Cómo limpiar tu clóset

Si hiciste clic en este artículo es muy probable que tu clóset sea un desastre. Por suerte, todavía hay esperanza. Todo lo que necesitas es un día (¡porque te tomará un poco de tiempo!), algunas herramientas simples y compromiso. Si esto suena como algo que puedes hacer, ¡sigue leyendo!

Pasos

  1. Asegúrate de que tu cuarto esté limpio para que no termines con más desorden. Examina bien tu clóset y saca toda la ropa sucia. Ponla en un cesto o en la lavadora.
  2. Separa en montones las siguientes prendas para que las dobles y las guardes:
    • Camisetas
    • Shorts
    • Pantalones de mezclilla
    • Suéteres
    • Camisetas sin mangas
  3. Cuelga estas prendas:
    • Cualquier cosa que se arrugue fácilmente
    • Chaquetas y chalecos
    • Camisas de manga larga
  4. Guarda las siguientes prendas de manera ordenada en tus cajones:
    • Calcetas
    • Cinturones
    • Calcetines
    • Ropa interior
  5. Si tu armario es pequeño, puedes separarlo en secciones que hagan que sea más fácil acomodar todo y que hagan que se vea más grande.
  6. Saca toda la ropa de tu armario y separa la ropa que no te quede o que no te guste. Luego lava esta ropa y la que sí te quieres quedar. Tal vez huela un poco a moho por haber estado encerrada en tu closet por tanto tiempo. Es seguro que tu cuarto se apestará. Después de que toda la ropa esté lavada y de vuelta en tu clóset, olerá mucho mejor que antes.
  7. Organiza tus zapatos en estanterías o contenedores. Guárdalos de manera ordenada y etiqueta cada estante o contenedor, (por ejemplo, sandalias, botas, etc.).
  8. Si tienes una alfombra, límpiala, y si tienes piso de madera, trapéalo. Tu clóset debe estar limpio y organizado.
  9. Vende la ropa que no quieras en eBay. O mejor aún, dónala o véndela a la caridad. Saber que hiciste algo bueno por alguien que lo necesita más te hará sentir bien. Incluso puedes regalarle tu ropa a algún hermano o primo. Esto te quitará un peso de encima.
  10. Una vez que tu clóset esté vacío, restriégalo bien. Puedes buscar otras opciones para limpiarlo, pero con agua y jabón es más que suficiente.
  11. Instala algunos estantes en tu clóset para poner todo lo que necesitas (no necesariamente ropa), algunos ganchos para tus bolsas, etc., y zapateras. También consigue un cesto para tu ropa sucia pero asegúrate de lavar tu ropa a menudo para que no se llene de más y semhaga un desorden.
  12. No le agregues a tu clóset nada que no sea necesario, como carteles por ejemplo. Sólo te roban espacio y hacen que tu clóset se vea más abarrotado.
  13. Finalmente, una vez que tu clóset esté limpio, rocía un poco de aromatizante; es un buen toque.

Consejos

  • Escucha música, te ayudará a mantenerte motivado. Sólo no dejes que te distraiga de lo que tienes que hacer.
  • Rocía desinfectante a menudo. Puedes escoger uno con un aroma de ropa limpia o uno cítrico, que huela dulce y limpio. Tú eliges.
  • Ahora que tu closet está limpio probablemente sientes que te quitaste un peso de encima y que tu mente está más clara. Te sientes mejor, tu cuarto se siente mejor. Date un premio a ti mismo; necesitas esa recompensa.
  • Limpia a fondo tu closet una vez al mes para que tengas menos que hacer después.
  • Lava tu ropa al menos una vez a la semana. No dejes que tu cesto de ropa se llene de más.
  • Organiza tu ropa por color. Es más fácil que sólo organizarla por el tipo de prenda. Si la organizas por color, será más fácil escoger un atuendo combinado.

Advertencias

  • No seas flojo. Tirar tus pantalones en tu clóset porque no tienes ganas de ponerlos en el cesto donde pertenecen causará un desorden. ¡Y no pienses que si regalas tu ropa simplemente comprarás más!
  • No tires nada viejo si está roto o rasgado. Dáselo o véndeselo a una persona que sepa coser; lo necesitan.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página