Cómo elegir los colores de tu boda

El esquema de colores que utilices en tu boda podrá transmitir una sensación, así que elige sabiamente. Concentrarse pronto en el esquema de colores es importante para asegurarse de que todo lo demás está bien coordinado y va a juego con todo el lote. Los colores dependen de ti, pero tendrás que tener en cuenta con el lugar donde te cases y la formalidad o informalidad de la ceremonia y la recepción.  La complejidad o simplicidad del esquema de colores es otra parte de las decisiones que deberás tomar, y dependerá de tus gustos, tu presupuesto y la paciencia. Estos son los factores más importantes a la hora de elegir los colores.

Pasos

  1. Usa tu sombra favorita. Si estás enamorada del lavanda pálido desde primero de primaria, es un buen punto por donde empezar. Puedes incorporar cualquier color a la decoración de tu boda seleccionando el tono adecuado y combinándolo con los acentos adecuados.
    • ¿Cuáles son los colores que más te gustan? Si son muchos, ¿son compatibles?
    • Comprueba tu armario. Dejando de lado el negro, ¿Qué otros colores abundan en tu ropa? Estos colores indican tus preferencias generales.
  2. Considera el escenario. Mira los colores que se usan en la alfombra y decoraciones del lugar de reunión. Si ya te has decidido por un color, tendrás que elegir un esquema que lo complemente. Puede que necesites un local con unos colores más neutrales, pero esto debes decidirlo al principio, porque puede que no se puedan hacer cambios en el local.  Ten una mente abierta sobre esto.
    • Los edificios viejos pueden tener unas alfombras y cortinas con unos patrones muy elaborados. Puede que estos choquen con tu esquema deseado.
    • Si los colores del local son muy fuertes y tú ya te has decidido por otros, considera usar algo predominantemente blanco para pegar lo mejor posible. Esto te permitirá añadir toques con tus colores.
    • Para bodas en el exterior, busca colores que sugieran la belleza del exterior.
  3. Estate preparada para tener dos esquemas diferentes de colores por si tu iglesia y tu comedor son muy diferentes en tonos. En general, es más probable que tengas más libertad de usar colores en el comedor que en la iglesia. De todas formas, puedes llevar ramos de flores con los colores que te gusten a la ceremonia.
  4. Apunta tus flores favoritas. Si te encantan los girasoles, no hay motivo para que no puedas añadirlos. Incorpora el color predominante de tus flores preferidas, usándolo como sombra o acento, y todo irá bien conjuntado.
  5. Consulta la estación. Decorar es simple cuando te guía la madre naturaleza, así que deja que los colores naturales de la estación te guíen. Eso no significa que te atengas a los rosas de la primavera y el marrón del otoño. Solo asegúrate de que tus colores complementen los pétalos y el follaje de la temporada en esos días del año.  
  6. Recuerda los vestidos de las damas de honor. Si quieres que tus damas vayan conjuntadas con tu color, debes decidir si es un color que siente bien en conjunto contigo. Puede que debas aceptar variaciones en las sombras para tener a todas las damas contentas, especialmente si es un color que no les haga ilusión a muchas de ellas.
  7. Haz que tu hombre se involucre. La faja, la chaqueta y la corbata pueden ser del mismo color del tema de la boda.
  8. Incorpora el color con cuidado. Es común tener una paleta de colores con cinco colores principales para muchas bodas, pero debes tener cuidado de que no sean abrumadores o crearán una sensación de desequilibrio.
    • Usa el color en las invitaciones, las tarjetas, los lazos de los ramos y en la tarta.
  9. Ten cuidado con el color de tu tarta de boda. Ve a por la simplicidad de color, ya que la comida con colores brillantes no es muy atractiva.

Consejos

  • No olvides que la cultura tiene un papel importante en los colores de tu boda. Asegúrate de no elegir colores que no signifiquen nada para ti o tengan un significado negativo para aquellos que te rodean.
  • Los colores que pegan bien con el blanco son: oro, plata, negro, rosa pastel, rosa fucsia, lila y azul.
  • Incluso el vestido de la novia puede ser de diferente color. El blanco no es esencial, sólo es una tradición de la época victoriana que no tienes por qué seguir. Sus variantes son el marfil, alabastro, crema y demás. Puedes cambiar completamente y vestir del color que más te guste. Es importante hacer saber a los miembros de tu familia que no vas a ir de blanco, para que tengan cuidado con sus colores.
  • Otra cosa a tener en cuenta es el cómo los colores afectan al humor de la gente. Esto puede ayudarte a decidir qué tipo de ambiente quieres causar. Hay muchas Web en las que se discute sobre esto, así que echa un vistazo en internet.

Advertencias

  • En las culturas del oeste es tradicional evitar el negro en las bodas. Las invitadas tampoco deben ir de ese color ya que está asociado con los funerales. Puede ser percibido negativamente.

Cosas que necesitarás

  • Cambios de color
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página