Cómo criar un cachorro equilibrado

Es bien sabido que los cachorros de los perros son bolas de pelo lindas, pequeñas y adorables. Con tu ayuda y participación, tu cachorro puede crecer saludable y equilibrado tal y como lo haría en su hábitat natural. No importa en qué etapa de desarrollo esté tu cachorro, ya sea que tiene un mes o dos años, nunca es tarde para criarlo para que sea equilibrado y feliz. ¡Sin embargo, este artículo también es útil para perros grandes!

Pasos

  1. Si vas a tener un cachorro, hazte unas preguntas y hazle esas preguntas a tu familia también. ¿Estás listo para cumplir con un compromiso? ¿Tienes suficiente tiempo para tener un perro? Recuerda que cuidar un perro es un trabajo de tiempo completo. ¡El perro confía en ti para que satisfagas su vida!
  2. Si ya tienes un cachorro que es feliz y calmado, este ya está en buena forma. ¿Existe algo que piensas que puedes mejorar? Si la respuesta es no, entonces probablemente no necesites leer este artículo. Sin embargo, si tu cachorro tiene algunos malos hábitos que quieres corregir, puedes leer otros artículos en wikiHow que pueden ayudarte a corregirlos.
  3. ¡Ejercitarse es importante! Es la mejor forma de mantener tranquilo a tu perro. No querrás que el cachorro esté saltando por toda la casa debido a la falta de ejercicio. Además, eso podría provocar que el perro se vuelva agresivo en el futuro. Existen muchas formas en las que puedes darle a tu perro ejercicios que le gustarán. Puedes jugar a la pelota con él en un campo grande y abierto o en un campo de golf (cuando esté cerrado en otoño). Si te gusta salir a correr en las mañanas, entonces lleva a tu perro contigo. También es bueno que lo saques a pasear dos veces al día. Los perros deben ejercitarse dos veces al día. Dependiendo de la raza, tamaño y edad del cachorro, la cantidad de ejercicio que necesite variará.
  4. ¡Haz cumplir algunas reglas! Definitivamente habrán comportamientos que no querrás que tu perro tenga. Sin embargo, debes ser constante todo el tiempo cuando disciplines a tu perro. Por ejemplo, si a tu perro le gusta lanzarse sobre ti, solo empújalo, dile “no” y aléjate. Con el tiempo, tu perro captará el mensaje y no seguirá lanzándose a las personas.
    • No dejes que tu perro te pida comida y nunca se la des. Es un mal hábito, así que haz que entienda que no tolerarás ese comportamiento y además que no funciona.
    • Tampoco permitas que ladre. Esto puede asustar a las personas y se puede convertir en un mal hábito que puede tomar cierto tiempo para corregirse. También, haz que se ejercite más, ya que eso puede ser parte del problema (o tal vez no).
    • Intenta corregir cualquier mal hábito que no te guste. Ten en cuenta que los que se mencionaron anteriormente son simplemente ejemplos de posibles hábitos que tu perro puede tener.
  5. Debes formar un vínculo fuerte entre tú y tu perro. Tu vínculo fortalecerá la relación y ayudará a que tu cachorro o perro sea más feliz y equilibrado.
  6. Muéstrale que tú estás a cargo, de otra forma verá que ese puesto está disponible y tratará de tomarlo por instinto. ¡No culpes a tu perro por querer tomar ese puesto! Además, no te ayudará en nada culparlo.
    • ¿Cómo asegurarte de estar a cargo? O en los términos del entrenador canino Cesar Millan, ser "el líder de la manada". Permanece tranquilo y asertivo, tal y como este entrenador diría. Visita su página web para una mejor descripción al respecto. El enlace está en la primera de las referencias que se citan en la parte inferior del artículo.
  7. ¡Dale todo el cariño y amor que quieras a tu perro! Esta es una parte buena de la relación pero no le des cariño si hace algo que no quieres que haga, ya que si lo haces, estarías reforzando ese comportamiento. Por ejemplo, no le des cariño si se lanza encima tuyo o te pide comida.
  8. Asegúrate de que tu perro esté tranquilo y sumiso antes de darle lo que quiere. De esa forma, tu perro aprenderá que solo obtendrá lo que necesita si es calmado y sumiso. Te darás cuenta cuando se comporte de esa forma. Sus orejas estarán hacia atrás, su cola hacia abajo y meneándose y su cuerpo estará relajado. Existe una diferencia entre un perro asustado y uno sumiso. Si tu perro está asustado, sus orejas estarán hacia atrás, su cola entre sus piernas y algunas veces estará agachado, temblando o completamente tenso (aunque no necesariamente).
  9. ¡Diviértete! Es bueno tener perros, pero implican una gran responsabilidad. ¡Recuerda que tu perro no vivirá para siempre, así que aprovéchalo al máximo mientras lo tengas!

Consejos

  • ¡Haz que tu familia se involucre también!
  • Si generalmente no tienes mucho tiempo, puedes contratar a alguien para que saque a pasear a tu perro. Sin embargo, sacar a pasear a tu perro ayuda a que sean más unidos.
  • Si el clima es malo u ocurriese alguna otra situación, puedes colocar a tu perro en una máquina de correr. Debes empezar con una velocidad baja para que tu perro pueda sentirse cómodo con la máquina. Si tu perro nunca se acostumbra a la máquina, no lo obligues a usarla.

Advertencias

  • Si tu perro desarrolla problemas que no puedes controlar, puedes consultárselos a un profesional. Busca ayuda en fuentes confiables como un entrenador de perros local, un centro veterinario, un cuidador o criador de perros con experiencia o alguien que se dedique a la rehabilitación de perros.
  • Siempre vigila a tu perro cuando esté en una máquina para correr.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página