Cómo limpiar el escritorio

El escritorio. ¿Hay algún lugar mejor para el trabajo de un intelectual? El bolígrafo del escritor, el lápiz del ingeniero, los papeles del contribuyente, todos encuentran su cielo en el escritorio. Así es que limpiar y organizar tu escritorio es una idea muy importante.

Pasos

  1. Despeja el escritorio. Quita todos los papeles y otros objetos hasta que puedas ver la superficie de tu escritorio. Apila TODO en el suelo excepto los componentes de la computadora, el teléfono, y del organizador, adecuadamente mientras los vayas despejando. La guía telefónica, la engrapadora, bolígrafos y lápices, cinta adhesiva, etc., van en las “cosas que deben estar a la mano”. Revisa la fecha y el asunto de cada cosa que recojas. Si está desactualizado, y ya no es algo importante, o ya no lo necesitas, échalo al bote de reciclaje. Pon las cosas que pertenezcan a otras personas en el montón asignado para “cosas que van en otro lugar”.
  2. Despejar las gavetas del escritorio y gabinetes y haz lo mismo con sus contenidos (no te olvides del la superficie del escritorio).
  3. Limpia todas las superficies con un paño húmedo y limpiador, aplica cera y luego sécalas.
  4. Alinea los libros y carpetas que usas diariamente para establecer un perímetro en tu área de trabajo. No incluyas los que usas una vez por semana o menos. Debes tener en mente que algunos libros y carpetas pueden colocarse en los estantes mientras los estés organizando.
  5. Decide el orden de los artículos que van los estantes dependiendo de la necesidad, dejando sólo las cosas que se vean presentables o que uses regularmente para volverlas a poner los estantes. (busca cubiertas nuevas para las cosas que necesites usar a diario para que tengan una nueva apariencia). El resto puede ir en los gabinetes o en estantes separados cerca del escritorio.
  6. Organiza a tus estantes, dejando en la mínima cantidad de adornos posibles sin dejar de reemplazar las cosas en los estantes de alta prioridad. No olvides usar el área de hasta arriba esto es un buen espacio para las cosas que no son de trabajo, como plantas o fotos grandes. NO pongas artículos de trabajo hasta arriba.
  7. Usa la gaveta más cercana para las cosas que deben estar a la mano, dejando afuera los artículos que DEBEN estar encima el escritorio. Recuerda mantener las cosas superfluas lejos del teclado y del mouse.
  8. Designa una gaveta para los “proyectos actuales”. Necesitas un espacio para mantener cosas (además del escritorio) para las cosas en las que estés trabajando.
  9. Designa una gaveta para artículos de papelería, block de notas, o lo que uses regularmente en tu trabajo.
  10. Guarda el resto de los artículos que debas guardar en los estantes o en los gabinetes.
  11. Quita las cosas que deban ir en otro lugar y llévalas a su lugar correcto.
  12. Examina tu sistema de archivos. ¿Tienes un espacio adecuado para archivos? Carpetas, gabinetes para archivos, cajas para archivos, muebles de gavetas plásticas para archivar son buenas opciones. Si necesitas crear espacio para archivar, haz una lista de las categorías y temas generales. Crea secciones y folders en tu espacio para archivar con estos títulos. Si el espacio es suficiente, empieza a archivar tus papeles.
  13. Visita una tienda de artículos de oficina. Consigue los materiales para archivar lo que necesites y otros artículos que te ayuden a organizarte. Entre estos, revisteros, bandejas para documentos, sistema de gavetas, contenedores para suplementos de papelería, etc.
  14. Usa lo que compraste. Usa tus nuevas herramientas para organizar, para fortalecer y organizar tu escritorio.
  15. Designa un espacio para “Las cosas que necesitan atención”. Siempre habrá un grupo de materiales que irán en esta categoría. Tal vez quieras dedicar un archivo o gaveta especialmente para esas cosas. Sin importar que hagas, NO USES la superficie del escritorio para esas cosas porque pueden quitarte espacio en el escritorio.
  16. ¡Ya has terminado! Ahora puedes empezar a trabajar en un espacio nítido y eficiente. Probablemente trabajar es mejor y más rápido en un área despejada. (tal vez quieras empezar con los artículos que necesitan atención). De aquí en adelante, recuerda estos consejos:
  17. Sólo debes tener tu proyecto actual en la superficie tu escritorio. Todo lo demás debe guardarse en cuanto lo termines, debe ser archivado en cuanto esté completado, puede ser puesto en el espacio de “atención” con prioridad.
  18. Guarda algunos minutos a diario para despejar tu escritorio en un día de negocios. Si debes usarlo, apúntalo en tu calendario como una cita.
  19. Asegúrate de tener una lista para cada día para llevar a cabo tu trabajo, esto te ayudará.
  20. Listo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página