Cómo fingir que vienes de una familia rica

Fingir provenir de una familia rica puede tener muchos beneficios. Puede ser una entrada al estilo de vida que quieres, brindarte los amigos que desees y acelerar la carrera profesional que siempre has soñado tener. Al moldear solo un poco la realidad, podrías lograr cambiar tu futuro para siempre.

Ocuparte de tu cuerpo

  1. Mantente en forma. Ejercítate lo suficiente para mantenerte razonablemente en forma. Debido a la presión intensa entre los pares, el estado físico es muy primordial para la mayoría de las personas adineradas. Estos hábitos los acompañan hasta la adultez.
    • El ejercicio en grupo y las clases de spinning son muy populares entre las personas adineradas.
  2. Come saludable. Al igual que el ejercicio es importante, comer saludable mantiene al cuerpo en una buena condición. La mayoría de las familias ricas evitan la comida chatarra.
    • Las familias adineradas salen bastante a comer afuera. Ten el hábito de comer afuera de manera regular, pero sigue ordenando las opciones saludables del menú cuando sea posible. Escoge un restaurante favorito y sugiere que te gustaría llevar a tus padres adinerados a ese lugar.
    • Muchas personas ricas comen comida rápida. Es perjudicial para algunos de tus objetivos (como permanecer en forma), pero no deberás evitarla por completo. Siéntete libre de acceder a esta de vez en cuando.
  3. Ten un cuidado médico regularmente. La mayoría de las familias adineradas tienen unos planes médicos selectos que les brindan un acceso a un cuidado médico las 24 horas del día. La asistencia médica es importante para las personas ricas, así que debe serlo para ti (o, al menos, parecer que es así).
  4. Ocúpate de tu piel. Una buena piel es una señal de una buena salud y de la juventud, lo que las personas ricas valoran. Duerme bastante y evita las actividades que dañarían tu piel.
  5. Arréglate con regularidad. Los hábitos del arreglo personal son importantes para las personas adineradas. Mantente limpio, córtate el cabello regularmente y mantén una buena higiene.
  6. Camina con confianza. Hacerlo demuestra que estás cómodo con lo que eres. Transmitir un mensaje como este mitigará la probabilidad de que otras personas te hagan unas preguntas porque sospechen algo. Párate erguido, sonríeles a las personas y anula el nerviosismo que sientas antes de ingresar a los lugares a los que vayas.

Poseer los artículos materiales correctos

  1. Vístete bien. Lo ideal es que puedas utilizar unas prendas de vestir de diseñador ya que la mayoría de las personas ricas pueden identificar las imitaciones. Las personas ricas comienzan a utilizar estas prendas desde niños pequeños, así que familiarízate con los diseñadores.
    • Una buena regla es comprar 1/3 de prendas de vestir nuevas, pero gasta el triple en cada una en comparación con las que tienes en la actualidad.
    • Asegúrate de tener muchas prendas formales si no puedes crear un guardarropa de prendas de diseñador.
    • Viste con frecuencia unas prendas agradables al salir. Vístelas al ir al mercado, los restaurantes o unas citas en una cafetería. Puedes vestirte casual, pero deberás lucir prolijo.
    • Renta unos accesorios de diseñador, como unas joyas y unos bolsos de mano. Es muy bueno hacerlo cuando salen unos artículos nuevos y de moda.
    • Utiliza unos zapatos altos de tacón si eres mujer. Estos te harán ver más alta y más autoritaria. Evita los zapatos planos y opta por los zapatos con tacón de aguja.
    • Contrata a un sastre. Puedes encontrar unas ofertas para prendas de vestir que pueden no ser de tu talla, pero hacer que lo sean. Un atuendo a tu medida puede verse excelente.
    • Familiarízate con la moda. Haz que parezca que has estado familiarizado con esta por años.
  2. Compra o alquila un automóvil lujoso. Este será uno de tus símbolos más valiosos de estatus.
    • No necesitas un automóvil nuevo; incluso un automóvil lujoso y usado servirá de mucho.
    • Averigua qué marcas de automóvil poseen las familias ricas para guiarte con tu compra.
  3. Decora tu casa con gusto. La mayoría de las familias ricas crece en una casa agradable que se ha decorado profesionalmente con un presupuesto valorado en millones. No necesitas utilizar este tipo de presupuesto, pero tendrás que hacer que tu casa se vea presentable.
    • Muchas personas adineradas decoran sus casas con unos artículos antiguos que consiguieron en los mercados de pulgas de unas ciudades extranjeras como París. Ve al mercado de pulgas de la localidad para ver si puedes encontrar algún artículo con carácter.
    • Aprende a crear unas cosas por tu cuenta. Un poco de bricolaje puede servir de mucho. Puedes encontrar algunos artículos que te gusten en una página web como Pinterest y recrearlos por tu cuenta.
    • Adorna tu casa con unos jabones aromáticos, unas sábanas de lujo y una vajilla fina. A tus invitados les resultará familiares estos detalles; se darán cuenta si no los encuentran en tu hogar.
    • No temas colocar unas fotografías de tu familia, pero asegúrate de que sean de unas vacaciones o de unos retratos formales de familia.
    • Si te preguntan quién es tu decorador, diles que es un amigo de la familia (quien es un decorador de las estrellas), que vive en Malibú y que vino a tu casa para ayudarte a decorarla.
  4. Colecciona unas piezas de arte. A muchas personas adineradas les encantan las piezas de arte. Compran algunas y las cuelgan en las paredes de su casa y sus casas de vacaciones. Ellas crecen aprendiendo que esto es una estrategia de inversión.
    • Es recomendable saber algo acerca de los artistas de las piezas de arte que tengas solo en caso de que alguien te haga alguna pregunta.
    • Puedes coleccionar otros artículos si no quieres coleccionar unas piezas de arte. Exhibir algo que te interese (como una colección de libros) es elegante.
  5. Lleva dinero en efectivo. Hacerlo resultará útil cuando tengas que darle una propina al botones o ayudante del estacionamiento. Asimismo, es recomendable tener siempre dinero tangible a la mano.

Refinar tu círculo social

  1. Pasa tu tiempo con otras personas ricas. Hasta donde ellas saben, has estado haciendo esto toda tu vida. Sin embargo, puedes comenzar ahora al menos. Aprende de ellas, adquiere sus hábitos y ve a donde vayan.
    • Si desarrollas una amistad verdadera y cercana con alguna de ellas, será hora de sincerarte. Si le agradas, tu estatus no le importará.
    • Relaciónate. No es muy tarde para hacerlo si no eres realmente rico o si no provienes de una familia rica. Podrías conseguir un trabajo agradable al conocer a las personas apropiadas.
  2. Publica con detenimiento en tus medios sociales. Tratas de exhibir una apariencia específica en tu mundo social, así que sé consciente de lo que publicas y dices en tus medios sociales. Asegúrate de que lo que publiques y lo que hagas y digas en la vida real coincidan.
    • El etiquetado de Facebook es la manera perfecta para mencionar a unas personas. Además, hacer check-in es una manera excelente de demostrar que sabes dónde se reúnen las personas ricas.
  3. Ofrece voluntariamente tu tiempo. Los padres ricos hacen que sus hijos hagan un voluntariado a una edad temprana. El voluntariado te ayuda a ascender en la escala social y a verte como un filántropo, lo cual les encantan a las personas adineradas.
    • Finge que has hecho voluntariado cuando eras joven (si no lo hiciste) o cuenta unas historias al respecto (si realmente lo hiciste).
    • De igual forma, puedes dar esta sensación al apoyar una beneficencia o fundación e ir a sus eventos formales.
    • Únete a un club de campo. El truco es hacer que parezca que has sido parte de este tipo de clubes toda tu vida.
  4. Ten un pasatiempo. Las personas ricas tienen pasatiempos. Sus padres las han inscrito en lecciones de música, las han enviado al campamento de verano o la escuela de equitación. Asimismo, esto te ayudará a encontrar a otras personas que compartan tus intereses en tu nuevo círculo.

Perfeccionar tu etiqueta

  1. Demuestra tener unos buenos modales. Los padres ricos invierten mucho tiempo enseñándoles a sus hijos unos buenos modales y hábitos. Demostrar generosidad hará que ganes la aprobación de este tipo de personas.
    • Cuando estés fuera, siempre sé cortés con el personal de servicio y dale una buena propina.
  2. Aprende el lenguaje. Las clases diferentes tienen una retórica diferente. Normalmente, las personas adineradas crecen mejor educadas.
    • Puede servir de ayuda leer literatura clásica. Esto se debe a que la mayoría de las escuelas privadas exigen leer los clásicos como lecturas obligatorias.
    • Ponte a prueba en cuanto al vocabulario avanzado.
    • Aprende las jergas que utilice tu círculo social.
    • Prepárate para decirles a las personas en dónde estudiaste. Asegúrate de que sea un lugar prestigioso. Sé ambiguo en cuanto a la descripción de dicho lugar en caso de que ellas hayan estudiado allí. Di unas frases ambiguas, como "Puf, preferiría olvidar esos tiempos" o "Solo tengo recuerdos borrosos de esos años".
  3. No hables del dinero o los objetos materiales que tengas. Se asume que las personas a tu alrededor ya saben que provienes de una familia rica. Al atraer la atención a ese tema, te haces ver sospechoso.
    • Si alguien te pregunta acerca de tu pasado, dile que no te gusta hablar al respecto.
  4. Ofrécete a pagar por las cosas. Paga las comidas de tus amigos de vez en cuando. Esto demuestra que no eres tacaño. Ser generoso es una virtud en la comunidad de personas ricas. Esto demuestra que tu familia rica te enseñó unos buenos hábitos.

Consejos

  • La mayoría de las personas adineradas se vuelven adineradas al ahorrar e invertir bien. Ahorra tanto dinero como puedas por cada pago que obtengas y asegúrate de buscar unos artículos de bajo precio, pero que sean de alta calidad.
  • Lleva un pañuelo. Este te hará ver más como si provinieras de una familia rica ya que las personas adineradas están siempre bien preparadas y tienden a preferir la elegancia de un pañuelo por encima del hecho que las personas les brinden unos papeles tisú (que se ven de mal gusto) en los lugares públicos.

Advertencias

  • No es bueno ser mentiroso. Admite provenir de una formación humilde cuando alguien te lo pregunte.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página