Cómo hacer el castigo de las cosquillas a alguien

¿Quieres hacer que una persona se ría y se retuerza? El castigo de las cosquillas es una de las formas más divertidas de “vengarte de alguien” por algo, en los juegos como "penitencia" cuando pierde o simplemente para hacerlo aullar de la risa. Esto es lo que debes hacer:

Pasos

  1. Ata a la persona a la que le vas a hacer cosquillas.
  2. Mueve tus dedos para asustarlo por lo que le vas a hacer.
  3. Hazle cosquillas en sus axilas y estómago sin piedad.
  4. Dile a tus amigos que le hagan cosquillas en las costillas y en los pies.
  5. Haz que otro amigo le haga cosquillas en su cuello. Esto puede llevar a gritos, risas y algo de “Deténganse, ¡por favor!, ja jaja ja, no puedo respirar”, gritos, grandes sonrisas y mucho pataleo.

Alternativa malvada

  1. Ata a la persona a la que le vas a hacer cosquillas.
  2. Dile a tus amigos que vengan a ayudarte, por ejemplo, alrededor de 5 o 6 personas sería lo ideal. Pero antes de que otros se unan (pídeles que se escondan) y poco a poco atormenta a la víctima moviendo los dedos cerca de lugares… Véndale los ojos de la víctima para que crea que sólo tú le vas a hacer cosquillas.
  3. Haz una señal en silencio para que los otros se acerquen y (sería una buena idea hacerlo antes de que ates a la víctima) dile a dos de tus amigos que hagan cosquillas en las axilas, dos en los pies, uno en las piernas (sobre las rodillas) y después cuentas “uno, dos, tres” y todos hacen cosquillas al mismo tiempo. ¡Eso volverá loco a la víctima! Después puedes lamer su ombligo y atacar las cosquillas al mismo tiempo.

Consejos

  • Para tener más diversión, asegúrate que al menos dos o tres personas te ayuden. Más personas significa más diversión.
  • Cuando le hagas cosquillas en sus pies, quizás estruje sus dedos para evitar que le hagas cosquillas ahí. Para prevenir esto, ata los dedos gordos a algo para evitar que los mueva cuando le hagas cosquillas, o puedes sujetarlos con una mano.
  • Si te sientes particularmente malvado, venda sus ojos. El factor sorpresa aumentará sus cosquillas.
  • Ríe, haz muecas y hazle bromas para que esa persona se ría aún más.
  • Asegúrate que la persona a la que le vas a hacer cosquillas no tenga camiseta ni zapatos. Puedes hacerle cosquillas en los pies si trae calcetas (de hecho sentirá más cosquillas), o puedes hacerlo con los pies descalzos.
  • Hacerle cosquillas 2 o 3 pulgadas separado de su piel puede ser más efectivo que realmente tocarlo, siempre y cuando pueda ver tus dedos y no se pueda escapar.
  • Si no se ríe, pero tiene una sonrisa gigante, no te preocupes. Sólo porque no puedas escuchar ninguna risa por las cosquillas (siempre y cuando esté sonriendo) no significa que no sienta cosquillas.
  • Dile, “dejaré de hacerte cosquillas cuando mojes los pantalones.”
  • Asegúrate que todos se estén divirtiendo. Sólo asegúrate de detenerte a tiempo.

Advertencias

  • Asegúrate que la persona a la que le hagas cosquillas pueda respirar. Puedes darle pequeños “descansos” de vez en cuando. Podría ser un problema si dejara de respirar…
  • Si alguien te dice que dejes de hacerle cosquillas, o se enoja, DETENTE. No hacer esto puede considerarse un abuso.
  • La persona a la que le hagas cosquillas puede vengarse de ti algún día. ¡Así que prepárate! Si te llevas, te aguantas.
  • Asegúrate que la persona que le hagas cosquillas le guste que le hagan cosquillas. Algunas personas odian cuando les haces cosquillas, y es un abuso tocarlas cuando no quieren ser tocadas.
  • Ten cuidado con los amigos de la víctima, porque quizás se venguen de ti algún día.

Cosas que necesitarás

  • Plumas
  • Un cepillo
  • Un cepillo de dientes eléctrico
  • Dedos
  • Amigos
  • Una víctima
  • Césped
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página