Cómo comprender la autolesión (adolescentes)

¿Alguna vez has querido comprender algo como por qué la autolesión es común entre los adolescentes? Esta es una guía para que te olvides de tus opiniones críticas interiores y de etiquetar a las personas que se autolesionan.

Pasos

  1. Aprende qué causa que la gente se autolesione.
    • Los posibles desencadenantes de la autolesión en los adolescentes son:
    • Problemas de relación
    • Problemas de amistad
    • La presión de los amigos o de la escuela
    • La falta de trabajo
    • Problemas familiares
    • Consumo de drogas y de alcohol
    • Tener características de personalidad como ser sensible o perfeccionista
    • Tener una enfermedad mental
    • El acoso escolar
    • Tener una discapacidad intelectual o física
  2. Trata de sacar las opiniones que has adquirido si suenan siquiera un poquito sentenciosas o críticas. Decir cosas como “Eres tan emo” o “Solo supéralo, bebé grande” no son útiles en absoluto.
    • Es tanto discriminatorio como ofensivo hacer un comentario negativo acerca de los hábitos de autolesión que alguien tiene, ya que la autolesión ha sido clasificada como una discapacidad mental grave. Decirle a alguien que simplemente lo supere demuestra que no comprendes su problema en absoluto, ya que la autolesión es una máscara para su dolor mental. Es una distracción.
  3. Debes comprender que gente de distintas razas, géneros, orientaciones sexuales, estados civiles, religiones, edades y estilos de vida se autolesionan. No solo des por sentado que cualquier persona que se vea muy molesta, que use ropa negra y maquillaje oscuro o que tiene una piel muy blanca se autolesiona. Asumir algo como eso solo hará que te veas ignorante o estúpido, además de ofender a la otra persona.
  4. Trata de ayudar a alguien. Si descubres que alguien sí se autolesiona, no seas la persona que le grite “Deja de ser tan emo”. Da un paso adelante y sé alguien que ayude y que marque la diferencia. Acércate a esa persona en privado y pregúntale cómo se siente, cómo es su vida, si tiene algún problema y después pregúntale con amabilidad si se autolesiona. Las preguntas que podrías hacer son: “He estado muy preocupado por ti, he notado los cortes en tus brazos y quería saber si te sientes bien para conversar al respecto” o “No te ves bien, ¿todo va bien?, estoy aquí en caso de que quieras conversar con alguien”.
  5. Debes saber qué es lo que no debes preguntar. Preguntas como “¿Eres emo?”, “¿Estás deprimido?”, “¿Te cortas?” o “¿Por qué estás tan triste?” no le ayudan y pueden hacer que la persona se sienta incluso más aislada, sola y como si nadie la comprendiera.
  6. Si le vas a preguntar a alguien acerca de su autolesión, presta mucha atención a su lenguaje corporal y a su tono de voz para ver si se siente incómodo al hablar de ello. Si está incómodo, solo dile que te preocupas por él y déjalo solo. Una de las cosas más importantes acerca de hablar con una persona que se autolesiona es demostrarle que te preocupas por ella; una persona realmente puede marcar la diferencia.
  7. Debes comprender que las palabras sí lastiman. No le digas nada a nadie que no te gustaría que te digan a ti. Hacer un comentario que está de más, molestarlo o insultarlo se clasifican como acoso escolar y puedes afrontar consecuencias legales serias como estar encerrado en la cárcel durante un tiempo y un cargo penal si la otra persona hace algo que la lastima gravemente o corre el riesgo de sufrir una lesión por el acoso escolar.
  8. Debes comprender que el suicidio y la autolesión son dos cosas completamente diferentes. El suicidio es el acto de matarse a uno mismo, mientras que la autolesión es dañar tu cuerpo adrede. La autolesión no se debería ver como un intento de suicidio. La autolesión a veces es incluso una manera en que las personas sienten que pueden evitar suicidarse. Aunque debido a los sentimientos que la autolesión desata, los adolescentes que se autolesionan corren un alto riesgo de suicidarse durante la adultez.

Consejos

  • No trates de asumir que cualquier persona puede simplemente dejar de autolesionarse.
  • No trates de comportarte como si supieras todo acerca de la autolesión.
  • No le obligues a alguien a que deje de autolesionarse o que reconozca que se autolesiona.
  • Debes estar seguro de que, en caso de que encuentres a alguien que se autolesiona, nunca debes gritarle. Trata de cambiar tus sentimientos con respecto a esa persona para hacerla feliz.

Advertencias

  • Si tú u otra persona se autolesiona, consigue ayuda inmediatamente, ya que la autolesión conduce a enfermedades mentales, cicatrices permanentes y en raras ocasiones, grandes pérdidas de sangre, así como infecciones y enfermedades sanguíneas. Además, podría limitar tus oportunidades laborales más adelante en el futuro.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página