Cómo dejar de sentirte inútil

Para dejar de sentirte inútil, una de las primeras cosas que debes hacer es averiguar de dónde viene esa sensación. Una vez que lo hayas hecho, puedes seguir pasos para mejorar tu vida, ya sea que tu sensación de ser inútil viene de tus relaciones o de una situación estresante que no puedes controlar. Sea cual sea el caso, los pasos siguientes deben poder ayudarte a enfrentarte a la sensación.

Sentirte útil

  1. Intenta identificar la fuente de la sensación. ¿Una relación en particular te hace sentir inútil?, ¿te sientes inútil debido a una situación determinada que no puedes controlar?, ¿te sientes inútil porque no sientes que contribuyes a la sociedad de todas las maneras que podrías? Identificar la causa es el primer paso para cambiar tu vida.
    • Una manera de explorar tus sentimientos es escribir un diario. Piensa en estas preguntas mientras escribes e intenta averiguar lo que te molesta.
    • Otra opción es hablar sobre tus problemas con un amigo de confianza. Algunas veces decir lo que sientes en voz alta ayuda a saber lo que está mal.
  2. Encuentra tu pasión. Encuentra para qué eres bueno mediante la exploración de diferentes pasatiempos y la lectura de libros. Busca qué te hace feliz y qué puedes contribuir con esas habilidades, de modo que ofrezcas algo al mundo.
    • Una manera de explorar intereses es tomar clases en un instituto. Estas clases son relativamente baratas, así que puedes pasar un semestre mientras decides si realmente sientes pasión por un interés. Muchos institutos ofrecen clases de noche y en fines de semana para los que trabajan a tiempo completo.
    • Otra opción es tomar clases en los museos locales si estás interesado en el arte y la historia.
    • Otra forma de explorar intereses es coger un libro de la biblioteca local. No tendrás que pagar y puedes tomarte tu tiempo para aprender de tu interés.
    • Si quieres conocer otras personas con tu mismo interés, busca páginas web en medios sociales como Meetup y Facebook para encontrar personas en tu área con tus mismos intereses.
  3. Haz algo agradable todos los días. Cómprale a alguien una taza de café. Tráele a tu persona especial sus pantuflas sin que te lo pida. Ofrécele un espacio de estacionamiento a alguien que se vea estresado. Las pequeñas cosas que haces por la gente todos los días te puede hacer sentir necesitado.
  4. Haz voluntariado en tu comunidad. Hacer voluntariado no solo es una manera sólida de sentirte útil, sino que también ayuda a la gente mientras lo haces. Elije algo que te guste para hacer tu voluntariado. Si te gustan los libros, entonces ofrece tiempo en la biblioteca. Si te gusta trabajar con niños, ofrécete para leerles a los niños luego de la escuela.
  5. Practica la gratitud. Enfócate en lo positivo de tu vida. Al enfocarte en lo positivo de tu vida, es posible que puedas superar la sensación de ser inútil o no valer nada. Te lleva al lado positivo de las cosas, así que tendrás una perspectiva más feliz.
    • Una manera de enfocarte en lo bueno que sucede en tu vida es mantener un diario de gratitud. Todos los días anota cinco cosas por las que estés agradecido en tu vida. Algunas personas usan los medios sociales como Facebook para obtener el mismo efecto, es decir, que publican cinco cosas por las que están agradecidos todos los días en la actualización de su estado. Usar los medios sociales puede motivarte en este proyecto, ya que lo más probable es que recibas retroalimentación positiva de tus amigos.
  6. Háblate a ti mismo de manera positiva. Algunas veces sentirte inútil proviene de tener una baja autoestima. Es posible que sientas que no tienes nada que ofrecerle al mundo. Sin embargo, tómate un tiempo cada día para reconocer ante ti mismo lo que haces bien. Haces una diferencia para las otras personas y debes ver eso en ti mismo todos los días.
    • Una forma de hacerlo es usar un espejo a tu favor. Cada mañana, mírate a los ojos y haz un comentario positivo acerca de ti en voz alta.
  7. Acepta los halagos. De la misma manera en que te dices cosas positivas, acepta la positividad de otras personas, especialmente cuando se trata de algo que haces o sobre tu persona. Es posible que sientas que no te mereces el cumplido, pero las personas por lo general son sinceras cuando se toman el tiempo de hacerte halagos. Piensa en las contribuciones que hiciste y que inspiraron esos halagos.
  8. Contribuye a causas que te importen. Si sientes pasión por preservar nuestros recursos naturales, sal y haz algo al respecto. Organiza propuestas. Escribe cartas. Háblale a la gente. Lucha por lo que crees que puede ayudarte a sentirte menos inútil porque haces algo para ayudar a tus amigos y tu país.
  9. Intenta no procrastinar. Aléjate de distracciones potenciales como la comnputadora, la televisión, el teléfono, el gato o el refrigerador. Si lo dejas para después, no vas a conseguir nada. Sin embargo, si terminas las tareas que empiezas, es seguro que te sentirás más útil. Empieza con algo pequeño como preparar la cena para tu pareja y prosigue con tareas más grandes como limpiar el garaje.
  10. Cuídate bien. Mejora la confianza en ti mismo y valora más tu tiempo y tus habilidades. No vas a tener un sentido de motivación si no te cuidas a ti mismo. No te infravalores y tómate tiempo para descansar y relajarte cuando lo necesites.
    • Una manera de valorarte es decirle "no" a peticiones para las que no tienes el tiempo o la energía. Si te divides en demasiadas cosas, no podrás contribuir a cada tarea en su totalidad.

Contribuir en tus relaciones

  1. Escucha mejor a otras personas. Sé activo en la forma en que escuchas. Es decir, presta atención a lo que la otra persona dice en lugar de preparar lo que vas a decir en tu cabeza. Muestra interés en lo que la otra persona tiene que decir y responde de manera que muestre que lo escuchaste.
  2. Aprecia las cosas. Reconoce lo que las personas en tu vida hacen por ti. Este reconocimiento les muestra que te das cuenta de lo que hacen por ti y que aprecias el esfuerzo.
  3. Debes estar ahí para las personas en tu vida. Tu presencia es uno de los mejores regalos que les puedes proporcionar a las personas que amas. Eso les dice que te importan.
  4. Celebra lo que hace únicas a las personas de tu vida en lugar de avergonzarlas por ello. En lugar de reírte de tu novio por llorar, hazle saber que aprecias su honestidad emocional. En lugar de burlarte de tu amigo por bailar de forma tonta en la cocina, únete a la diversión.
  5. Libérate de las relaciones que son dañinas. Algunas relaciones nunca funcionarán sin importar lo que hagas. Si la otra persona te maltrata emocionalmente o no separa tiempo para ti, podría ser momento de alejarte de esa persona. Es posible que te sientas inútil en una situación como esta porque podrías sentir que fallaste. Sin embargo, puede ser que simplemente no eras compatible con la otra persona y no que fallaste en contribuir a la relación. Quizá la otra persona tiene problemas con los que necesita lidiar antes de estar en algún tipo de relación, así que no debes cargar con la culpa.

Lidiar con situaciones estresantes

  1. Haz lo que puedas. Es posible que no seas capaz de solucionar la situación y, por ejemplo, tu madre seguirá enferma sin importar lo que hagas. No obstante, puedes estar ahí para ella. Puedes aparecer cuando te necesiten. Puedes ofrecer apoyo y dar ánimo. Es posible que no lidie con el problema de la forma en que quisieras, pero así haces algo y ayudas a aliviar la sensación de inutilidad.
  2. Si estás en medio de una situación estresante, tómate un tiempo para detenerte y respirar. Puedes rezar, meditar o simplemente respirar profundamente, el objetivo es tomarte un momento para relajarte. Acepta que no tienes el control de la situación.
  3. Enfócate en lo que va bien y trabaja para convertirlo en una parte grande de tu vida. Tu madre puede estar enferma, pero puedes tomar el tiempo que pasas con ella para desarrollar una relación mejor que la que tenían en el pasado.
  4. Conversa sobre lo que sientes con otros en la situación. Incluso si no cambia nada, ayudará a que otros se den cuenta que no son los únicos que lidian con esas sensaciones, lo cual es una forma de dar apoyo. También abre la conversación, de modo que otros tienen la oportunidad de hablar también de sus sentimientos.
  5. Examínate en busca de señales de depresión. Las situaciones estresantes de duración larga pueden llevar a la depresión y sentirte inútil puede ser un síntoma de depresión, especialmente si está acompañado de otros síntomas.
    • Los síntomas de la depresión incluyen problemas para concentrarse, sensación de pesimismo, desinterés en cosas que por lo general disfrutabas, sensación de culpabilidad, de cansancio adicional, de estar constantemente triste e incluso puedes experimentar síntomas físicos como dolores de cabeza y de estómago.
    • Sentirte triste en ocasiones no significa estar deprimido. La depresión se trata de un periodo prolongado en el que no te importa nada y te sientes triste. Cuando los síntomas comienzan a invadir tu vida, es posible que tengas depresión.
  6. Consulta a un médico si sospechas que tienes depresión. Si tienes depresión, es posible que necesites medicamentos o buscar una terapia que te ayude a trabajar algunos problemas, lo cual puede ayudarte a aliviar la sensación de inutilidad. Recuerda que tener depresión no es una señal de debilidad. Puede ocasionarse por un evento traumático en tu vida, pero también puede deberse a un desequilibrio químico que necesita corregirse. Asimismo, algunos medicamentos, tus genes y otros problemas como enfermedades pueden llevar a la depresión.

Consejos

  • Ayudar a otros te dará un sentido gratificante de propósito.
  • Reconoce lo que contribuyes con otros.

Advertencias

  • Siempre consulta con un médico si te preocupa tu salud mental.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página