Cómo mandar mensajes de texto en clase

Los mensajes de texto, el método más fácil de comunicarse a grandes distancias en el planeta. Pero, ¿qué pasa en la escuela? Las reglas escolares lo convierten, de ser el mejor método de comunicación, en el más inútil. Sin embargo, con un poco de conocimientos técnicos y unas pocas habilidades para evitar ser detectado (junto con algunos cambios en la configuración de tu teléfono), aún puede ser utilizado como hojas de papel de alta tecnología, ¡que pueden ir a cualquier lado que tu quieras!

Pasos

  1. Conoce tu teléfono. Una parte importante del envío de mensajes de texto en clase, es el ser capaz de hacerlo “a ciegas”, ó sin ver. Necesitarás saber dónde están todas las teclas en tu teléfono, y cómo navegar en ellas sólo con el tacto. Esto es más fácil para ti si no usas una cubierta protectora. También necesitarás navegar a la pantalla introductora de texto. Esto es tan simple como si, matemáticamente, memorizas el orden de las teclas que debes pulsar para activarla. Todo esto equivale a que seas capaz de verte como si estuvieras prestando atención al profesor, cuando en realidad estás enviando mensajes bajo el escritorio.
  2. Prepara tu teléfono. La preparación de tu teléfono es muy importante. Necesitarás configurarlo antes de clase, para que no resulte obvio. Primero, desactiva la luz de fondo. Considerando que no verás la pantalla, resulta innecesaria. Con la pantalla apagada, el profesor no podrá ver esos reveladores destellos de luz blanca cuando sacas tu teléfono. Segundo, necesitarás desactivar todos los sonidos, ó al menos pon tu teléfono en Modo vibrador. Esto incluye todo: tonos de las teclas, timbres, alarmas, etc. Generalmente tu puedes hacer esto pulsando la tecla de “Bajar volumen” hasta que aparezca “Vibrar en todo”. Evita sobresaltos si alguien te envía un mensaje de texto, y tu teléfono empieza a timbrar con la tonada de la Obertura 1812 en tu bolsillo. También puedes conseguir el timbre de entrada de llamada de “El mosquito”. Es un tono muy agudo que los adultos no pueden escuchar debido a su edad. ADVERTENCIA: ¡¡Ten cuidado!! Toda la demás gente que pueda escuchar tu timbre de “El mosquito” mirarán a su alrededor buscando el origen del sonido. El profesor se dará cuenta si la clase se inquieta en el aula.
  3. Elige tu asiento. Necesitas elegir tu lugar cuidadosamente. Hay varias cosas a considerar:
    • Entrada. Si alguien cruza la puerta, ¿podrá ver mi teléfono?
    • Delatores. ¿Estoy sentado junto a la mascota del profesor, quien seguramente le dirá en cuanto yo abra mi teléfono?
    • Ventanas. ¿Puede alguien verme desde afuera?
    • Enemigos. ¿Hay alguien que te desagrada en tu clase? ¿Te delatarán para vengarse de ti?
    • Bravucones. ¿Estás sentado junto a un bravucón que podría delatarte, ó hacer añicos tu teléfono?
    • El profesor.  ¿Podrá el profesor verme? Una vez que determines que no hay ninguna de estas amenazas, puedes sentarte.
  4. El Texto. Mantén tu teléfono en el  bolsillo de tu chaqueta ó pantalón que sea de más fácil acceso para la mano con la cual digitas. Durante la clase, reacomódate en tu butaca como si tuvieras la espalda adolorida, mientras sacas tu teléfono de tu bolsillo. Ahora tienes 2 opciones. Puedes simular que sacas algo de tu mochila, ó digitar con el teléfono a tu costado. Si no te sientes seguro digitando “a ciegas”, la primera maniobra es para ti. Para lograrlo sólo:
    • Di que no puedes encontrar algo. Con tu mano libre busca en tu escritorio. Luego pasas a tu mochila. Sujeta tu teléfono dentro de la mochila.  Simula que estás buscando el libro correcto, mientras rápidamente bombardeas un texto. El truco para esto está en digitar aprisa, y luego, efectivamente sacar un libro de tu mochila, así como lo es ocultar de nuevo tu teléfono al deslizarlo de vuelta a tu bolsillo. La clave aquí son las maniobras suaves y rápidas. Ensaya la parte final de modo que el teléfono esté en tu bolsillo para cuando la carpeta esté en el borde de tu escritorio. Si estás digitando un texto breve y el profesor no está alrededor, y sabes que puedes teclear a ciegas, la segunda opción es para ti.
    • Inclínate sobre tu tarea, simulando que escribes algo. Coloca tu mano con tu celular en tus rodillas.  El truco es que finjas estar escribiendo, moviendo tu mano libre a través de la página. La ventaja aquí es que puedes echarle un vistazo a tu teléfono, pero es más obvio que la técnica de la  mochila. Una vez que hayas terminado, reclínate sacudiendo tu mano libre, cansada de tanto escribir, mientras deslizas tu teléfono de nuevo dentro de tu bolsillo. Para darle más realismo, no escribas inmediatamente con tu otra mano. Pretende que escribes con esa mano por un poco más, luego sacúdela de nuevo, y continúa escribiendo con tu mano habitual.
  5. Hazlo parecer normal. En cada clase, realiza tu maniobra elegida al menos una vez, independientemente de si estás actualmente digitando mensajes. Esto hará que tus compañeros crean que tú sólo necesitas  conseguir un libro, ó que tu mano está realmente cansada de escribir. Eso se volverá subconscientemente normal para ellos, y no cuestionarán tus acciones. Aunque a tus profesores les tomará más tiempo acostumbrarse a esto.
  6. Otro fantástico consejo es conseguir una cubierta para el teléfono que no sea muy brillante, o retirar tu cubierta brillante si llama demasiado la atención.
  7. Si tu escritorio no tiene anaqueles (también conocidos como un “ver a través de”), coloca el teléfono dentro del escritorio y finge estar sacando un libro del mismo.
  8. Nunca pongas el teléfono a la vista. Estás en serio peligro.
  9. Si metes tu teléfono celular en tu carpeta dentro tu escritorio, que no se te olvide. Al sacarla podría caer la suelo. Esto puede ser aún peligroso, así que hazlo bajo tu propio riesgo.

Consejos

  • Configura tu teléfono en “Modo silencioso” mientras tienes exámenes, cuestionarios, etc. Si lo olvidas y alguien te envía un mensaje, podrías meterte en problemas. No corras riesgos incluso con tonos de timbre silenciosos ó en “Modo vibrador”.
  • Mantén la vista en el profesor todo el tiempo. Abandona tu teléfono inmediatamente si pasan a tu lado, ó si piensas que ellos podrían ver tu teléfono.
  • Ayuda si usas una sudadera holgada con una bolsa frontal. Facilita digitar a ciegas sin siquiera sacar el teléfono de tu bolsillo! También, introducirlo en la bolsa frontal es mucho más rápido que tratar de meterlo en el bolsillo de tu pantalón mientras estás sentado.
  • Una técnica conocida es (si usas una chaqueta con capucha)  poner la chaqueta al revés y ocultar tu teléfono en la capucha. De este modo luces como un bobo y puedes ver tus mensajes cuando sea. Aunque ¡ten cuidado cuando te la pongas de nuevo!
  • Conoce a los profesores que pueden atraparte, y entonces no envíes mensajes.

Advertencias

  • Si te atrapan, puedes estar en problemas. Siempre revisa el reglamento de tu escuela. Si el castigo es muy severo, ¡puede que no valga la pena!
  • Asegúrate de que todos los sonidos están desactivados, ya que algunos pueden sonar incluso si el teléfono está en Modo silencioso.
  • No te le quedes viendo al profesor. Esto denota que algo está mal. Cuando revises si el profesor está viéndote, posa tu Mirada en el pizarrón ó cercas de él, pero nunca lo/la veas a los ojos.
  • Y también, cuando estés en una clase donde el profesor es “muy” severo, puede que tengas que sufrir con mensajes demasiado largos. Si tu profesor es del tipo del que no quieras lidiar con él/ella si te sorprende, entonces ó bien no envíes mensajes, ó sé extremadamente cuidadoso y rápido.
  • Si usas gafas, quítatelas por un momento si aun así puedes ver. El profesor puede ver el reflejo en tus lentes y entonces estás acabado.

Cosas que necesitarás

  • Una mochila con libros.
  • Un teléfono celular de tapa abatible está bien, pero puede hacer ruido cuando lo cierres. Usa un teléfono el cuál sea prácticamente silencioso al utilizarlo. (Asegúrate de que tu teléfono está en Modos Silencioso ó Vibrar)
  • Una chaqueta grande ó una sudadera gruesa.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página