente desliza tu mano derecha hacia arriba de modo que queden pegados los dedos de ambas manos.
    • Esta es la forma en la que los principiantes, los jugadores de manos pequeñas y los jugadores con artritis suelen sujetar el palo.
  2. Prueba, también, el “vardon grip”. En este caso se trata de mover el dedo meñique de tu mano derecha para que quede encima de los dedos de tu mano izquierda. Justamente en el espacio que hay entre tu dedo índice y el angular.
    • El “vardon grip” es el más común y recomendado.
    • Resulta más adecuado que aquel en el agarre entrelazado, sobre todo, para las personas de manos grandes.
    • Los jugadores cuyas manos sean pequeñas lo suelen encontrar más difícil.
  3. Prueba el interlocking grip (o agarre entrelazado). Para sujetar el palo de esta manera, separa los dedos índice y angular de tu mano izquierda. Entre ambos dedos introduce el dedo meñique de tu mano derecha, de modo que ambas manos queden enlazadas.
    • Este grip suele ser adecuado para los jugadores más jóvenes y con poca fuerza, sin embargo, son muchos los grandes del golf que también lo usan. Funciona mejor para aquellos que tienen las manos de un tamaño promedio: ni grandes ni pequeñas.
    • A pesar de que algunos jugadores lo encuentran incómodo, este agarre reduce el exceso de tensión en el movimiento de muñeca.
  4. Puedes experimentar, también, con los grips tanto débiles como fuertes. Un agarre débil implica que las manos estén giradas hacia la izquierda del mango. Si sólo puedes ver uno de los nudillos de tu mano izquierda, significa que tu agarre es débil. Uno fuerte es precisamente todo lo contrario: una traslación del giro hacia la derecha. ref>http://golf-info-guide.com/golf-tips/playing-conditions/pros-and-cons-of-every-golf-grip-style/</ref>
    • Un agarre débil puede ayudar a impedir el efecto de gancho, además de crear un efecto de retroceso a la hora de impulsar la bola, consiguiendo esta mayor altura en su recorrido. Por otro lado, es así como se puede conseguir un buen “swing”, no muy fácil de lograr: un golpe desviado en horizontal hacia la derecha.
    • Un agarre fuerte puede ser muy cómodo si se busca una altura baja, pero también puede crear una tendencia al efecto de gancho en el jugador.

Consejos

  • Un agarre fuerte puede incrementar la distancia de tiro y eliminar la tendencia a los golpes cortantes. Para lograrlo debes girar tu mano más débil hacia tu pie trasero, quedando, así, tus nudillos a la vista. Esto impedirá que la cara del palo interfiera en el golpe.
  • Si te suele ocurrir que el golpe que le das a la bola no es muy firme, tal vez necesites agarrar el palo con mayor fuerza. Para esto no es necesario cambiar de grip. Simplemente gira la cara del palo cerrando un ángulo de 30 grados con la pelota. Después, sujeta el palo como harías normalmente. Esto te forzará a cerrar tus manos y brazos con mayor fuerza a la hora de dar el golpe.
  • Todas estas instrucciones están dirigidas a las personas diestras. En el caso de ser zurdo, simplemente invierte las direcciones.
  • Cuánto presiones a la hora de agarrar el palo de golf es algo fundamental. Deberás agarrar el palo con la fuerza suficiente como para que no se te escape de las manos, pero no más. Piensa que se tratara de agarrar un huevo o una cría de pájaro.
  • Agarrar el palo con poca fuerza puede servir para eliminar el vicio de tirar con efecto de gancho. Se consigue girando la que no sea tu mano dominante hacia delante.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página