Cómo hacer cupcakes

Los cupcakes son muy sabrosos y son perfectos para casi toda ocasión. Ya sea que quieras organizar una fiesta divertida, celebrar un cumpleaños, otra ocasión especial o solo porque quieres disfrutar un postre exquisito sin motivo alguno, entonces los cupcakes serán lo que necesitas. Las variedades son infinitas y si te gustaría aprender a prepararlos, sigue los pasos a continuación.

Preparar cupcakes tradicionales

  1. Precalienta el horno a 160 °C (325 °F).
  2. Pon los forros de papel en el molde para cupcakes. Reserva el molde.
  3. Combina la harina, la azúcar, la levadura química y sal en un tazón. Combina 1 ¾ tazas de harina para repostería (no leudante), 1 ¼ tazas de harina común sin blanquear, 2 tazas de azúcar y 1 cucharadita de levadura química en un tazón. Combina los ingredientes hasta que estén mezclados, aproximadamente unos 3 minutos.
  4. Agrega 4 barras de mantequilla sin sal en cubos a la mezcla. Mézclalas hasta que la mantequilla solo esté enharinada.
  5. Agrega 4 huevos grandes a la mezcla, uno por uno. Agrégalos uno por uno hasta que cada huevo esté incorporado a la mezcla.
  6. Añade 1 taza de leche entera y 1 cucharadita de extracto puro de vainilla a la masa. Combina muy bien los ingredientes y date el tiempo para raspar el tazón de modo que nada se quede pegado.
  7. Echa la masa en cada espacio hasta 2/3 de su capacidad. Así los cupcakes tendrán el espacio suficiente para expandirse.
  8. Hornéalos durante 17 a 20 minutos. Después de 15 minutos, introdúceles un mondadientes. Cuando salga limpio, querrá decir que los cupcakes están listos y que deberás sacarlos del horno. Revísalos cada 2 minutos hasta que estén listos.
  9. Haz el glaseado. Podrás hacerlo mientras los cupcakes estén en el horno. Para preparar el glaseado, bate 2 barras de mantequilla blanda, 3 tazas de azúcar en polvo, ½ taza de leche y 2 cucharaditas de extracto de vainilla. Bate la mezcla con una espátula hasta que esté suave. Poco a poco, agrega las otras 3 tazas de azúcar hasta que esté suntuoso y cremoso.
  10. Deja enfriar los cupcakes. Déjalos enfriar al menos de 3 a 5 minutos para que el calor no derrita el glaseado.
  11. Decóralos con el glaseado. Con una cuchara o espátula, echa el glaseado de manera generosa sobre la parte superior de los cupcakes.
  12. Sírvelos. Disfruta de estos cupcakes exquisitos en cualquier momento a temperatura ambiente.

Preparar cupcakes blanco y negro

  1. Precalienta el horno a 170 °C (350 °F).
  2. Pon los forros de papel de 6 cm (2,5 pulgadas) en un molde para 24 cupcakes. Resérvalo.
  3. Combina la leche chocolatada, el aceite, los huevos y la mezcla de pastel en un tazón grande. Combina 1 1/3 tazas de leche chocolatada, ½ taza de aceite de canola, 3 huevos grandes y 1 paquete de 500 g (20 oz) de mezcla para pastel de chocolate negro en un tazón.
  4. Mezcla los ingredientes. Con una batidora, mézclalos a baja velocidad durante 30 segundos. Con una espátula de goma, raspa los lados del tazón y bate la mezcla a velocidad media 2 minutos más.
  5. Con una cuchara, echa la masa a los moldes preparados. Con una cuchara, echa la masa a los moldes hasta 2/3 de su capacidad, así los cupcakes tendrán el espacio suficiente para expandirse.
  6. Hornéalos durante 18 a 24 minutos. Después de 15 minutos, introdúceles un mondadientes. Cuando salga limpio, querrá decir que los cupcakes están listos y que deberás sacarlos del horno. Revísalos cada 2 minutos hasta que estén listos. Luego, sácalos del molde y déjalos enfriar en una rejilla.
  7. Prepara el relleno de malvavisco. Podrás hacerlo mientras los cupcakes estén en el horno. Calienta en el microondas 3 cucharadas de mantequilla sin sal en un tazón con tapa para microondas. Luego, incorpora 1 ½ frascos de 200 ml de crema de malvavisco a la mantequilla. Luego, calienta en el microondas la crema y la mantequilla 1 minuto más. Deja enfriar la mezcla unos 2 minutos y luego bátela con una batidora eléctrica 1 minuto, como mínimo, hasta que esté suave.
  8. Haz una incisión de 1 cm (1/2 pulgada) en el centro de la parte inferior de cada cupcake. Con una cuchara, echa el relleno de malvavisco en una manga pastelera que tenga la punta redonda. Introduce el relleno en las incisiones del cupcake.
  9. Combina 2/3 taza y 1 cucharada de jarabe de maíz claro en una cacerola pequeña. Calienta los ingredientes a fuego medio hasta que hiervan. Luego, vierte 1 paquete de 300 g (10 oz) de chispas de chocolate negro a la mezcla y revuélvela hasta que esté completamente suave. Déjala enfriar hasta que espese, unos 4 a 5 minutos.
  10. Remoja la parte superior de los cupcakes en la mezcla de chocolate. De ser necesario, dale uniformidad a la parte superior con un cuchillo. Luego, colócalos en otro forro de papel y deja que el chocolate se endurezca un poco.
  11. Con una cuchara, echa el glaseado de vainilla a una manga pastelera. Esta manga deberá tener la punta redonda. Haz una línea de puntos pequeños en el centro de cada cupcake; deberán cruzarse un poco. Luego, espera unos cuantos minutos para que la mezcla de chocolate cuaje.
  12. Sírvelos. Disfruta de este postre delicioso solo o con una taza de leche.

Cupcakes de tiramisú

  1. Precalienta el horno a 160 °C (325 °F).
  2. Pon los forros de papel en un molde de muffins de tamaño estándar.
  3. Tamiza la harina de repostería, la levadura química y la sal. Tamiza 1 ¼ tazas de harina de repostería (no leudante), ¾ cucharadita de levadura química y ½ cucharadita de sal gruesa.
  4. Corta una vaina de vainilla a la mitad. Saca las semillas y resérvalas.
  5. Calienta ¼ taza de leche y la vaina con las semillas de vainilla en una cacerola pequeña a fuego medio. Calienta la mezcla hasta que veas burbujas en el borde. Luego, retírala del fuego.
  6. Agrega 4 cucharadas de mantequilla sin sal hasta que se derrita, sin dejar de batir. Deja que la mezcla repose 15 minutos para que espese.
  7. Cuela la mezcla de leche y que caiga a un tazón. Tira la vaina de vainilla a la basura.
  8. Bate los huevos enteros, las yemas y la azúcar. Con una batidora eléctrica, bate a velocidad media 3 huevos enteros, 3 yemas de huevo y 1 taza de azúcar granulada.
  9. Pon el tazón sobre una cacerola de agua hirviendo a fuego lento. Bate los ingredientes a mano hasta que la azúcar esté disuelta y la mezcla esté tibia. Te tomará unos 5 a 6 minutos. Luego, retira el tazón del fuego.
  10. Con una batidora eléctrica, bate la mezcla a velocidad alta. Sigue batiéndola hasta que esté de color amarillo pálido, esponjosa y con la espesura suficiente para sostener un lazo en la superficie durante unos cuantos segundos al tener levantada la batidora.
  11. Incorpora la mezcla de harina a la mezcla de huevo en tres tandas. Primero, incorpora ½ taza de masa a la mezcla de leche para espesarla, luego incorpora la mezcla de leche al resto de la masa hasta que hayas combinado todos los ingredientes.
  12. Echa la masa en cada espacio hasta 2/3 de su capacidad. Así los cupcakes tendrán el espacio suficiente para expandirse. Distribuye la masa de manera uniforme.
  13. Hornéalos durante 20 minutos. A la mitad de la cocción, voltea los moldes. Sigue cocinándolos hasta que el centro esté sólido (podrás probarlos introduciendo un mondadientes en el centro de los cupcakes) y los bordes estén de color dorado claro. Luego, pon los moldes en rejillas para que se enfríen por completo.
  14. Haz el jarabe. Para hacer el jarabe, revuelve 1/3 taza de café muy fuerte, 30 ml (1 oz) de vino marsala y ¼ taza de azúcar granulada hasta que la azúcar esté disuelta. Deja que el jarabe enfríe.
  15. Pasa una brocha de jarabe en la parte superior de los cupcakes. Sigue haciéndolo hasta que se acabe todo el jarabe. Déjalos absorber el líquido durante 30 minutos.
  16. Haz el glaseado. Con una batidora eléctrica, bate a velocidad media 1 taza de crema de leche. Bate 200 g (8 oz) de queso mascarpone y ½ taza de azúcar en polvo hasta que la mezcla esté suave. Luego, incorpora la crema de leche batida a la mezcla de queso hasta que esté bien combinada.
  17. Echa una cucharada de glaseado sobre los cupcakes. Refrigéralos toda la noche en recipientes herméticos para que cuaje.
  18. Sírvelos. Espolvoréales cacao en polvo y disfrútalos cuando quieras.

Cupcakes con cinco ingredientes

  1. Reúne los ingredientes.
  2. Precalienta el horno a 180 °C (350 °F) .
  3. Pon la mantequilla y la azúcar. Bátelas hasta que estén esponjosas y bien mezcladas. Deberás empezar con una cuchara de palo, porque la mantequilla se atascará en la batidora de mano con mucha facilidad.
  4. Pon los huevos en porciones pequeñas y bate cada vez que los eches. La masa deberá estar un poco más líquida que antes.
  5. Agrega la harina mezclada con la levadura en polvo en porciones pequeñas y bate. Cuando termines, la masa se hará grumos, pero no deberás preocuparte, porque podrás suavizarla con una velocidad más alta.
  6. Pon la masa preparada en los moldes pequeños de cupcakes y hornéalos en el horno precalentado durante unos 20 a 25 minutos.
  7. Esparce glaseado o frosting sobre los cupcakes y sírvelos.

Otros tipos de cupcakes

  1. Haz cupcakes de chocolate. Haz estos cupcakes de chocolate deliciosos y sencillos con una cantidad saludable de chispas de chocolate.
  2. Haz cupcakes de vainilla. Haz estos ricos cupcakes de vainilla con huevos, harina, unos cuantos ingredientes más y el glaseado de tu preferencia.
  3. Haz cupcakes veganos. Si eres vegano, pero te gusta lo dulce, haz estos deliciosos cupcakes veganos. Al reemplazar la leche regular por leche de soya y algunos otros cambios, tendrás cupcakes veganos en un santiamén.
  4. Haz cupcakes de smore (galleta tipo graham, chocolate y malvaviscos. Si te encantan los ingredientes riquísimos de los smore, tales como el chocolate y las galletas dulces, entonces te encantará preparar este cupcake. Va cubierto de un glaseado de malvavisco cremoso.

Ingredientes

Método uno: Cupcakes tradicionales

  • 1 3/4 tazas de harina para repostería (no leudante)
  • 1 1/4 tazas de harina común sin blanquear
  • 2 tazas de azúcar
  • 1 cucharada levadura química
  • 3/4 cucharadita de sal
  • 4 barras de mantequilla sin sal, en cubos
  • 4 huevos grandes
  • 1 taza de leche entera
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 6 tazas de azúcar en polvo
  • 1/2 taza de leche
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Método dos: Cupcakes blanco y negro

  • 1 1/3 tazas de leche chocolatada
  • 1/2 taza de aceite de canola
  • 3 huevos grandes
  • 1 paquete de 500 g (20 oz) de mezcla para pastel de chocolate negro
  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 1 ½ frascos de 200 ml de crema de malvavisco
  • 1 paquete de 300 g (10 oz) de chispas de chocolate negro
  • 2/3 taza de crema de leche
  • 1 cucharada de jarabe de maíz claro
  • ½ lata de 350 ml (12 oz) de glaseado de vainilla batido

Método tres: Cupcakes de tiramisú

  • 1 1/4 tazas de harina cernida (no leudante)
  • 3/4 cucharadita de levadura química
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa
  • 1/4 taza de leche
  • 1 vaina de vainilla a la mitad
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 3 huevos enteros
  • 3 yemas de huevo
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 1/3 taza de café fuerte recién hecho
  • 30 ml (1 oz) de vino marsala
  • 1/4 taza de azúcar granulada
  • 1 taza de crema de leche
  • 200 g (8 oz) de queso mascarpone
  • 1/2 taza de azúcar en polvo tamizada
  • Cacao en polvo sin azúcar

Método cuatro: Cupcakes con cinco ingredientes

  • 125 g de mantequilla
  • 122 g de azúcar
  • 130 g de harina
  • 4 g de levadura química
  • 2 huevos
  • Glaseado o frosting, si lo deseas

Advertencias

  • No los cocines demasiado, ¡sino saldrán secos!

Cosas que necesitarás

  • Un molde para 12 cupcakes
  • Cucharones de madera
  • Tazones
  • Bandeja para hornear
  • Colador
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página