Cómo limpiar una muñequera

Una muñequera es una prenda que se usa para dar apoyo a la muñeca después de una lesión, para prevenir daños mayores. Se usa para ayudar a estabilizar tu muñeca y dar soporte a los ligamentos, ya que la mayoría de las lesiones de muñeca necesita inmovilizarse para asegurar su recuperación total. Debido al sudor natural del cuerpo y a que la recuperación de la muñeca toma varias semanas inclusive hasta algunos meses, tu muñequera puede llegar a mancharse, tener mal olor o ensuciarse. Para limpiarla, puedes lavarla a mano o en la lavadora de ropa.

Lavado a mano

  1. Sigue las instrucciones del fabricante. Si hay instrucciones de como limpiar la muñequera, síguelas para asegurarte de no dañarla.
    • Puedes encontrar estas instrucciones en la muñequera o dentro del paquete de la misma.
    • Normalmente estas instrucciones no ofrecerán un método de lavado completo, sino que incluirán información acerca de la temperatura adecuada de lavado, de los detergentes químicos que son seguros de usar, etc.
  2. Reúne tus materiales para prepararte para el lavado. Generalmente, es prudente lavar y limpiar la muñequera a fin de mantener tu higiene.
    • Para lavar la muñequera solo necesitarás tres cosas: detergente para ropa, vinagre y un trapo limpio.
    • Puedes sustituir el jabón puro o incluso detergente para platos por detergente para ropa.
  3. Añade 2 tazas de agua tibia, ½ cucharita de detergente para ropa y una cucharada de vinagre blanco en un recipiente. Estos ingredientes trabajaran juntos de distintas maneras para limpiar tu muñequera.
    • El detergente elimina los aceites producidos por las glándulas sebáceas de la piel.
  4. El vinagre blanco contiene ácido acético que tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas, que matarán las bacterias de la muñequera.
  5. Mezcla todos los ingredientes en un recipiente, asegurándote de que el detergente se disuelva totalmente para evitar dejar residuos en la muñequera.
  6. Retira las tablillas de metal que están dentro de la muñequera. Si tu muñequera contiene metal dentro, deberás removerlo antes de sumergirla en la solución.
  7. Esto se hace para evitar que la tablilla de metal se dañe u oxide.
    • Remoja la muñequera en la solución. Restriega la solución en la muñequera usando un trapo limpio.
    • Lávala con cuidado y completamente.
  8. Evita restregar muy fuerte para evitar daños.
    • Presta atención a las áreas pequeñas y escondidas, especialmente el área del dedo, para remover totalmente la suciedad y las bacterias.
    • Enjuaga la muñequera. Al enjuagarla cuidadosamente te asegurarás de que la solución de limpieza se remueva totalmente de la muñequera.
  9. Esto evitará que queden rastros o residuos de la solución de limpieza en la tela, una vez que la muñequera haya secado.
    • El exceso de residuos que permanece en la muñequera podría irritar tu piel, por lo tanto es mejor asegurarse de enjuagarla completamente.
    • Exprime el exceso de agua de la muñequera. Evita estrujarla mientras la exprimes para evitar dañarla.
    • Solo exprímela directamente para eliminar el agua.
  10. El estrujarla puede despedazar las fibras y debilitar la muñequera de manera significativa.
  11. Deja secar la muñequera al aire. Colócala en algún lugar con sombra, con buena corriente de aire para aumentar el secado.
    • No seques la muñequera bajo el sol, ya que los materiales artificiales pueden encogerse cuando se exponen a temperaturas altas.
    • Una vez que la muñequera esté completamente seca pon las tablillas de metal.

Lavado a máquina

  1. Busca la etiqueta que indique que la muñequera puede lavarse a máquina. Verifica una vez más la etiqueta de tu muñequera con las instrucciones de lavado.
  2. No todas las muñequeras pueden lavarse a máquina.
    • Si lavas tu muñequera en la lavadora sin haber verificado la etiqueta con las instrucciones de lavado, te arriesgas a dañarla permanentemente o a destruirla.
  3. Retira las tablillas de metal de la muñequera. Si la muñequera puede lavarse a máquina, suelta los ganchos y retira las tablillas de metal.
    • Esto evitará que se dañen las tablillas de metal internas que se usan para estabilizar y entablillar la muñeca.
  4. Cierra la correa antes del lavado. Asegura todos los sujetadores de la muñequera para evitar dañar las correas.
    • Si las correas cuelgan, podrían enredarse en las partes internas de la lavadora de ropa y arrancarse.
    • Para evitar dañar las correas de la muñequera, asegúrate de siempre asegurarlas en su propio velcro o con una banda elástica u otra forma de amarre.
  5. Lava la muñequera en agua tibia. El agua tibia es lo mejor para lavar muñequeras porque remueve de manera efectiva los aceites grasos y la suciedad.
    • El agua fría no es tan efectiva para retirar la suciedad y el aceite acumulado.
  6. Sin embargo, evita usar agua caliente, ya que la muñequera puede encogerse y dañarse.
    • Usa detergente suave. Cuando laves tu muñequera, asegúrate de usar detergente suave que se puede usar de manera segura con los materiales sintéticos de la muñequera.
    • Esto evita que los químicos fuertes y duros dañen la muñequera y quede inservible.
  7. Seca la muñequera al aire para evitar dañarla. Sécala al aire para evitar que el velcro y la tela se dañen.
    • Evita usar un secador caliente cuando seques la muñequera.
  8. Una vez que la muñequera esté completamente seca pon las tablillas de metal.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página