Cómo organizar tu mochila para la escuela secundaria

Después de pasar un tiempo en la escuela secundaria, de pronto te encuentras con una cantidad abrumadora de materiales que llevar a todos lados. Antes de que te des cuenta, tu mochila será un completo desastre. Separando diez minutos para ordenarla, puedes ahorrarte mucho tiempo más adelante cuando tengas que encontrar un lápiz o una tarea.

Limpia la mochila

  1. Límpiala, ordénala y límpiala otra vez. Vacía toda tu mochila (efectivamente, por completo, cada bolsillo).
    • Clasifica los materiales que encuentres en grupos diferentes. Por ejemplo, ordena los libros de texto, las carpetas, los cuadernos, los útiles para escribir, artículos variados y la basura en grupos diferentes.
    • Limpia de nuevo. Revisa los grupos y bota lo que no necesites. Bota los garabatos de tu cuaderno de Inglés, los restos de los lápices, las ligas rotas o cualquier otro artículo inservible. Si puedes, recicla cualquier papel que se pueda volver a utilizar y bota todo lo demás.
    • Revisa tus carpetas y cuadernos, y organízalos individualmente. Usa lengüentas para organizar tus carpetas y dividirlas en asignaturas, capítulos o funciones diferentes. En tus fólderes, ordena todos los papeles antiguos y colócalos en la carpeta adecuada.

Añade solo los artículos necesarios

  1. Haz una lista de lo que necesitas en tu mochila. Incluye solo lo mínimo.
  2. En este momento, es posible que te des cuenta de que necesitas una mochila más grande. Si no tienes suficiente espacio, sal y compra una mochila. Asegúrate de que tu nueva mochila tenga bastante espacio, que sea fuerte, que tenga almohadillas en los tirantes y que le quede bien a tu complexión.
    • Lo mínimo debe ser solo lo básico. Ten en cuenta lo que usas con más frecuencia.
  3. Toma todo lo que está en la lista y mételo en tu mochila.
    • Esto debe incluir todos tus libros, tareas, lápices, borradores, tajadores, papeles, etc. Una vez más, clasifícalos por tamaño, objetivo o función.
  4. Invierte en un estuche. Llevará todos los artículos para escribir, borradores, tajadores, notas adhesivas, calculadoras o artículos variados. Es pequeño, práctico y guarda todo en un solo lugar.
  5. Utiliza los bolsillos de tu mochila. Coloca los artículos más pesados en los bolsillos más grandes; por ejemplo, tus carpetas o libros de texto. Destina los segundos bolsillos más grandes para los cuadernos, los libros pequeños o tu estuche. Usa el bolsillo exterior para artículos variados como los pañuelos de papel .
  6. Disfruta de tu mochila ordenada.

Consejos

  • Recuerda llevar un papel de doble hoja en caso de que te quedes sin papel.
  • Asegúrate de tener un folder para cada asignatura. Los necesitarás para ver las últimas revisiones y para estudiar para los exámenes.
  • Siempre debes tener al menos tres lápices tajados en tu estuche o en tu mochila. Es importante que los tengas a la mano.
  • Siempre debes colocar los libros más grandes primero y después los más pequeños.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página