Cómo fabricar una honda

La honda es un arma antigua que se usó en todo el mundo. Puedes hacer una fácilmente con materiales caseros. Es una habilidad instintiva que se puede perfeccionar solo mediante la práctica. Usar una honda es bastante fácil, pero podría tomarte varios años tener una buena puntería con ella.

Pasos

  1. Toma un pedazo de cuerda. Podría ser una cuerda de nylon delgado o de algún tipo de yute. Necesitarás alrededor de 75 cm (2 pies y medio) o 90 cm (3 pies) según la longitud de tu brazo. Corta este pedazo casi por la mitad, con una parte más larga que la otra por unos centímetros.
  2. Encuentra un receptáculo. El receptáculo (o saquillo) es la parte principal de la honda; sostiene la munición. El mejor material es el cuero, pero la lona o la tela son también buenos materiales. Debe ser resistente, de lo contrario la cuerda lo rasgará.
  3. Corta un rectángulo de 5 x 20 cm (2 x 8 pulgadas) para el receptáculo.
  4. Perfora o corta dos agujeros en los extremos del rectángulo, lo suficientemente anchos como para acomodar tus cuerdas.
  5. Amarra las cuerdas al receptáculo, usando de preferencia un nudo “as de guía”.
  6. Haz un lazo en la cuerda más larga. De nuevo, el nudo “as de guía” funciona muy bien. Esta será la cuerda que sujetes.
  7. Haz un nudo en el extremo de la otra cuerda. Esta es la cuerda que soltarás.
  8. Coloca tu dedo medio dentro del lazo y sostén el otro extremo con tu pulgar y tu índice. Deberás apretar con tus dedos, no agarrar. Presiona la cuerda con la punta de tu pulgar y con el costado de tu dedo índice, sobre la primera articulación desde tu nudillo.
  9. Coloca una piedra en el receptáculo. Deberá ser del tamaño de una pelota de golf o de un huevo.
  10. Utiliza la honda de muchas maneras. Una de las maneras más simples es el “tiro apache”. Sitúate a 60 grados de tu objetivo con tu brazo extendido por detrás de tu espalda y deposita tu peso sobre tu pie posterior. Balancea la honda hacia adelante como si estuvieras bateando una pelota. Al mismo tiempo, cambia el peso de tu cuerpo hacia tu pierna delantera y balancea el resto de tu cuerpo. Tu brazo es el que guía el lanzamiento, mientras que tu cuerpo impulsa la piedra, imprimiéndole una velocidad letal. Para soltar la piedra, simplemente deja de sujetar un extremo de la cuerda.

Consejos

  • POSICIÓN: párate de manera que la separación entre tus pies sea la misma que la de tus hombros, deposita el peso de tu cuerpo sobre tu pierna trasera y lleva tus caderas hacia atrás. Coloca tu brazo detrás de ti. Para un lanzamiento lateral, haz girar la honda por detrás de tu cabeza, luego lleva el peso de tu cuerpo hacia adelante junto con tus caderas al mismo tiempo que mueves tu mano en dirección del blanco y sueltas uno de los extremos. Un lanzamiento por debajo del hombro es similar, pero balanceando la honda en sentido vertical.
    • Al contrario de lo que se suele pensar, no es necesario que “hagas girar la honda hasta alcanzar la velocidad máxima”. Puedes seguir haciéndola girar hasta que te sientas cómodo con el lanzamiento, pero hacerla girar solo una vez por encima de tu cabeza es igual a hacerla girar veinte veces. En realidad, solo necesitas hacer un movimiento de látigo ya que la potencia del lanzamiento sale del último giro y de las caderas.
    • A manera de comentario final, el récord mundial de lanzamiento tradicional con honda se realizó con un movimiento similar a este con una sola vuelta. El récord actual es superior a los 500 metros.
  • PROYECTILES: las piedras que tengan las siguientes propiedades son mejores que otras:
    • Las piedras esféricas suelen ir por el aire mejor que las angulares.
    • Las piedras que tengan la forma de un balón de fútbol americano suelen llegar más lejos, pero solo si se les puede dar el efecto adecuado. Para hacerlo, simplemente coloca la piedra en sentido perpendicular al receptáculo y lánzala de manera que tu palma apunte a tu objetivo.
    • Las piedras angulares suelen caerse y por lo tanto no van para nada lejos.
    • Las piedras planas llegan incluso menos lejos que las angulares.
  • Puedes usar cualquier tamaño, pero las piedras grandes son mejores que las pequeñas. El mejor tamaño es entre una pelota de golf y un huevo de gallina.
  • PARA HACER UN LANZAMIENTO LATERAL O POR DEBAJO DEL HOMBRO:
    • Coloca el proyectil en el receptáculo de tu honda.
    • Párate de manera que haya 60 a 70 grados entre el blanco y tú.

Advertencias

  • Si quieres tener un combate de hondas con tus amigos, usa pelotas de tenis con ranuras o bolas de nieve. El cuento de David y Goliat no es una exageración en lo que a la honda concierne; David tenía la ventaja desde el principio.
  • Las pelotas de tenis son proyectiles muy buenos para practicar.
  • Si usas botellas de vidrio como blancos de práctica, asegúrate de escoger un vidrio que no produzca cortaduras en los niños o en otras personas que podrían pasar por ahí después.
  • Si en tu primera vez usas demasiado la honda, es posible que al día siguiente sientas dolores o calambres en tu hombro. Generalmente, esto significa que tu técnica no es la correcta.
  • Recuerda que las piedras pueden rebotar en el agua. Es posible hacer que reboten muy bien en aguas abiertas.
  • ¡NO APUNTES TU HONDA A PERSONAS, VENTANAS O MASCOTAS! Puedes cazar ratas de árbol (ardillas) y otros blancos similares, siempre y cuando no estés en una zona residencial donde podrías lastimar a alguien. Recuerda que tu piedra es prácticamente una bala grande y podrá quebrar los huesos.

Cosas que necesitarás

  • Un pedazo de 5 x 13 cm (2 x 5 pulgadas) de cuero o de tela resistente
  • 60 a 90 cm (2 a 3 pies) de cuerda, hilo o cuero en bruto (si quieres, puedes trenzar estos materiales)
  • Munición: piedras, pelotitas de ping-pong o pelotas anti estrés
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página