Cómo hacer crecer un bambú desde la semilla

La mayoría de las especies de bambú sólo producen semillas una vez a lo largo de una larga vida humana. Y la mayoría de las especies producen semillas por todo el mundo en el lapso de pocos años. Por lo tanto, quizás tengas una o dos oportunidades de plantar cualquier especie de bambú y valdrá la pena esforzarse de más para tratar de hacer las cosas bien. Si tienes la oportunidad, aquí están los pasos para sacarle provecho a cualquier tipo de semilla que adquieras.

Pasos

  1. Compra o construye un mini invernadero con pastillas de turba como medio de siembra. "Jiffy" hace unas que contiene a 72 pastillas y cuesta acerca de $5 estadounidenses. Algunos viveros o tiendas de jardín también pueden tener otras opciones también.
  2. Coloca una capa de pastillas en un molde de pastel (bandeja) con fondo plano. Pon una olla de agua a hervir y vierte el agua lentamente sobre ellas para que se expandan. El agua hirviendo no sólo sirve para expandirlas mejor, sino también tendrá algún grado de esterilización para disminuir la tasa de fracaso de la plantación. Repite este paso hasta que tengas listas todas las pastillas de turba que necesites.
  3. Coloca todas las pastillas de turba de vuelta en el mini invernadero. Dependiendo de qué tan húmedas estén, quizás necesites quitar la cubierta por un par de días para dejar que se sequen un poco. No es bueno cuando están empapadas y las pastillas de turba retienen muy bien el agua. Lo ideal es que las pastillas estén húmedas pero no mojadas.
  4. Remoja tus semillas en agua de aproximadamente 30 °C (85 °F) por 24 horas. Asegúrate de que no se ponga muy caliente, ya que las temperaturas superiores a los 40 °C (105 °F) pueden matar a tus semillas. Sin embargo, temperaturas más bajas no dañarán a tus semillas, pero pueden retrasar la germinación por algunos días.
  5. Utiliza una brocheta o palillo chino para abrir y raspar la parte superior de las pastillas de turba.
  6. Coloca sólo una semilla en el centro de cada pastilla. Esto se debe a que las semillas de bambú son escasas y costosas, no necesitas arriesgarte a tener dos brotes en la misma pastilla y tener que deshacerte de uno de ellos.
  7. Agrega una pequeña cantidad de "mezcla para plántulas", del tipo de tierra para macetas, sobre tus semillas. De 2 a 5 mm (1/8 a 1/4 de pulgada) es suficiente.
  8. Coloca el mini invernadero en un lugar esté bajo media sombra. Una ventana que se encuentre hacia el este es una buena opción si el clima de afuera es frío, o un área de sombra moderada afuera si el clima es bueno. NOTA: donde sea que lo coloques, no debería recibir mucho sol directamente. Incluso un mini invernadero cuando le da el sol directamente puede llegar muy rápido a temperaturas que matarían a tus semillas.
  9. Revisa el invernadero diariamente, ya que las pastillas de turba se pueden secar rápidamente una vez que el agua del remojo principal se evapora. Antes de que las semillas broten, pueden sobrevivir cuando están demasiado secas una vez más o menos. Pero tan pronto como germinen, pueden morir en cuestión de horas si se llegan a secar. Si las pastillas de turba comienzan a ponerse muy secas, usa una botella de spray para humedecerlas nuevamente. Es posible que necesites tanto como un gran chorro de agua por pastilla para humedecer hasta el interior de la pastilla.
  10. Tal vez veas el brote dentro de los 10 días de la plantación, aunque la mayor parte de la germinación se producirá después de al menos 15 o 20 días. Diferentes especies tienen diferentes tiempos de germinación, así que que no te decepciones muy pronto.
  11. Si ninguno de los brotes crece tan alto como para tocar la tapa de plástico cuando otros recién están empezando, levanta la tapa lo necesario como para evitar que las hojas la toquen... cualquier hoja que se apoye se pudrirá rápidamente y se corre els riesgo de que el semillero muera.
  12. Después de 30 días, la mayoría de las semillas que van a brotar con este método lo habrán hecho. Trasplanta todos los brotes saludables a maceteros de medio litro (4 qt) usando los siguientes pasos. Pero no deseches el resto de las semillas todavía, ya que pondremos unas pocas más en acción cambiando las condiciones para ellas.
  13. Mezcla una buena tierra para macetas con aproximadamente 50% de pequeñas cortezas o mantillo de astillas. Esto hace una mezcla de tierra para macetas con un drenaje muy akti que es bueno para el bambú.
  14. Coloca un poco (1 cm o 1/2 pulgada como mínimo) de esta mezcla de tierra en las macetas.
  15. Traslada cada pastilla que contenga un brote a una maceta y llena con la mezcla de tierra alrededor de la pastilla para que esté por lo menos 1/2 cm (1/4 de pulgada) enterrada bajo la tierra.
  16. Riega las macetas con una buena dosis de agua. Ya que tienen muy buen drenaje, no te preocupes mucho si pones demasiada agua.
  17. Acomoda estas macetas afuera en un lugar donde reciban alrededor de 50% de sombra y que nunca reciban los rayos del sol directamente por más de unos pocos minutos a la vez. Estos semilleros se encuentran ahora en un buen camino. Probablemente perderás al menos un 10% de ellos por razones inexplicables, pero el resto tendrán buenas probabilidades de llegar a la madurez.
  18. Regresa ahora a la bandeja donde están las semillas sin brotar y quita la tapa de plástico. Si quieres, guarda la tapa para futuras ocasiones, pero estas semillas y semilleros no la van a utilizar más.
  19. Si la bandeja de tu mini invernadero tiene un plástico divisor (removible) que ayuda a mantener a las pastillas organizadas, quítalo y haz muchos agujeros de drenaje en el fondo de la bandeja.
  20. Regresa todas las pastillas a la bandeja sin el divisor. Sepáralas uniformemente, y mantenlas con la misma parte hacia arriba...las semillas en la parte de arriba.
  21. Llena de tierra alrededor de las pastillas con la mezcla de tierra que preparaste, y acomódala sobre las pastillas hasta cubrir su superficie aproximadamente 1/2 cm (¼ de pulgada).
  22. Coloca esta bandeja afuera en el medio a pleno sol, controlándola diariamente para mantenerla húmeda pero no muy mojada. Al remover la tapa y el aumento de sol, necesitará riego casi todos los días. Puede ser útil que en este punto utilices una regadera, ya que así puedes darle una dosis más normal de agua.
  23. Con optimismo, verás un nuevo conjunto de semilleros empezando a salir en las siguientes semanas. En el momento que se vean listas, realiza el paso 12 y trasplántalas.

Consejos

  • He realizado experimentos controlados con tierra de semilleros, lana de roca, pastillas de turba, arena, y variantes y combinaciones de todas ellas. Bajo las mismas condiciones, las pastillas de turba fueron por mucho las más exitosas. No es bueno germinar estas plantas y luego dañar sus raíces frágiles al querer separarlas. Las pastillas de turba también evitan este problema, haciendo que sean una buena solución.
  • Es difícil evitar que se empapen las pastillas de turba cuando tratas de expandirlas. Prueba poniendo solo suficiente agua para que comiencen a expandirse sin que lleguen a sobre saturarse. Y recuerda que no tienen que estar perfectamente expandidas para que puedan ser un medio bueno y efectivo de crecimiento para las semillas.
  • A menudo eBay es un buen lugar donde se pueden conseguir semillas, aunque tienes que estar al tanto de dónde provienen (lee la primera advertencia a continuación). De forma alternativa, puedes unirte a grupos relacionados con el bambú como http://groups.yahoo.com. Muchos jardineros aficionados son felices al compartir sus semillas con compañeros entusiastas.

Advertencias

  • Para el primer invierno en climas más fríos, los semilleros necesitarán refugio. Planta las macetas en el suelo y dales 2 o 5 cm (1 o 2 pulgadas) de abono. No les pongas más abono que eso, ya que animará a los ratones a refugiarse ahí y después comerse la parte superior de tu bambú.
  • En climas demasiado fríos o para especies menos resistentes, necesitarán pasar su primer invierno adentro o en un invernadero. Pero recuerda que necesitan algo de agua inclusive en invierno, ¡así que no solo los pongas en un invernadero y te olvides de ellos!
  • Para la segunda ronda de trasplante donde las pastillas tienen que ser cubiertas con la mezcla de tierra, sé extremadamente cuidadoso con esto para evitar dañar las raíces. Las macetas les dan la posibilidad de expandir sus raíces cerca de las otras pastillas.
  • La importación de productos de bambú muertos, incluyendo cepas, es ilegal en algunos países ya que necesitan controlar la propagación de plagas y enfermedades de bambú. Asegúrate de cumplir con todas las leyes vigentes cuando adquieras semillas de bambú.
  • No esperes que brote más del 30% de las semillas. Y no te preocupes si el 20% de esas mueren después de emerger. No deberías preocuparte si el 10% o más de tus semilleros trasplantados se ponen lentamente de color café y mueren. Infortunadamente, esto es normal para muchas de las especies de bambú. Si terminas con 2 plantas sanas de cada 10 semillas que plantaste, lo estás haciendo bien. Para algunas especies es incluso mucho peor que esto.

Cosas que necesitarás

  • 10 o más semillas de bambú. (Con menos hay muchas probabilidades de que ninguna de ellas germine.)
  • Un recipiente para pastel con fondo plano (bandeja)
  • Alrededor de 1 L (1 quart) de agua hirviendo
  • Un mini invernadero, que solo es un recipiente para plantar con una tapa de plástico para cubrirlo.
  • Una jarra de agua y un lugar cálido (pero no caliente) donde ponerlo
  • Una pastilla de turba por cada semilla que pretendes plantar
  • Una brocheta o un palillo chino
  • Alrededor de 1 Kg (1 quart) de "mezcla para plántulas", del tipo de tierra para macetas
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página