Cómo quitar chicle de la piel

La adhesión del chicle a la piel puede ser una experiencia bastante frustrante. Quizás el chicle haya caído de tu boca mientras dormías o tal vez colocaste tu brazo sobre un pedazo de chicle por accidente. Probablemente, no lo hiciste a propósito y puede resultar doloroso tratar de retirarlo de la piel con ayuda de los dedos. Afortunadamente, existen varias técnicas que puedes emplear para hacer que el proceso sea más fácil y menos doloroso.

Utilizar vaselina

  1. Compra vaselina regular sin olor. Puedes adquirirla en tu farmacia local. Si es necesario, puedes escoger una versión genérica si lo que deseas es ahorrar un poco de dinero. Cualquier tipo de gel de petróleo o sustancia similar a la vaselina contiene el mismo gel que se adhiere al chicle y origina que este pierda su cualidad de pegajoso. Por lo tanto, el chicle se endurece y se desprende de la piel con más facilidad.
    • Puedes comprar el envase más pequeño posible si no usas la vaselina a menudo, ya que solo necesitarás una pequeña cantidad para desprender el chicle de tu piel.
  2. Aplica la vaselina sobre el área afectada. Frótala sobre el área de piel adyacente al chicle y sobre el mismo chicle. Probablemente solo necesites una cantidad de vaselina similar a una moneda de 5 centavos. Siéntete libre de usar más si piensas que será útil. Sin embargo, no hay necesidad de exagerar.
  3. Espera a que el chicle se desprenda. Cuando coloques la vaselina sobre el chicle, este se contraerá y se desprenderá. Sin embargo, debes esperar aproximadamente un minuto para que este proceso sea completamente efectivo.
    • No intentes desprender el chicle inmediatamente después de aplicar la vaselina. Por el contrario, deja que la vaselina penetre el chicle y tu piel primero.

Utilizar mantequilla de maní

  1. Busca una toalla vieja y un poco de mantequilla de maní cremosa. La mantequilla de maní cremosa funcionará mejor que la mantequilla de maní con trozos, ya que así minimizarás el desorden que puedas causar. También necesitarás buscar una mantequilla de maní cremosa que tenga alto contenido de aceite. Asimismo, busca mantequilla de maní que tenga alto contenido de grasa.
    • El aceite en la mantequilla de maní es lo que ayuda a disolver el chicle y desprenderlo de la piel o el cabello.
    • Podrás encontrar mantequilla de maní en la mayoría de supermercados. Asimismo, debes asegurarte de que no necesitarás usar nuevamente la toalla que escogiste, ya que podría quedar muy sucia.
    • Evita usar una toalla blanca, ya que podría quedar manchada.
  2. Usa un cuchillo para untar mantequilla de maní sobre la toalla. No necesitas cubrir toda la toalla. Un cuadrado de 10x10 cm (4x4 pulgadas) será suficiente para eliminar el chicle. Coloca una cantidad generosa de mantequilla de maní en este cuadrado.
  3. Frota la mantequilla de maní sobre el chicle hasta que este empiece a desprenderse. Restriégala con la otra cara de la toalla y entonces el chicle se desprenderá. De ser necesario, usa un cepillo de cabello para eliminar el chicle.
  4. Límpiate. Es posible que quedes un poco sucio luego de aplicar la mantequilla de maní para despegar el chicle. Lava tu piel con un poco de agua fría para eliminar cualquier rastro de mantequilla de maní.

Utilizar aceite

  1. Vierte un poco de aceite vegetal sobre el chicle. Busca aceite de cocina regular, tal como el aceite de canola o de oliva y vierte un pequeño chorro en la parte de tu piel donde se haya adherido el chicle. Podría resultar más fácil verter un poco de aceite en una cuchara y luego verter el contenido de la cuchara sobre el área afectada para evitar generar desorden.
    • El chicle es un material hidrofóbico, lo que significa que no puede disolverse en el agua. Sin embargo, usar otros materiales hidrofóbicos puede ser útil para reducir la cualidad de pegajoso del chicle y causar que este se disuelva. El aceite y la grasa son hidrofóbicos, por lo que son la opción perfecta.
  2. Frota el aceite sobre el chicle con ayuda de tu mano. El aceite hará que el chicle se desprenda naturalmente sin causarte dolor. Asegúrate de esperar algunos minutos para que el aceite penetre en el chicle y en tu piel. Al frotar el chicle, este empezará a disolverse. Sé paciente y no tendrás que arrancar el chicle de tu piel usando tus manos.
    • La razón por la que la mantequilla de maní es tan efectiva para eliminar el chicle es porque contiene aceite de maní. Otros aceites, tal como el aceite vegetal o de canola, son igual de efectivos.
  3. Pasa un peine o cepillo de cabello sobre el chicle. Una vez que el chicle haya empezado a disolverse con ayuda del aceite, puedes retirar el resto del chicle al pasar un peine o cepillo de cabello por tu piel. Esto funciona bien particularmente en aquellos casos en los que el chicle se adhiere en áreas que tienen bastante cabello. Si sientes dolor, detente y aplica más aceite en el área.

Consejos

  • Todos los métodos funcionan, pero muchos recomiendan utilizar mantequilla de maní porque es la mejor técnica para la eliminación del chicle. Sin embargo, la vaselina podría ser más conveniente.
  • También puedes utilizar agua o cubos de hielo para eliminar el chicle.
  • Si utilizarás agua, asegúrate de que sea agua fría.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página