Cómo limpiar y dar mantenimiento a tus herramientas y aparatos de limpieza del hogar

Tener un conjunto completo de herramientas y aparatos de limpieza te permitirá enfrentar con éxito cualquier tarea de limpieza que necesites realizar en tu hogar. Sin embargo, debido a que el mantenimiento y limpieza de tu hogar puede ser una tarea tan abrumadora y continua, es posible que olvides limpiar y dar mantenimiento a tus herramientas de limpieza. Aprender a limpiar y dar mantenimiento a tus herramientas y aparatos de limpieza hará que funcionen de manera efectiva y te permitirá ahorrar dinero en el costo de su reparación.

Pasos

  1. Limpia y da mantenimiento a tu aspiradora. La aspiradora es una pieza esencial de los aparatos del hogar y necesita un mantenimiento más frecuente que otros aparatos.
    • Es importante que mantengas limpia la bolsa o bote de la aspiradora. Es necesario que el aire fluya a través de este compartimento porque si el polvo y los desechos bloquean el flujo de aire, no funcionará de manera eficiente. Debes vaciar las aspiradoras que no tienen bolsas después de usarlas. En cuanto a los modelos que tienen bolsas, debes reemplazarlas cuando estén llenas a 1/3 de su capacidad.
    • También es importante que reemplaces y limpies el filtro de aire. Debes limpiar el filtro de aire de la aspiradora de cuando en cuando. Generalmente, basta con que quites el polvo acumulado con tus dedos. Es necesario que reemplaces el filtro de la mayoría de los modelos luego de varios meses o un año.
    • Otro paso importante es limpiar el cepillo giratorio. El cepillo giratorio es la parte giratoria de la aspiradora que limpia la suciedad del piso y la transporta dentro de la aspiradora. Se llena rápidamente de cabello y otras fibras largas. Puedes quitar el cabello y los desechos con tus dedos o unas tijeras.
  2. Mantén tu escoba y recogedor limpios y dales mantenimiento. La escoba es otra herramienta esencial del hogar y una de las que se ensucia y daña rápidamente. Las cerdas dobladas y sucias no limpian de manera efectiva. Afortunadamente, hay algunos pasos que puedes seguir para mantener tu escoba en mejor estado mientras aún sea útil.
    • Guarda tu escoba lejos del suelo. Usa un gancho para colgar tu escoba en la pared o el techo. Guardar la escoba haciendo que su peso caiga sobre las cerdas contribuye a que se doblen y se partan, lo cual hace que no puedan limpiar de manera efectiva.
    • Cepilla las cerdas de la escoba regularmente. Es la mejor manera de quitar el polvo y basura que se acumula entre las cerdas. Para limpiarlas, bastará con que utilices un peine de plástico, viejo y económico.
    • Lava la escoba y el recogedor con agua y jabón. De vez en cuando puedes lavarlos completamente con un jabón suave y agua. Seca las herramientas con un paño o deja que se sequen después al aire libre.
  3. Desinfecta tus esponjas y otras herramientas para restregar. Las esponjas y los estropajos abrasivos son muy útiles para lavar platos, limpiar superficies planas y frotar áreas difíciles como bañeras o lavabo. Estas esponjas se cubren de bacterias rápidamente; sin embargo, es crucial que también las limpies.
    • Sumerge las esponjas en una solución de blanqueador suave durante 5 minutos para reducir las bacterias de manera efectiva. Si no quieres usar blanqueador, puedes sumergirlas en vinagre diluido que mata aproximadamente el 99% de bacterias.
    • Otras opciones efectivas para desinfectar las esponjas incluyen meterlas en el lavaplatos con tus platos y calentarlas en el microondas. Llena la esponja con agua y caliéntala en el microondas en la opción de temperatura más alta durante dos minutos completos.
  4. Lava los trapeadores y los trapos para limpiar en la lavadora. Otros útiles de limpieza incluyen trapos de microfibra, felpa y trapeadores. Puedes limpiar y lavar estos artículos en la lavadora usando un detergente regular. Es recomendable que seques los trapos de microfibra al aire en lugar de usar una secadora.

Consejos

  • Las cerdas de la escoba se doblan rápidamente si aplicas demasiada presión al momento de barrer. Aplica poca presión y deja que las cerdas hagan el trabajo.
  • Deshazte de tus herramientas de limpieza y reemplázalas por otras si están tan rotas o dañadas que no puedes repararlas.

Cosas que necesitarás

  • Aspiradora
  • Tijeras
  • Escoba
  • Recogedor
  • Gancho de pared
  • Peine
  • Jabón
  • Agua
  • Esponjas
  • Blanqueador o vinagre
  • Trapeador
  • Trapos para limpiar
  • Detergente de lavandería
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página