Cómo pintar diseños para la pared de la habitación de un niño

Una forma creativa de personalizar la habitación de tus hijos es con diseños en las paredes. Si confías en tus habilidades artísticas, puedes dibujar y pintar algo a mano, pero si prefieres algo de ayuda adicional, puedes usar plantillas o proyecciones para crear una imagen más limpia. Las plantillas funcionan especialmente bien si quieres pintar un diseño simple, mientras que los proyectores son mejores para murales detallados. Más allá del método que uses, debes escoger un diseño y colores apropiados para la personalidad y los gustos propios de tu hijo o hija.

Decide qué vas a pintar

  1. Pinta formas simples de colores complementarios si la habitación es de un bebé o un niño muy pequeño. Por ejemplo, puedes pintar figuras geométricas básicas, abecedarios o árboles y flores simples. Usa colores pastel o fuertes y evita los tonos brillantes y neón, ya que pueden abrumar al pequeño.
  2. Si el niño no es tan pequeño, incluye animales en el diseño. Escoge colores fuertes y llamativos en vez de tonos pastel y neón.
  3. Ten en cuenta los intereses de los niños mayores. Una vez que tu hijo o hija comience a ir a la escuela, tendrá sus propios intereses y obsesiones. Estos suelen incluir desde animales hasta paisajes urbanos, pasando por bailarinas de ballet y deportes. Crea un tema a partir de estos intereses y pinta un diseño relacionados a ellos.
  4. Elige diseños simples y sofisticados una vez que tu hijo o hija comience a entrar a la adolescencia. Un chico o chica en crecimiento seguramente preferirá imágenes con formas simples y diseños abstractos en vez de imágenes específicas. Usa colores tenues o tonos divertidos según la personalidad de tu hijo o hija.

A mano

  1. Haz un bosquejo de tu idea en la pared suavemente con un lápiz. Usa un lápiz azul con borrador; si no encuentras uno, puedes usar un lápiz normal con borrador.
  2. Usa cinta de pintor para dividir las secciones de tu dibujo. La cinta es muy útil si quieres crear líneas rectas; además, dividir las secciones del dibujo evitará que uses el color equivocado por error en la parte incorrecta del dibujo.
  3. Vierte la pintura en una paleta. Usa pintura acrílica y comienza con los colores que sabes que usarás para completar la primera sección en vez de verterlos todos de una vez, para que la pintura no se seque antes de tiempo.
  4. Colorea la imagen cuidadosamente con pintura. Usa un pincel delgado para tener más control.
  5. Espera 24 horas a que seque la primera sección de pintura.
  6. Aplícale sellador acrílico a la pintura. Retira la cinta de pintor y espera a que seque el sellador.
  7. Vuelve a colocar cinta de pintor para completar otra sección de tu dibujo. Pinta y sella la pintura con el mismo método que usaste para la primera sección. Repite este paso todas las veces que sea necesario hasta que todas las secciones estén listas.

Con plantillas

  1. Busca plantillas que correspondan al tema de la habitación. Busca plantillas grandes en vez de pequeñas para crear un diseño notorio que resalte apenas ingreses a la habitación. Tal vez sea más fácil usar plantillas hechas especialmente para usar con pintura para pared, ya que normalmente vienen en diseños terminados.
  2. Estira y fija la plantilla en la pared con cinta de pintor azul. La cinta de pintor es lo suficientemente fuerte para sostener la plantilla en su lugar sin arruinar la pintura de la pared.
  3. Vierte la pintura en una bandeja. Puedes usar pintura para pared normal, pero la pintura acrílica para manualidades es más económica, especialmente si piensas usar varios colores.
  4. Usa un rodillo si solo necesitas un color para tu diseño. Remoja el rodillo en la pintura y pásalo por encima de toda la plantilla hasta cubrir todo el diseño.
  5. Usa un pincel si vas a usar varios colores. Un pincel para plantillas grueso es la mejor opción y crea un efecto irregular conocido como “piel de naranja.”
  6. Espera 24 horas a que la pintura seque.
  7. Aplica sellador acrílico si usaste pintura acrílica. Escoge uno con acabado satinado en vez de brillante. Espera que el sellador seque y ventila la habitación antes de volver a poner los muebles en su sitio.

Con proyección

  1. Busca una foto o imagen que quieras exponer en la pared de la habitación. Busca imágenes de libros para colorear para un mejor resultado. También puedes usar fotos a color, pero puede que sean ser más difíciles de pintar.
  2. Crea una copia digital de la imagen. Si la encontraste impresa, escanéala o transfiérela a tu computadora. Si la encontraste en internet, basta con guardar una copia en tu computadora.
  3. Alquila un proyector. Puedes preguntar en tu biblioteca local si alquilan proyectores, pero lo más probable es que tengas que buscar una tienda especializada en el alquiler de equipos audiovisuales.
  4. Imprime la imagen en papel transparente. Si alquilaste un proyector que requiere transparencias, necesitas transferir tu imagen a un papel transparente. Puedes conseguir este papel en la mayoría de tiendas de artículos de oficina para usarlo en tu propia impresora.
    • Si alquilaste un proyector que se conecta directamente a la computadora, no es necesario imprimir la imagen en papel transparente.
  5. Coloca el proyector de modo que proyecte la imagen en el espacio deseado. Ajusta la posición y el tamaño de la proyección según sea necesario hasta que estés satisfecho con la imagen en la pared.
  6. Traza suavemente el contorno de la imagen con un lápiz azul. Vuelve a dibujar todas las líneas que quieres repetir en el mural.
  7. Apaga el proyector. Revisa la imagen para cerciorarte de haber copiado todo correctamente. Si no, vuelve a prender el proyector y termina de rellenar los detalles que falten.
  8. Vierte la pintura que necesites en una paleta. Para obtener un mejor resultado, usa pintura acrílica para manualidades.
  9. Colorea el dibujo cuidadosamente con un pincel. Escoge un pincel lo suficientemente grueso para el tamaño de la imagen. Si usas un pincel muy delgado, te demorarás más y el producto final tendrá un aspecto manchado; si usas uno muy grande, podrías cometer más errores y salirte de la línea.
    • Si es necesario, usa varios pinceles de distintos tamaños y cambia a uno más pequeño para completar los detalles más pequeños.
  10. Deja que la pintura seque durante 24 horas después de terminar el mural.
  11. Sella el mural con sellador acrílico para pintura. Usa un sellador de acabado satinado en vez de brillante.
  12. Desocupa la habitación hasta que el sellador seque. Deja que la habitación se ventile antes de volver a poner los muebles en ella.

Consejos

  • Procura que tu pared esté limpia y lisa antes de pintarla. Una superficie limpia y lisa es un mejor lienzo que una pared sucia con pintura descascarada y hará que el resultado final se vea mucho mejor.
  • Piensa en el color de fondo de la pared antes de escoger el diseño. Si no piensas cambiarlo, crea un diseño con colores que combinen con el color de la pared.

Advertencias

  • No pintes diseños en todas las paredes y superficies de la habitación. Muchos dibujos harán que se vea demasiado recargada.

Cosas que necesitarás

  • Pintura acrílica para manualidades
  • Pintura para pared
  • Paleta de pintor
  • Lata de pintura
  • Cinta de pintor
  • Pinceles
  • Rodillo
  • Sellador acrílico para pintura
  • Plantillas
  • Lápiz azul
  • Proyector
  • Papel transparente
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página