Cómo darle mantenimiento al sistema endocrino

Mantener un sistema endocrino saludable permite a tu cuerpo realizar muchas de sus funciones vitales, como la de crecimiento, desarrollo, reproducción y protección contra enfermedades. El sistema endocrino también puede afectar algunos aspectos de la personalidad y el modo de comportarse. Un sistema endocrino poco saludable puede propiciar enfermedades relacionadas con la tiroides, osteoporosis, y muchos otros problemas de salud ya sean leves o altamente riesgosos. Esta guía te ayudará a mantener tu sistema endocrino en buen estado.  

Pasos

  1. Lleva una dieta saludable para mantener un peso adecuado y una secreción balanceada de sustancias químicas por parte de tus glándulas endocrinas.
    • Existen varios platos del buen comer o guías nutrimentales, algunas interactivas, para determinar las porciones de vegetales, gruta, cereales, granos y proteínas que son ideales para cada persona.
    • Para mantener un buen balance en tu consumo de calorías, no debes renunciar a todas tus comidas favoritas: sólo reduce las porciones.
    • La mitad de tu dieta debería estar integrada por frutas y vegetales, y al menos la mitad de los granos que consumas deberían ser granos enteros.
    • Lee las etiquetas con información nutrimental para tomar decisiones informadas sobre la  cantidad de sodio, azúcar, grasa y calorías que consumes.
    • Para las mujeres, el consumo de calcio es especialmente relevante para evitar osteoporosis, que produce debilidad en los huesos por una baja densidad ósea. La leche es una buena fuente de calcio, aunque es preferible consumirla en sus versiones bajas en grasa.
    • La diabetes tipo II es uno de los padecimientos endocrinos más frecuentemente ligados a la obesidad. Comer con mesura grasas y vigilar tu ingesta de calorías te ayudará a reducir riesgos, mantener un peso saludable y un sistema endocrino balanceado.
  2. Toma conciencia de tus antecedentes familiares y monitorea constantemente los niveles de tu sistema endocrino si en tu familia hay un historial de padecimientos de diabetes o hipotiroidismo.
    • Avísale a tu médico personal si hay alguien en tu familia con problemas del sistema endocrino.
    • Aunque no puedes cambiar tus antecedentes familiares, estar enterado de ellos te puede ayudar a prevenir más efectivamente: llevar una dieta saludable, hacer ejercicio y diagnosticar oportunamente cualquier anormalidad para corregirla.
    • Si el historial médico de tu familia te coloca en un alto riesgo de padecer enfermedades de este tipo, puedes consultar directamente a un endocrinólogo.
  3. Reduce tus niveles de estrés para evitar que tu cuerpo secrete continuamente sustancias químicas que pueden desequilibrar o debilitar tu sistema inmunológico.
    • El estrés, ya sea físico, emocional o ambienta, puede afectar la homeostasis: el equilibrio del organismo. Algunas glándulas endocrinas secretan hormonas que te ayudan a reducir el estrés, pero debe ser una medida de respuesta muy ocasional. Una secreción prolongada puede debilitar las defensas del cuerpo, además de inhibir los esteroides naturales del organismo. A largo plazo, esto puede dañar a diferentes órganos del cuerpo e incluso hacerlos colapsar.
    • Reduce el estrés durmiendo lo suficiente, usando técnicas de relajación y manteniendo una actitud positiva.
    • La cantidad de sueño que tu organismo necesita para funcionar correctamente puede variar mucho de un individuo a otro, pero un adulto promedio requiere dormir entre 7 y 9 horas; los adolescentes entre 8.5 y 9.25 horas; los niños entre cinco y diez años deberían dormir de 10 a 11 horas; los niños en edad preescolar requieren entre 11 y 13 horas; los bebés requieren de 12 a 15 horas, y los recién nacidos entre 12 y 18.
    • Los métodos de relajación pueden incluir actividades que permitan meditar, como tomar caminatas, pintar o tejer -cualquier cosa calmada y repetitiva- o bien concentrarse durante unos minutos para respirar profundamente o encontrar un lugar donde uno se puede recostar para tranquilizar el ritmo cardiaco.

Advertencias

  • Las mujeres tienden a padecer anormalidades endocrinas con más frecuencia que los hombres, incluyendo osteoporosis y un mal funcionamiento de la tiroides.
  • Una investigación realizada por la Universidad de Chicago y publicada en Junio de 2011 en la revista periódica de la Asociación Norteamericana de Medicina descubrió que los hombres que dormían menos de cinco horas diarias durante toda la semana tenían una producción deficiente de testosterona -una función del sistema endocrino- que es crucial para una formación adecuada de masa y fuerza muscular, además de propiciar una densidad ósea óptima.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página