Cómo curar un labio hinchado

Aun si el labio hinchado se debe a una lesión, es susceptible a infecciones durante su recuperación. Mantenlo limpio y controla la hinchazón con compresas frías y tibias. Si no conoces la causa de la hinchazón o sospechas de una reacción alérgica o infección, acude al doctor de inmediato.

Responder a condiciones graves

  1. Responde con rapidez a una reacción alérgica. Algunos labios hinchados surgen a causa de reacciones alérgicas que pueden ser fatales. Busca atención médica de inmediato si esto nunca antes te ha ocurrido, si tus labios están muy hinchados, si tienes dificultad para respirar o si tu garganta está inflamada. Si has tenido reacciones alérgicas similares en el pasado y sabes que estos son síntomas leves, toma un antihistamínico y ten a la mano tu inhalador o inyección de epinefrina.
    • Si la reacción se produjo a causa de una picadura de insecto, llama al servicio de emergencias de inmediato.
    • Si no estás seguro de la causa de la hinchazón, toma medidas como si se tratara de una reacción alérgica. En muchos casos, nunca se descubre la causa de la reacción alérgica.
    • Sin embargo, los casos "leves" pueden durar varios días. Acude a un doctor si la hinchazón no ha desaparecido para entonces.
  2. Trata las infecciones en la boca. Si también presentas ampollas en los labios, úlceras bucales, glándulas hinchadas o síntomas similares a la gripe, es posible que tengas una infección bucal, generalmente debido al virus del herpes simple. Acude a un doctor para recibir un diagnóstico y una prescripción de medicamentos antivirales o antibióticos. Mientras tanto, evita tocarte los labios, besar, tener sexo oral y compartir alimentos, bebidas o toallas.
  3. Saca una cita con el doctor si no conoces la causa de la hinchazón. Consulta con el doctor para averiguarla. Esto es importante, sobre todo si la hinchazón no se reduce en unos días. Estas son algunas posibilidades:
    • La hinchazón grave durante el embarazo podría ser signo de preeclampsia. Se trata de una condición grave, así que acude al doctor de inmediato.
    • Los antidepresivos, tratamientos hormonales y antihipertensivos pueden provocar hinchazón.
    • La insuficiencia cardiaca, renal y hepática normalmente dan lugar a una hinchazón más generalizada, no solo en los labios.
  4. Presta atención a la hinchazón y el dolor cada día. Si la hinchazón persiste después de dos o tres días, no esperes más y acude a un doctor. También hazlo si el dolor aumenta de forma repentina.

Tratamientos caseros

  1. Limpia la zona. Si bien el labio está hinchado y adolorido, es susceptible a lesionarse. Límpialo suavemente con una esponja con agua, varias veces al día o siempre que se ensucie. No lo toques ni lo frotes.
    • Si el labio se hinchó tras una lesión (en especial una caída), desinféctalo con un antiséptico.
    • Si la hinchazón del labio se debe a un piercing, sigue las indicaciones de la persona que te lo hizo. Evita sacar o volver a meter el piercing de forma innecesaria. Lávate las manos antes de manipularlo.
    • No lo limpies con alcohol isopropílico porque puede empeorarse.
  2. Aplica frío el mismo día de la lesión. Envuelve hielo en una toalla o usa una bolsa de hielo del congelador. Colócala suavemente sobre el labio hinchado. Esto reducirá la hinchazón a causa de una lesión reciente. Después de las primera horas, el frío normalmente no es eficaz, más que solo para aliviar el dolor.
    • Si no tienes hielo, congela una cuchara por 5 a 15 minutos y luego colócala sobre el labio hinchado. Otra opción es chupar una paleta.
  3. Cambia a compresas tibias. Una vez que haya pasado la hinchazón inicial, el calor puede estimular la recuperación. Calienta agua hasta que se ponga caliente, pero que aún esté lo suficientemente fría para poder tocarla. Moja una toalla en el agua, luego escurre el exceso. Sostenla contra los labios por 10 minutos. Repite la operación una vez por hora, varias veces al día o hasta que baje la hinchazón.
  4. Toma analgésicos de venta libre. Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) son medicamentos que reducen el dolor y la hinchazón. Los más comunes de venta libre son paracetamol, ibuprofeno y naproxeno.
  5. Mantente hidratado. Toma mucha agua para mantener los labios hidratados y evitar que se agrieten o se hinchen aún más.
  6. Protégete los labios con bálsamo labial o humectante labial. Dichos tratamientos hidratan los labios para evitar que se agrieten o se sequen aún más.
    • Existen muchas formas de hacer tu propio bálsamo labial. Combina 2 partes de aceite de coco, 2 partes de aceite de oliva, 2 partes de cera de abeja rallada y unas gotas de aceite esencial para perfumarlo.
    • En un momento de apuro, frota suavemente los labios con aceite de coco o gel de aloe vera.
    • Evita los bálsamos que contienen alcanfor, mentol o fenol. Usa vaselina con moderación, ya que puede provocar problemas de salud si se usa en grandes cantidades y es posible que no te hidrate mucho.
  7. Mantén el labio descubierto y sin presiones. La presión puede lastimarlo más y causarle mucho dolor. Trata de mantener la zona herida libre y expuesta al aire.
    • Si te duele masticar comida, la recuperación tardará mucho más tiempo. Sustituye parte de tu dieta con batidos proteicos y licuados saludables a través de una pajilla.
  8. Lleva una dieta saludable. Aléjate de los alimentos salados y ricos en sodio porque pueden estimular la hinchazón. En general, una dieta saludable con suficientes vitaminas y proteínas contribuirá con la recuperación.
    • Evita los alimentos ácidos, ya que pueden causar dolor.

Tratar un labio cortado o partido

  1. Revisa los dientes y los labios después de sufrir una lesión. Si te golpeaste la boca, verifica si hay lesiones. Si los dientes están flojos, acude al dentista de inmediato. Si tienes cortes profundos, acude al doctor. Él puede coser la herida para evitar la cicatrización o ponerte una inyección contra el tétanos.
  2. Desinféctalo con agua salada. Disuelve 1 cucharada (15 ml) de sal en 1 taza (240 ml) de agua tibia. Moja un hisopo o una toalla en el agua, luego frota ligeramente el corte. Al principio, te arderá, pero reducirá el riesgo de infección.
  3. Aplica compresas frías y calientes. Como mencionamos anteriormente, un cubito de hielo o bolsa de hielo envuelta en una toalla reduce la hinchazón si lo aplicas el mismo día que sufres la lesión. Una vez que haya pasado la hinchazón inicial, cambia a toallas humedecidas con agua tibia para estimular el flujo sanguíneo y la recuperación. Sostén cualquier tipo de compresa contra los labios, por 10 minutos. Luego deja de hacerlo por 1 hora antes de la próxima aplicación.

Consejos

  • Por lo general, esto funciona para la mayoría de los casos de hinchazón de labios, ya sea a causa de un piercing, una herida o un corte.
  • Los ungüentos antibióticos evitan las infecciones en los cortes abiertos y tratan las infecciones bacterianas. Sin embargo, no tratan las infecciones virales (como el herpes), pueden provocar irritación en la piel de ciertas personas además de ser peligrosos en caso de ingestión. Por eso, consulta con el doctor antes de usarlos.

Advertencias

  • Si el labio sigue hinchado después de dos semanas, busca atención médica. Es probable que tengas una infección u otra condición grave.
  • Los ungüentos de venta libre y los remedios herbales son potencialmente peligrosos debido al riesgo de ingestión. No existen pruebas contundentes de que el árnica o el aceite de árbol de té sean útiles para estos casos y en especial el aceite de árbol de té acarrea serios riesgos si se ingiere.

Cosas que necesitarás

  • una bolsa de hielo o una compresa fría
  • una toalla
  • un bálsamo labial
  • sal
  • agua
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página