Cómo tratar la sífilis

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por la bacteria Treponema pallidum. Esta ETS es altamente infecciosa y puede causar daño irreversible a los nervios, a los tejidos orgánicos y al cerebro. Si se deja sin tratamiento, incluso puede causar la muerte. Si se detecta en las etapas iniciales, la sífilis se puede curar fácilmente. Durante el periodo de incubación, los tratamientos deben ser más agresivos.

Hablar de tu enfermedad con un médico

  1. Reconoce los síntomas de la sífilis. Si crees que tienes la sífilis, entonces debes obtener un diagnóstico y un tratamiento médico. La sífilis tiene varias etapas, las cuales tienen diferentes tipos de síntomas. En las etapas posteriores, es probable que no tengas síntomas en absoluto, pero puedes experimentar efectos graves, como el daño en el cerebro, en el hígado, en los nervios y en los huesos. Los síntomas iniciales de la sífilis incluyen:
    • chancro (pequeña llaga que aparece cerca de la boca, del ano, del pene o de la vagina)
    • erupciones (que empiezan en el torso y se difunden al resto del cuerpo)
    • verrugas alrededor de la boca o de los genitales
    • dolores musculares
    • fiebre
    • dolor de garganta
    • ganglios linfáticos inflamados
  2. Hazte una prueba formal de sífilis. Se pueden usar una variedad de pruebas para detectar la sífilis y la etapa de su avance. Estas pueden ir desde la examinación del líquido de las úlceras hasta la examinación del líquido cefalorraquídeo y los ecocardiogramas. En la mayoría de los casos, una prueba de sangre rápida y barata es suficiente para diagnosticar la sífilis.
    • Las pruebas de sangre se usan para confirmar los anticuerpos que el organismo produce para combatir la enfermedad.
    • Examinar el líquido raspado de las úlceras mostrará la presencia de la bacteria, pero solo puede hacerse cuando hay úlceras presentes.
    • Las pruebas del líquido cefalorraquídeo deben hacerse cuando hay sospechas de tener las formas cerebrales de esta enfermedad.
  3. Si estás embarazada antes de empezar el tratamiento de la sífilis, díselo a tu médico. Algunos antibióticos pueden ser peligrosos para el bebé en desarrollo si se toman durante el embarazo. Por lo general, la penicilina se usa para tratar la sífilis en las embarazadas. La penicilina G es el único medio que se conoce para prevenir la transmisión de la sífilis a los bebés durante el embarazo. La sífilis durante el embarazo incrementa grandemente la probabilidad de la muerte fetal.
  4. Si tienes alergia a la penicilina, pregunta acerca de los antibióticos alternativos. Otros antibióticos que se pueden usar para tratar la sífilis son la tetraciclina, la doxiciclina, la cefalotina y la eritromicina. Consulta con tu doctor para aprender más sobre estos medicamentos y cómo podrían funcionar en ti. No tomes medicamentos que no te hayan prescrito.
    • La tetraciclina y la doxiciclina están entre los antibióticos de la clase de las tetraciclinas.
    • La cefalotina está en la clase de las cefalosporinas.
    • La eritromicina es uno de los macrólidos.

Obtener el tratamiento apropiado

  1. Sigue los planes de tratamiento para la sífilis. Si estás en la primera etapa de la enfermedad, tal vez únicamente necesites una sola dosis inyectada de antibióticos. Sin embargo, tendrás que regresar muchas veces en los próximos 12 meses para que te vuelvan a hacer las pruebas de la enfermedad. Si la infección no ha desaparecido, incluso quizá tengas que volver a hacer el tratamiento.
    • La reacción de Jarisch Herxheimer puede ocurrir durante el primer día de tratamiento y desaparecer en el plazo de unas horas a un día. Esta reacción incluye la fiebre, los escalofríos, las náuseas, el dolor y los dolores de cabeza.
    • Incluso si se trata durante el embarazo, el recién nacido aún debe tratarse.
  2. No omitas las dosis. Si tu plan de tratamiento de la sífilis requiere muchas dosis en el curso de varios días o semanas, es esencial que no omitas ninguna dosis. Si no tomas el régimen completo de la medicina, puedes estar en riesgo de no eliminar la infección. Entonces, tendrás que volver a hacer el tratamiento.
    • Los cursos de tratamiento con antibióticos funcionan de manera más efectiva cuando se toman según el plan recomendado por el médico o el farmacéutico. Tomar el curso completo también ayuda a prevenir el desarrollo de las cepas resistentes a los antibióticos de la enfermedad.
    • El tratamiento de la sífilis secundaria puede durar 1 año entero, pero es esencial evitar la discapacidad permanente que puede causar la sífilis terciaria.
  3. Vuelve para hacerte pruebas regulares. Esto no solo asegura que hayas eliminado exitosamente la infección de la sífilis, sino que también permite el diagnóstico rápido y la repetición del tratamiento si más adelante te infectas de nuevo. Durante este tiempo de pruebas regulares, debes evitar el contacto sexual. También debes tomar esta oportunidad para hacerte las pruebas de VIH.

Prevenir la transmisión de la sífilis durante el tratamiento

  1. Abstente del contacto sexual. Si actualmente tienes sífilis, es esencial que protejas a otros de la enfermedad, aunque estés tomando los antibióticos. La enfermedad aún puede transmitirse durante el tratamiento, aunque no experimentes los síntomas físicos. Si estás infectado, es tu responsabilidad evitar cualquier contacto sexual (el sexo oral, anal y vaginal) durante el tratamiento para prevenir la transmisión de la enfermedad.
    • Si tienes úlceras en la boca, entonces ni siquiera debes besar a alguien, ya que la enfermedad puede transmitirse por medio de las úlceras.
  2. Habla con todas tus parejas sexuales de tu infección. Esto incluye a las parejas antiguas que puedan haber estado expuestas a tu infección antes del tratamiento. Es importante que todas las parejas estén informadas para que puedan hacerse las pruebas y obtener un tratamiento, si es necesario, o que puedan decidir no tener relaciones sexuales contigo hasta que estés completamente libre de la enfermedad. No hacerlo puede aumentar el riesgo de transmisión.
  3. Usa un condón de látex. Este método de barrera puede prevenir la transmisión de la sífilis durante el tratamiento. Asegúrate de usar condones durante cualquier tipo de contacto sexual (oral, anal y vaginal). Ten en cuenta que el uso del condón solo es efectivo si todas las áreas afectadas están cubiertas a fin de prevenir el contacto con las membranas mucosas o con la piel lesionada de una pareja sexual.
    • Asegúrate de usar un protector dental o barreras de látex al realizar el sexo oral en una pareja femenina.

Consejos

  • Puedes evitar contraer la sífilis practicando la abstinencia o manteniendo una relación mutuamente monógama de largo plazo con una pareja que haya sido examinada y no tenga la enfermedad.

Advertencias

  • Asegúrate de obtener un tratamiento apropiado para la sífilis y de asistir a todas las evaluaciones que te sugieran. Si permites que la enfermedad alcance la etapa terciaria final, no hay tratamientos que puedan curarla.
  • Las úlceras genitales hacen más fácil transmitir y contraer la infección del VIH durante la actividad sexual.
  • No realices actividades sexuales si encuentras una secreción inusual, una úlcera, o una erupción en el área genital. Busca atención médica lo más pronto posible.
  • Los condones lubricados con espermicidas no son más efectivos que otros condones lubricados para prevenir la difusión de las ETS.
  • La sífilis que no se trata en una embarazada puede infectar y posiblemente matar a un bebé en desarrollo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página