Cómo hacer un espada de cartón

Una espada de cartón es un proyecto artesanal divertido y asequible. Ya sea como parte de un disfraz o para utilizarla de manera lúdica en duelos con amigos, hacer una espada de cartón puede ser un proyecto tan simple o elaborado como prefieras. Deberás hacerla prácticamente utilizando poco más que restos que encuentres por toda la casa, y el proceso será muy divertido. Ya sea con la ayuda de un amigo o por tu cuenta, consigue un poco de cartón y comienza a hacer la espada de tus sueños.

Cortar una espada

  1. Reúne los materiales suficientes. Principalmente, necesitarás cartón para realizar este proyecto. De preferencia, procura conseguir uno grueso y piezas lo suficientemente grandes como para poder hacer la espada con una sola de ellas. Además de eso, lo único que necesitarás es unas tijeras. Otras cosas, como marcadores, pintura, cinta de enmascarar o papel de construcción, son recomendables para adaptar el diseño de tu espada. Reúne la mayor cantidad posible de estos materiales. Incluso si no logras recolectarlos todos, de todas formas es útil tenerlos a la mano por si acaso.
    • Si no tienes suficiente cartón, puedes acudir a una tienda cercana (como una licorería) para ver si pueden regalarte algunas de sus cajas sobrantes.
  2. Evalúa los diferentes tipos de espadas. Aun cuando ya tengas una idea de cómo quieres que parezca la espada, no te hará daño investigar algunos tipos distintos de espadas. Es necesario tener en cuenta los diferentes diseños visuales al momento de hacer tu propio diseño, pues así podrás crear un arma más variada e interesante. Existen muchos sitios web donde puedes comparar y contrastar espadas, así como enciclopedias historias que tienen una sección de armas que puedes revisar para inspirarte.
    • También puedes encontrar diseños para espadas de cartón, ya sea en forma de plantillas o modelos terminados. Mirar los proyectos de otras personas te dará inspiración.
    • Ten en cuenta la diferencia entre las espadas de una mano, de dos manos, y de una mano y media (conocidas coloquialmente como “bastardas”). Las espadas se diseñaban originalmente con un peso considerado. Debido a que el cartón es mucho más ligero que el metal, podrás jugar con prácticamente una espada de cualquier tamaño en comparación a cómo lo harías con una real.
  3. Diseña y dibuja el boceto de la espada. Una vez que hayas elegido un diseño, es mejor hacer el boceto. Con un marcador, dibuja la espada sobre un pedazo de cartón de acuerdo a las dimensiones exactas que te gustaría que tenga. Independientemente de que se trate de una hoja pequeña tipo daga o una espada más grande de dos manos, deberás decidir todo esto en tu dibujo. No olvides incluir una guarda en caso de que tu diseño lo sugiera y deja el espacio suficiente en la empuñadura para que tus manos encajen sin problemas.
    • Todas las espadas tienen una punta afilada, así que ten eso en cuenta al momento de diseñar la tuya.
    • Pon las manos (formando un puño) contra el cartón para tener una idea del espacio que necesitarás para la empuñadura.
    • Antes de trazar un diseño real de la espada, debes probar varios diseños conceptuales en papel. Un diseño bien pensado será mucho más divertido.
  4. Recorta la espada. Después de haber creado el boceto, usa unas tijeras para cortarlo. Trata de cortar el boceto con precisión, pues una espada cortada de manera burda lucirá descuidada. Dependiendo del tipo de cartón que utilices, una navaja de precisión también puede ser de utilidad, aunque lo mejor es utilizar unas tijeras industriales en caso de que uses un cartón corrugado.
  5. Refuerza la espada. Técnicamente, si deseas, puedes dejar la espada como un boceto, pero se romperá rápidamente cuando la uses. Por ello, es recomendable reforzarla con una segunda capa de cartón para así utilizarla en duelos. Coloca el diseño cortado de la espada sobre un pedazo más grande de cartón y traza su forma. A continuación, recorta el trazo para hacer una segunda mitad. Posteriormente, pega las dos piezas y recorta las secciones sobrantes que sobresalgan del contorno de la hoja.
    • Para darle la mayor estabilidad, puedes agregar una vara de madera o plástico en la sección de la hoja y pegar piezas de cartón a cada lado o alrededor. Esto evitará que la hoja se doble en caso de que la golpees con fuerza.
  6. Refuerza la empuñadura. La empuñadura de una espada es la parte que sujetarás al momento blandirla, de modo que debes tener en cuenta tu comodidad por encima de la apariencia. Quizás sea adecuado pegar una tercera capa de cartón en la empuñadura en caso de que creas necesitar un agarre adicional. Asegúrate de que la empuñadura tenga el espacio suficiente para que tu mano quepa de manera cómoda. Si aún no hay espacio suficiente, puedes recortar el protector de la espada.
    • Si necesitas un mayor espacio en la empuñadura y tu espada no tiene una zona de protección, puedes recortar parte de la hojas. En la mayoría de los casos en que es necesario tener espacio para la empuñadura, deberás ocupar aproximadamente 2,5 o 5 cm (1 o 2 pulgadas) como máximo. No te preocupes por tener que hacer una espada nueva desde cero si tienes algunos problemas con el diseño actual.

Decorar tu espada

  1. Considera el tipo de espada que quieres. Incluso si has decidido la forma de la espada, existen innumerables formas en que podrías lograr el producto final después de la fase de decoración. ¿Quieres tener una espada relativamente realista o una estrafalaria y divertida? Basta decir que una hoja pintada con pintura en aerosol y una empuñadura de cinta adhesiva dará una impresión distinta de una espada coloreada con crayones rosa.
    • Con este o con cualquier otro proyecto, no existen decisiones creativas “malas”. Tómate un minuto para decidir lo que quieres hacer y realiza la decoración con base en esa idea.
  2. Cubre los bordes con cinta adhesiva. Utiliza cinta americana o de enmascarar para cubrir los bordes de la espada. Esto tiene como finalidad la seguridad más que la apariencia. Pese a que nadie creerá que tu espada es real, de todos modos debes crear la ilusión de que tiene bordes templados.
    • Cubrir los bordes con cinta es especialmente importante si el cartón que utilizas es corrugado. Este tipo de cartón es excelente para darle estabilidad a la espada, ¡pero no hay nada que acabe más con la ilusión de una espada que poder verlo!
  3. Decora la hoja. Existen muchas formas distintas en las que puedes decorar la hoja (o parte metálica) de la espada. Debes hacer que la hoja luzca distinta de la guarda y la empuñadura que hay debajo. Existen muchas formas de lograrlo. Puedes envolver la hoja con cinta americana para darle una apariencia ligeramente metálico. La pintura en aerosol o el papel de aluminio sin duda son las mejores alternativas para decorar la hoja.
    • Al final, las decoraciones que hagas son decisión únicamente tuya. Incluso podrías dibujar un patrón sobre la hoja en caso de que no te importe mucho el realismo.
    • Sería recomendable que dibujes las decoraciones en una hoja de papel apare para que tengas una guía.
  4. Agrega los detalles en la guarda. En muchas espadas históricas, se utilizaba la guarda y empuñadura para expresar la creatividad artística. Quizás quieras hacer lo mismo con tu espada. Si la guarda es lo suficientemente grande, puedes realizar un diseño elaborado o pegar decoraciones (como gemas artesanales). Puedes plasmar toda la creatividad y color que desees en los diseños de tu espada. Lo único que te limita es tu imaginación.
    • Por ejemplo, puedes hacer un boceto a lápiz de un patrón de guarda y trazarlo con un marcador permanente una vez que te sientas a gusto con él.
    • Una espada realista no debe tener muchos adornos. Después de todo, tu objetivo es hacer que tu espada luzca ligeramente peligrosa.
  5. Decora la empuñadura. Debido a que una empuñadura debe ser cómoda y distinguirse de la hoja, debes cubrirla con cinta de enmascarar. Esto le dará una apariencia más similar a la de una empuñadura real además de proporcionarte un mejor agarre que el cartón solo. Debes comenzar a envolver la cinta desde la parte inferior de la guarda hasta la base de la empuñadura. Luego, puedes utilizar la superficie de la cinta en caso de que aún quieras colocar alguna decoración en la empuñadura.

Utilizar la espada

  1. Pídele a un amigo que haga una espada. ¿Qué sería un espadachín sin un oponente con quien batirse a duelo? Si deseas, puedes repetir los pasos anteriores para hacer una segunda espada. No obstante, generalmente es más divertido decirle a un amigo que haga la suya propia. De esta manera, el duelo será una prueba de habilidades artesanales además de habilidades de combate.
  2. Haz una armadura de cartón. Ahora que tienes una espada, podrías ir un poco más allá y hacer una armadura que haga juego con ella. La armadura puede estar compuesta por una coraza, grebas, guantes e incluso un escudo. Parte de la diversión consiste en idear formar de transformar el cartón que tienes en partes funcionales de una armadura, pero también puedes encontrar muchos diseños elaborados en Internet.
    • ¡No olvides decorar la armadura! Puedes utilizar marcadores con punta de fieltro o papel de construcción para darle vida al cartón y, por ende, a la armadura.
    • Si ya te cansaste de utilizar cartón, puedes hacer armaduras de apariencia genial utilizando espuma artesanal.
  3. Ten un duelo con un amigo. El duelo es quizás la parte más divertida de tener una espada, pues te permite ponerla a prueba. Si tu amigo también tiene una espada de cartón, establece rápidamente algunas reglas básicas y ponte a jugar. Los duelos son más divertidos cuando hay reglas que indiquen cómo ganar. Por lo general, hacer un duelo sin reglas puede dar lugar un juego muy fuerte y a la posterior ruptura de la espada en los primeros minutos.
    • Ten en cuenta que las espadas son relativamente frágiles en comparación con las espadas reales y recuérdalo cuando las uses.
    • Si la idea te interesa lo suficiente, comienza un grupo de lucha con armas de cartón. Ya existen grupos donde las personas se conocen y combaten utilizando armas hechas de cartón. En lugar de comenzar un grupo propio con tus amigos, puedes buscar en línea para ver si ya hay uno en tu ciudad.
    • Si te gusta la fantasía o la historia medieval, puedes crear una especie de juego de rol con acción en vivo.
  4. Usa la espada junto con un disfraz. Las espadas de cartón son perfectas en combinación con los disfraces y eventos de Halloween. Incluso si ya tienes un disfraz en mente que no necesariamente encaja con una espada, siéntete libre de combinar ideas. Podrías sorprenderte con los comentarios que obtengas al combinar ideas inesperadas.
  5. Elabora un diseño mejorado para tu espada. Ahora que ya eres relativamente experto en el arte de la creación de espadas, podrías volver a la mesa de dibujo y hacer un mejor diseño. Ten en cuenta las cosas que salieron bien y mal con la espada que hiciste. Si vas a volver a hacer una, ¿qué mejorarías? Nada es más útil que la experiencia práctica y, ahora que ya sabes exactamente lo que haces, probablemente las siguientes espadas te sean mucho más fáciles (y divertidas) de hacer.

Consejos

  • También puedes hacer estas espadas con tubos de cartón.
  • Si el cartón que tienes no es lo suficientemente grande como para encajar con el diseño de tu espada, puedes unir varios pedazos con cinta o pegamento. No obstante, este tipo de espadas no serán muy útiles para los duelos, y es mejor tenerlas meramente como adornos.

Advertencias

  • Las espadas de cartón son relativamente seguras e inocuas en los duelos, pero aun así puedes herir a alguien al utilizar la fuerza suficiente. Si planeas tener un combate con espadas, ten cuidado con la persona con quien luchas.
  • Está de más decir que las espadas de cartón no soportarán el uso excesivo en comparación a sus equivalentes reales. Por lo general, son adecuadas para los duelos contra otras espadas de cartón, siempre y cuando estén reforzadas siguiendo las instrucciones mencionadas, pero probablemente se romperán o desgastarán si se golpean con mucha fuerza.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página