Cómo perder grasa facial

Si sientes que tu rostro tiene más grasa de la que te gustaría, puedes cambiarle la apariencia. En algunos casos, la grasa facial es resultado de la genética; en ese caso, tendrás que aprender a quererte tal y como eres. Si tienes sobrepeso, esto afectará la distribución de la grasa facial y también la corporal, y lo mejor será hacer una dieta saludable. Desafortunadamente, no es posible perder solamente la grasa facial, pero a continuación encontrarás varias cosas que puedes hacer para minimizarla.

Evalúa la necesidad de perder grasa facial

  1. Mírate en el espejo. Si tu cuerpo es de tamaño normal, pero sientes que tu rostro está gordo, medita primero; tal vez tengas una idea distorsionada de tus proporciones.
    • Observa cuidadosamente a los miembros de tu familia. ¿Tienen las mismas proporciones faciales que tú? Probablemente tengas una predisposición genética a tener cierta grasa facial. También, algunas formas de grasa facial pueden estar relacionadas con la juventud y la "gordura infantil" tiende a desaparecer con la edad.
    • Pídeles a las personas en quienes confías que sean honestas contigo. ¿Piensan que tu rostro está gordo o que está bien proporcionado?
    • ¿Tu rostro está "hinchado" en lugar de gordo? La hinchazón puede deberse a una mala nutrición, a los alimentos muy salados, a la falta de sueño, al consumo de drogas o alcohol, a la falta de ejercicio, etc.
    • Consulta al médico. Te tranquilizará informándote sobre las proporciones faciales apropiadas. También, el médico puede descartar posibles problemas, como el edema (hinchazón).
  2. Verifica tu postura. Una postura caída puede causar una papada y dar la apariencia de un rostro más gordo. Cualquier grasa que tengas se situará en el lugar más cómodo y si tu postura empuja el cuello y la barbilla hacia abajo, tu rostro puede engordarse.
    • Párate y siéntate más erguido para alinear apropiadamente la columna vertebral. Consulta al fisioterapeuta o médico para asegurarte de tener una buena postura al pararte o sentarte.
    • Respira profundamente. Es más difícil adoptar una postura caída si respiras más profundamente porque necesitarás enderezarte para llenarte de aire.
    • Recuerda mantener los hombros hacia atrás, inclinar la cabeza y la barbilla más hacia arriba y mirar a la gente a los ojos.
    • Existen ejercicios para mejorar la postura; para más información, consulta con el fisioterapeuta o busca fuentes en línea. Los pilates, el yoga y los ejercicios similares también te ayudarán.

La nutrición general y la dieta

  1. Come de forma saludable. Cambia la cantidad de calorías que consumes por una cantidad apropiada para una persona de tu peso, sexo y edad. Las autoridades gubernamentales responsables de la información nutricional en tu país ponen a disposición del público las tablas de calorías. También puedes pedirle al médico asesoramiento adecuado para ti.
  2. Pierde peso si tienes sobrepeso. Cuando pierdes grasa corporal, también pierdes grasa facial. Toma en cuenta que no es posible perder peso en un área específica solamente. La pérdida de peso impacta todo el cuerpo, incluyendo el rostro. Al seguir una dieta balanceada para perder peso junto con ejercicio regular, verás que la grasa facial no deseada se reducirá también.
    • Es importante hablar con el médico sobre la dieta que llevas para asegurarte de estar siguiendo una dieta bien balanceada y evitar las dietas relámpago que pueden dañar el cuerpo.
    • Los ejercicios cardiovasculares y de fortalecimiento son los mejores ejercicios para perder peso y para tonificar los músculos.
    • Come bastante fibra y vegetales de hojas verdes. Evita los alimentos con alto contenido de azúcar y grasa.
    • Trata de evitar el alcohol o minimiza drásticamente su consumo. El alcohol contiene calorías sin nutrientes y también deshidrata el cuerpo. La deshidratación puede hacer que el rostro se mire hinchado.
  3. Mantente bien hidratado. Tomar suficiente agua te ayudará a lavar el exceso de sodio que puede estar causándote hinchazón en el rostro. La cantidad de agua adecuada también te ayudará a sacar del cuerpo las toxinas que pueden causar una palidez enfermiza.

Ejercicios faciales

  1. No creas que los ejercicios faciales curan todo. Los ejercicios faciales tienen sus seguidores, pero nunca creas que estos, por sí solos, podrán reducir la grasa facial, ya que, generalmente, tener un rostro delgado es el resultado de una pérdida de peso saludable y de ejercitar todo el cuerpo. Sin embargo, habiendo dicho esto, es bueno combinar los ejercicios faciales con una dieta porque pueden ayudar a prevenir la flacidez y las arrugas que se producen después de perder una gran cantidad de peso.
  2. Prueba con el yoga facial. Las poses de yoga que fuerzan la cabeza hacia abajo se consideran un buen ejercicio para los músculos faciales, junto con los ejercicios de respiración profunda. Además, te ayudarán a verte más joven.
  3. Di X y O varias veces seguidas. Estas dos letras harán que la boca y las mejillas se contraigan haciendo que los músculos se muevan mucho. Repítelo las veces que quieras durante el día.
  4. Mastica chicle o goma de mascar. La acción constante de masticar usará varios músculos del rostro y si te gusta masticar chicle, no será difícil hacerlo.
    • Mastica chicle sin azúcar. Evita agregar a tu dieta más azúcar de la que necesitas.
  5. Abre la boca lo más redondo y amplio que puedas. Detenla por algunos segundos y luego relájala.
    • Repítelo 30 veces seguidas, tres veces al día (mañana, tarde y noche).

Usa maquillaje para minimizar las áreas más gordas del rostro

  1. Usa rubor del tono de tu piel. Aplícalo desde el exterior hacia el interior del rostro; las mejillas se ven mejor y más esculpidas.
  2. Usa la técnica de contornear para adelgazar el rostro. El maquillaje que se usa para contornear el rostro puede hacer que un rostro poco definido se vea más delgado, ya que acentúa los pómulos y usa sombras para suavizar y resaltar las diferentes partes del rostro.
    • Esta técnica para contornear puede hacer que los rostros ya delgados se vean huecos y cansados, así que, ten cuidado con la cantidad de maquillaje que uses.
    • Solicítale a un maquillista de tu localidad que te dé una lección para contornear el rostro. Esta persona podrá asesorarte para que sepas qué resaltar y qué oscurecer en tu rostro. Lleva tiempo aprender a hacer bien el contorno, así que sigue practicando.
  3. Redondea las cejas. Redondear las cejas que son un poco gruesas (pero no mucho) puede adelgazar el rostro. Puedes resaltarlas con un tono ligeramente más oscuro que el color natural de tus cejas.
  4. Usa un corrector para disimular las ojeras. Las ojeras pueden darle al rostro una apariencia de gordura.
  5. Usa un lápiz labial de color más ligero. Un lápiz labial más oscuro puede dar una impresión de pesadez. Usa un lápiz labial más claro para que los labios parezcan más delgados.

Consejos

  • Para sentirte bien con la apariencia de tu rostro, es esencial que mantengas la piel en condiciones excelentes. El rostro es la ventana al mundo, así que, hazlo lucir lo mejor posible manteniendo un cuidado diario de la piel y una rutina de limpieza apropiada para tu tipo de piel y estilo de vida. No tiene que ser algo complejo o caro; tampoco importa tu sexo; sólo busca un limpiador facial y una rutina de humectación adecuada para ti y síguela.
  • Los rostros son propensos a acumular grasa; este es un buen indicador para que consideres ponerte a dieta y tonificar todo el cuerpo.
  • La forma natural de tu cuerpo tendrá un impacto en lo largo, ancho o gordo que parezca tu rostro.
  • Existen cremas para esculpir el rostro, pero investiga primero antes de gastar grandes cantidades de dinero.
  • La pronunciación de las letras 'M' y 'N' con el máximo movimiento de la mandíbula es otra forma de lograr tu propósito.
  • Un rostro más lleno ayuda a las personas a verse más jóvenes. Para muchas personas, la aceptación de la grasa facial es la forma de verse jóvenes ¡más tiempo! Después de los 40 años, empezarás a perder naturalmente la grasa facial y a bajar el IMC, lo que significa que las arrugas en el rostro se verán más.

Advertencias

  • La cirugía facial es tan grave como cualquier otra cirugía y no debería tratarse a la ligera. Existen muchos vasos sanguíneos en el rostro que pueden hacer que este tipo de cirugía sea algo complicado. Aún si se hace bien, la cirugía facial dejará cicatrices.
  • Masticar por mucho tiempo puede causar dolor en la mandíbula.
  • La pérdida de peso de un "lugar en específico" no es posible; no existe ninguna forma de enfocarse en una área específica y perder peso en ese lugar solamente. Necesitarás prepararte para perder peso en todo el cuerpo para poder perder un poco de grasa facial.
  • La pérdida de mucha grasa facial te hará lucir más vieja o viejo, con partes más profundas y hundidas en el rostro. Entre el 15 y el 25 por ciento de la grasa corporal es esencial para mantener un rostro con apariencia joven.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página