Cómo conseguir trabajo siendo adolescente

A veces, la paga semanal no es suficiente. Si necesitas algo más de dinero para ir al cine, salir con tu pareja o empezar a ahorrar, podrías comenzar a trabajar. Puede ser difícil encontrar trabajo siendo adolescente, pero no imposible. Todas las compañías piden trabajadores con experiencia. La clave es venderte.

Pasos

  1. Empieza a buscar.
    • Encuentra organizaciones y otros sitios que paguen a adolescentes por trabajar. Los mejores sitios son las organizaciones sin beneficios y establecimientos recreativos como el zoológico, museos, campamentos y hospitales.
    • Otra opción es buscar en los club de bridge. Generalmente se reúnen una vez a la semana y pagan bien a los caddies.
    • No vayas intentando ser director ejecutivo en ningún lugar. Comienza siendo pequeño y haciendo cosas fáciles. Lo más fácil es buscar trabajo en la industria de los alimentos y los textiles. No es el mejor trabajo, pero es un comienzo.
  2. Date a conocer. Puedes repartir folletos en tu vecindario detallando los trabajos que puedes hacer, como ser canguro o pasear perros. No des información personal a menos que confíes en la otra persona.
  3. Usa tus contactos. Habla a tu familia y amigos sobre que buscas trabajo, quizá puedan ayudarte.
  4. Ofrécete como voluntario. A veces, la mejor manera de conseguir un trabajo remunerado es sacrificando algo de tu tiempo libre para obtener ganancias a largo plazo. Trata tu trabajo de voluntariado como si te pagasen. Haz un buen trabajo para que confíen en ti.
  5. Escribe un currículo. Aunque muchos sitios no lo pidan, es un buen ejercicio y útil para tener tu historial de trabajo y estudios a mano.
  6. Preséntate pronto. Lo más importante es presentarte tan pronto como oigas hablar de este empleo. Hay veces que el reclutamiento para trabajos de verano comienza en febrero o marzo.
  7. Ve a una entrevista. Una de las preguntas más frecuentes es: ¿Por qué te sientes cualificado para este empleo? Hazles saber lo positivo que eres, siempre tratando de ayudar y habla sobre tus habilidades. Puedes decir lo bueno que eres atendiendo al teléfono o lo bien que tecleas sin tener que mirar el teclado. Dependiendo del trabajo, puede ser un plus.
  8. Aumenta tus ganancias. Tras trabajar unos cuantos veranos en el mismo puesto, estarás preparado para pasar a otro nivel cuando salgas del instituto. Esto puede ayudarte en la universidad.

Consejos

  • Toma la iniciativa. Muchas agencias contratan adolescentes en verano, después de las clases. Aunque generalmente elijan niños que ya hacen trabajo de voluntariado para ellos, nunca se sabe.
  • Demuestra tus habilidades. Si eres un buen trabajador, tendrás más oportunidades de ser contratado, porque ya conocen tu trabajo.
  • Si te llaman, muéstrate disponible a cualquier trabajo y horario que te propongan, ya verás lo rápido que consigues un empleo. Si hay conflictos con tu horario escolar, sé honesto. Hay muchos empleadores que son comprensivos en ese aspecto.
  • Cuando hayas hecho un buen trabajo para alguien, pide permiso para utilizarlo en futuras referencias.
  • Trata de conseguir un trabajo en el que estés interesado. Puede ayudarte en el futuro o contar como experiencia en la universidad.
  • Los trabajos son más duros con la economía actual, ya que los trabajos tradicionalmente hechos para los adolescentes están siendo tomados como planes alternativos por los desempleados.
 

Advertencias

  • Si obtienes un trabajo en la casa de alguien, di siempre a tus padres dónde vas a estar y haz que se conozcan. Sigue tus instintos, si no te da buena espina, márchate.
  • No esperes que te paguen por no hacer nada. Debes estar preparado.
  • Echa un vistazo a las leyes laborales infantiles. Puede que no se te permita trabajar, pero sí a cuidar niños o ser tutor.
  • NUNCA le cuentes tu vida a tu jefe.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página