Cómo hacer que se vaya un murciélago sin lastimarlo

Los murciélagos no suelen ser agresivos, por lo que si encuentras a uno volando en tu casa, esto suele deberse a que el animal se ha confundido o se ha perdido. Es probable que el murciélago te tenga tanto miedo como tú a él, así que guarda la calma. Puede ser sencillo retirar a un murciélago que esté volando en tu casa, y si bien la presencia de nidos de murciélagos en tu ático puede ser algo un poco más complicado, con un poco de conocimiento podrás sacarlos de tu casa y hacerlos regresar al ambiente natural al que pertenecen.

Animar a salir a un murciélago que esté volando

  1. Protege a tu familia y a ti mismo. Los murciélagos no son animales agresivos y la mayoría de ellos sobreviven comiendo insectos. Es poco común que un murciélago ataque a una persona; no obstante, al igual que todos los animales salvajes, existe un riesgo de que el murciélago pueda portar la rabia u otra enfermedad infecciosa.
    • Usa guantes gruesos si crees que podrías entrar en contacto con el murciélago o si intentarás atraparlo.
    • Pon a salvo a los niños y los animales en una habitación a la que el murciélago no pueda entrar.
    • No entres en contacto directo con el murciélago, si es posible.
  2. Acorrala al murciélago. Los murciélagos exploran usando la ecolocalización en lugar de la vista; por ello, la gran variedad de sonidos de tu casa pueden hacer que el murciélago tenga dificultades para encontrar su camino. Cuando el murciélago vuele a una habitación con una ventana o una puerta que conduzca al exterior, cierra esa habitación para evitar que ingrese a un lugar más profundo de la casa.
    • Apaga las luces de la habitación y las luces exteriores que estén fuera de la puerta o la ventana.
    • Apaga toda televisión, radio o aire acondicionado que esté cerca de la salida y que podrían hacer que el murciélago evite el área.
    • Procura no hacer muchos ruidos, ya que estos molestarán al murciélago y harán que se comporte de formas menos predecibles.
  3. Abre las puertas y las ventanas. La mayoría de los murciélagos no querrán estar dentro de tu casa. Estos son animales salvajes que prefieren permanecer en su hábitat natural. Es probable que el murciélago esté en busca de una salida; por ello, podrás solucionar tu problema si le brindas una.
    • Escoge una salida hacia la cual intentes guiar al murciélago, pero también abre otras ventanas por si este decide volar por una de ellas.
    • Coloca sábanas con alfileres para bloquear toda entrada sin puertas en otras habitaciones.
  4. Reduce el área de vuelo del murciélago. Sostén una sábana a lo largo de los brazos para crear una barrera o muro improvisados frente a ti. Si puedes conseguir la ayuda de un amigo o familiar, este proceso será más sencillo.
    • Muévete con lentitud hacia el murciélago con las sábanas sostenidas, así disminuirás su espacio de vuelo y lo guiarás hacia la salida abierta.
    • Ubícate junto con tu amigo en una posición que haga que el murciélago tenga dificultades para volar en cualquier otra dirección que no sea la salida.
    • Sigue reduciendo la distancia entre el murciélago y la salida con lentitud hasta que no le quede más opción que salir volando.
  5. Asegura el área cuando el murciélago salga. Ahora que el murciélago ha salido de la casa, cierra todos los puntos de entrada que podría haber usado para entrar a tu casa. Es probable que el murciélago no regrese; no obstante, correrás el riesgo de que lo haga si está confundido.
    • Cierra todas las puertas y las ventanas que hayas abierto para crear una salida.
    • Revisa el resto de la casa para identificar las aberturas que el murciélago podría haber usado, y ciérralas.

Atrapar y liberar a un murciélago

  1. Espera a que el murciélago aterrice. Si atrapas a un murciélago en movimiento, podrías lesionarlo y correr el riesgo de que te muerda o te rasguñe por miedo. Ten paciencia y trata de no hacer muchos ruidos que puedan asustar al murciélago, así lo animarás a aterrizar.
    • Si atrapas a un murciélago en pleno vuelo, esto puede lastimarlo o hacer que entre en pánico y trate de morderte.
    • Si esperas que el murciélago aterrice, esto te brindará la oportunidad más segura (para ti y el murciélago) de atraparlo.
  2. Atrapa al murciélago con una caja o una cubeta pequeñas. Cuando el murciélago aterrice y esté quieto, atrápalo con una cubeta, una caja o un recipiente similar. Busca un recipiente con un diámetro interior mayor al que el murciélago ocupe donde esté quieto, así no lo lastimarás al aplastarle un ala o una oreja.
    • Acércate al murciélago de forma lenta y silenciosa, luego coloca rápidamente el recipiente encima de él para que no pueda escapar.
    • Pasa un pedazo de cartón o la tapa de un recipiente debajo de este con lentitud y delicadeza, así encerrarás al murciélago entre el recipiente y la tapa.
    • Lleva el recipiente fuera de casa y libera al murciélago en tu patio. Es preferible que liberes al murciélago al anochecer, pero no debes mantenerlo atrapado hasta ese momento si lo atrapas durante el día.
  3. Atrapa al murciélago con una red o una manta. Otra manera viable de atrapar al murciélago es usar una tela o una red de un tamaño considerable para capturarlo cuando aterrice. Este método podría requerir un contacto más directo con el murciélago, lo que dependerá del grosor de la tela o la red.
    • Acércate al murciélago con lentitud con la tela o la red frente a ti.
    • Coloca la red o la tela sobre el murciélago con rapidez para que no tenga oportunidad de alejarse volando.
    • La red podría atrapar al murciélago de inmediato. Si vas a usar una toalla de tela o una manta, colócala sobre el murciélago y luego envuélvelo con ella.
    • Lleva al murciélago al aire libre mientras siga en la red o la tela, y luego libéralo. Será mejor para el murciélago que lo sueltes al anochecer, pero no debes mantenerlo atrapado hasta la noche si lo capturas durante el día.

Retirar a los murciélagos que vivan en tu casa

  1. Evalúa la situación. Tendrás que identificar los lugares por donde los murciélagos entren y salgan de tu casa, así evitarás que regresen luego de haberlos expulsado. Con frecuencia, los murciélagos se establecen en los áticos; por ello, deberás revisar los espacios en los revestimientos de tu casa, las ventanas abiertas o las fisuras.
    • Muchos áticos en las casas viejas cuentan con espacios en la madera que son lo suficientemente pequeños como para que los murciélagos pasen por ellos. Por esta razón, revisa las áreas con cuidado, ya que un murciélago requiere muy poco espacio para entrar.
    • Cerciórate de que las aberturas comunes (como las ventanas y las puertas con vetas de los graneros) estén bien cerradas.
  2. Cierra todo menos la entrada y la salida principales. Luego de identificar los diferentes lugares por donde los murciélagos hayan entrado a tu casa, tendrás que cerrarlos todos menos uno. Procura dejar abierto su “principal” punto de entrada.
    • Identifica el punto de entrada por el que el murciélago transite mayormente. Para ello, observa la cantidad de deposiciones que el murciélago deje en el área del punto de entrada.
    • Los demás agujeros y espacios pueden ser muy pequeños y medir tan solo 1 cm (1/2 pulgada). Estos pueden llenarse fácilmente con masilla o pueden sellarse con un pedazo de madera.
  3. Coloca un dispositivo de exclusión de una sola vía. Los dispositivos de exclusión permiten que los murciélagos salgan de tu casa en la noche de forma normal, pero evitan que puedan volver a entrar. Existen diversos tipos de dispositivos de exclusión que puedes crear o comprar.
    • Las redes y pantallas pueden funcionar como dispositivos de exclusión si los colocas de una forma que permita salir con facilidad, pero a una altura lo suficientemente baja como para que un murciélago en vuelo tenga dificultades para volver a encontrar la abertura.
    • Los embudos y los “conos para murciélagos” reducen la entrada de manera tan considerable que hace que los murciélagos tengan dificultades para volver a tener acceso al embudo cuando están volando.
    • Puedes comprar dispositivos de exclusión en las tiendas si prefieres no tratar de construirlos tú mismo.
  4. Crea tu propio dispositivo de exclusión. Puedes comprar diversos dispositivos de exclusión para retirar a los murciélagos de tu casa, pero también puedes crear el tuyo con mucha facilidad usando una pantalla y tachuelas o una pistola grapadora.
    • Coloca la pantalla sobre la entrada y la salida principales de los murciélagos. Esta debe estar plana sobre el lado de la casa, pero debe estar un poco levantada en el centro, sobre el agujero.
    • Reduce el espacio levantado en la pantalla hasta un punto de aproximadamente 3 cm (1 pulgada) en el fondo, así la pantalla lucirá como un embudo desde la parte superior de la entrada hasta el agujero estrecho en el fondo.
    • Los murciélagos saldrán por la abertura del fondo de la pantalla, pero no podrán sostenerse y volver a pasar por la entrada.
  5. Cierra la salida del dispositivo de exclusión. Luego de que todos los murciélagos estén fuera de tu casa, tendrás que cerrar la entrada principal en la que hayas colocado el dispositivo de exclusión, así te cerciorarás de que ningún murciélago pueda regresar a tu casa.
    • Los murciélagos tienen una esperanza de vida bastante larga y una buena memoria; por ello, tratarán de ingresar nuevamente a tu casa si no la cierras de forma adecuada.
    • Los murciélagos no son buenos mordiendo o clavando sus garras en las barreras, por lo que será poco probable que puedan volver a entrar, siempre y cuando cierres la entrada.
  6. Limpia el área en la que hayan vivido los murciélagos. Luego de asegurar el área y retirar a los murciélagos, deberás limpiar todas las deposiciones que hayan dejado en tu casa. Sus heces y su orina pueden causarte problemas a ti y tu familia.
    • Las cantidades abundantes de heces de murciélago pueden hacer que la madera se pudra, lo que podría afectar la integridad de tu casa.
    • Las heces de los murciélagos pueden provocar moho.
    • Limpia las heces con una aspiradora o un limpiador multiuso. Debes lavarte las manos al terminar.

Advertencias

  • Limita el contacto con los murciélagos, ya que estos podrían portar rabia u otras enfermedades transmisibles.
  • Siempre lávate las manos luego de entrar en contacto con un animal salvaje.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página