Cómo usar y leer un micrómetro

Si eres un mecánico, fabricante o profesional de los motores, las medidas exactas son una necesidad habitual. Cuando se trata de medir objetos cilíndricos o esféricos, un micrómetro exterior es la mejor herramienta a utilizar. Un micrómetro bien calibrado puede ser difícil de usar, pero con paciencia y práctica esta herramienta puede formar parte de tu conjunto de habilidades.

Medir

  1. Familiarízate con las partes de un micrómetro. Algunas partes son fijas y otras son móviles.
    • Carraca de parada
    • Tambor
    • Arco
    • Bloqueo del tambor
    • Husillo
    • Yunque
    • Cilindro
  2. Limpia el yunque y el husillo antes de empezar. Usa una hoja de papel limpio o un paño suave y sujétalo entre el yunque y el husillo. Gira con cuidado y aproxímalo a la hoja o el paño. Tira lentamente de la hoja o el paño.
    • Esta práctica no es un paso necesario para medir, pero si mantienes limpias las superficies del yunque y del husillo te asegurarás mediciones precisas.
  3. Sujeta el objeto en tu mano izquierda y colócalo sobre el yunque. El yunque es fijo y puede soportar más presión que el husillo. Asegúrate de que el objeto no se mueva o arañe la superficie del yunque.
  4. Toma el micrómetro con tu mano derecha. El arco debe reposar suavemente en tu palma.
    • También es posible sujetar el arco en un tornillo de banco; de este modo podrás disponer de ambas manos para el proceso de medición.
  5. Gira la carraca a la izquierda. Asegúrate de que el 0 en el cilindro esté alineado con la escala del tambor.
  6. Gira hasta que el husillo esté contra el objeto. Aplica fuerza suficiente. El tambor suele hacer clic. Tres clics son el punto correcto para parar.
  7. Ajusta el bloqueo del tambor mientras el micrómetro esté sobre el objeto. Aunque el tambor esté bloqueado, todavía puede moverse.
  8. Saca con cuidado el objeto. Asegúrate de evitar arañazos en ambas superficies del yunque y del husillo, ya que el más mínimo arañazo puede arruinar la exactitud de la medida del micrómetro.
  9. Anota la medida antes de desbloquear el tambor. En caso de que el tambor de afloje, asegúrate de medir otra vez.

Leer un micrómetro de 25 mm (1 pulgada)

  1. Aprende las diferentes escalas de números del tambor.
    • En el cilindro está la escala que mide 0,100 en el sistema decimal, cien milésimas o 1/10 de pulgada en el anglosajón.
    • Entre todos estos números hay tres líneas que representan 0,025 en el sistema decimal, lo que equivale a veinticinco centésimas de pulgada en el anglosajón.
    • El tambor tiene líneas con separaciones iguales que representan 0,001 en el sistema decimal, lo que equivale a una milésima de pulgada en el anglosajón.
    • Entre todos los números de la escala del tambor hay líneas que miden 0,0001 en el sistema decimal, lo que equivale a diez milésimas de pulgada en el anglosajón.
  2. Primero lee todos los números del cilindro. El último número visible lee las milésimas. Por ejemplo, en caso de que el último número que puedas leer en el tambor sea 5, entonces leerás 500 milésimas o 0,500.
  3. Lee cuantas líneas haya después de todos los números. Mira las marcas individuales expuestas junto a las centésimas y multiplica cada marca por 0,25. En este caso, 1 x 0,025 serían 0,025.
  4. Encuentra el número y la marca correspondiente en la escala del tambor más próxima pero inferior al eje de la línea de medida. En caso de que esté próxima a 1, entonces será 0,001.
  5. Suma estos tres números. En este caso sería 0,500 + 0,025 + 0,001 = 0,526.
  6. Da la vuelta al micrómetro para leer la marca de 10 milésimas. Lee la línea que esté más próxima al cilindro. En caso de que se alinee con 1, entonces la medida se deberá leer 0,5261.

Leer un micrómetro de métrica

  1. Aprende las diferentes escalas de números del tambor.
    • La línea del tambor suele indicar milímetros en la parte superior, y las marcas bajo esta línea representan medio milímetro.
    • Las marcas del tambor suelen llegar hasta 50 y cada línea representa 1 centésima de milímetro o 0,01 mm.
    • Las líneas horizontales sobre la escala del cilindro miden la milésima de milímetro o 0,001 mm.
  2. Primero lee el número de milímetros. En caso de que la última línea que hayas visto sea un 5, entonces de momento tienes 5 mm.
  3. Añade todos los medios milímetros a tu medida. En caso de que tengas una marca, serían 0,5 mm.
    • No tengas en cuenta una marca que casi no se vea, ya que la lectura en el tambor puede estar acercando a 50.
  4. Encuentra el número de 0,01 mm. En caso de que la línea en el tambor lea 33, entonces tendrás 0,33 mm.
  5. Suma las tres líneas. En este ejemplo, suma 5 + 0,5 + 0,33. La medida es 5,83 mm.
  6. Añade las milésimas. En caso de que en las milésimas leas un 6, entonces suma 0,006 a la medida. En este ejemplo sería 5,836.
    • La mayoría de las veces deberás sumar las milésimas en caso de que el objeto tenga baja tolerancia a la presión ejercida por el micrómetro.

Consejos

  • Recuerda también que cuando se usa correctamente un micrómetro exterior, es mucho más preciso que un calibre.
  • Practica, así desarrollarás el “tacto” para “sentirlo”.
  • Mide varias veces el objeto deseado para verificar tu trabajo.
  • Pon a cero el micrómetro con frecuencia para asegurarte de que las medidas sean correctas.
  • El instrumento es altamente sensible al calor y debe guardarse a temperatura ambiente.
  • Al guardarlo, el yunque y el husillo deben separarse uno del otro (posición abierta), de ese modo las variaciones de temperatura no tensarán el dispositivo.

Advertencias

  • Cuando se usa un micrómetro se desea una medición precisa y exacta. Asegúrate de que tu micrómetro esté correctamente calibrado, ya que pierden precisión con el uso, y deben ajustarse cada 36 meses de acuerdo con el NIST. En caso de que lo uses con frecuencia, compruébalo más a menudo.

Cosas que necesitarás

  • Micrómetro
  • Herramientas de micrómetro:
    • Patrón: el patrón es una pieza de longitud y regularidad calibrada con precisión que se usa para comprobar la precisión de un micrómetro o para reajustarlo en caso de que sea inexacto. Normalmente son piezas de acero redondas o rectangulares. Se emplean justo antes de usar un micrómetro, aunque también pueden usarse como un conjunto integrante de un programa de calibración.
    • Llave: introdúcela en el orificio de la parte trasera del mango para realizar ajustes si fuera necesario.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página