Cómo comprar un auto

Encontrar y comprar el auto perfecto no es tarea fácil. Hay muchas decisiones por tomar y muchas opciones por sopesar, sin mencionar los colores. Claro que el precio es el factor decisivo, como también cuán frecuente lo manejarás. Independientemente si lo quieres nuevo o usado, de un particular o de un distribuidor, saber qué es lo quieres e ir más allá para encontrar el auto más adecuado para ti, son las dos cosas más importantes que puedes hacer. Entérate de los detalles y continua leyendo esta guía.

Haz la tarea

  1. Haz una lista de qué modelos de auto te gustan. Hacer esto, como en otras cosas, es una buena idea, sobre todo cuando vas a comprar algo tan caro como un vehículo. Necesitas conocer qué es lo que buscas en un auto. Haz una lista de los accesorios importantes.
    • Algunos criterios pueden ser, la apariencia, la seguridad, el rendimiento, el tamaño, la eficiencia, el costo, el valor de reventa, el tamaño de motor, el tipo de transmisión, los kilómetros recorridos (en un vehículo usado) y el color.
  2. La lista debe empezar con el criterio más importante. ¿Qué aspectos de tu futuro auto esperas contemplar? y ¿qué aspectos necesitas de tu futuro auto? Mucha gente piensa en un auto seguro, confiable y de alto rendimiento cuando lo que realmente quieren es un buen desempeño, comodidad y apariencia. Si eres honesto, el proceso de compra se simplificará.
  3. Considera las ventajas y desventajas de comprar un auto nuevo. Como lo es el oler, el tocar y sentir un auto sin usar. Comprar un auto nuevo puede convertirse como una experiencia religiosa, algo que haces cada cierto tiempo sin fallar; pero, a un alto costo si no lo haces con cuidado. De acuerdo a tu situación, evalúa si te es posible comprar un vehículo nuevo.
    • Las ventajas:
      • Libre elección. Puedes comprar el auto que desees sin estar limitado por la disponibilidad.
      • Libertad de financiamiento. Generalmente los financiamientos en carros nuevos son más baratos que en carros usados.
      • Novedades. Los autos nuevos incluyen funciones novedosas que los usados no tienen.
      • Conociendo lo que compras. Cuando compras nuevo, tienes una mejor idea de qué es lo que estás comprando, este no tiene historias inciertas.
    • Las desventajas:
      • Es más costoso. No es un secreto, los autos nuevos cuestan más.
      • Se deprecia de inmediato. Tan rápido como pisa la banqueta, el "efecto limón" se hace presente, el auto se devalúa un 11%
      • El seguro cuesta más. Tampoco es un secreto.
      • Información ambigua del modelo. El vehículo que compras ¿es un caballo de trabajo o una mula rejega? De esto te enteraras luego, tal vez pase un año.
  4. Evalúa las ventajas y desventajas al comprar un auto nuevo. Los autos usados son la mejor opción para mucha gente, son más baratos y los particulares saben cuánto pueden recibir por éstos. Sin embargo, también hay ciertos riesgos al comprar un auto usado. Revísalas antes de tomar una decisión.
    • Las ventajas:
    • El costo. Comprar un auto seminuevo puede ser drásticamente más barato que comprar uno nuevo.
      • Pólizas de seguro más accesibles. Las compañías de seguro saben que los propietarios de autos no nuevos, los cuidan más, por lo que les ofrecen mejores precios.
      • Menor devaluación. Tu carro se devalúe menos cuando es usado, pues la devaluación original, pasó hace tiempo.
    • Las desventajas:
      • No son baratos. Si compras el vehículo con un distribuidor de autos usados, el vehículo costará un 15% más caro que el valor comercial.
      • Financiamiento caro. Normalmente elevado en autos usados.
      • Más mantenimientos. Normalmente requieren de mantenimientos más costosos.
      • Historial desconocido. Normalmente nadie muestra registros de los mantenimientos previos, la frecuencia y el lugar, tampoco si el vehículo fue chocado.
  5. Decide de acuerdo a tu presupuesto. Establece un presupuesto aún y cuando termines comprando algo más económico. El presupuesto te dirá qué puedes comprar y cuándo retirarte de un mal negocio.
  6. Busca los modelos que se ajustan a tu criterio y presupuesto. Empieza a buscar con los distribuidores, en línea o en anuncios clasificados.
    • Usa el internet. El peor cliente para un vendedor de autos es una persona educada. Un comprador que sabe lo que quiere, no es impulsivo y respeta el límite de su presupuesto. Buscar en el internet es un buen lugar para lograrlo.
    • Registra tus resultados preliminares. Mantén registro de tus hallazgos, más aún si vas con un distribuidor, pues los distribuidores inflan los precios y tú podrás descubrirlos si haces tu tarea.

Revisa el mercado

  1. Ve con el distribuidor sin intensión de comprar. Si puedes, ve un día que el distribuidor esté cerrado para que no tengas al vendedor encima de ti. Si un vendedor se te acerca dile que no estás comprando, estás evaluando, terminas y te vas con otro distribuidor. Tal vez no quieres comprarle a un distribuidor, pues éste no quiere darte lo que quieres, sino lo que tiene.
  2. Averigua cuanto pagó el distribuidor por el vehículo. Esto se llama el "precio de compra" no es muy complicado saberlo, una vez que sepas, empieza por hacer una oferta baja y déjala subir, en vez de empezar con una oferta alta que se te dificulte bajar.
    • Asegúrate de saber el precio de compra, pero de un auto con las características que quieres.
  3. Encuéntralo en línea, usa sitios como el Autobytel.com y el PriceQuotes.com para que puedas negociar el precio. Algunos distribuidores muestran sus vehículos con costo incluido en la red.
  4. Pon tus finanzas en orden antes de ir con un distribuidor. Antes de hacer un nuevo gasto, es importante que hayas trazado un plan financiero basado en hechos, el cual debe incluir:
    • Conoce tu límite de crédito si buscas financiamiento. Puedes recibir un reporte al año de cualquiera de las tres prestigiosas agencias de reportes crediticios.
    • Busca un préstamo en un banco o en una agencia crediticia. Tomar el crédito con el distribuidor, es una mala idea. Obtén el presupuesto antes de ir con el distribuidor, el distribuidor tal vez te haga un descuento.

Toma la decisión

  1. Muévete a donde más te conviene. Una persona que no quiere moverse para hacer un buen negocio, es una persona dispuesta a pagar más.
    • Un distribuidor listo tratará de persuadir de tu decisión, diciendo que te lo mereces. No caigas en ese juego. Aún si falla la negociación, ésta fue una parte importante en dónde ganaste experiencia.
  2. Si planeas usar el auto por un buen tiempo, no rentes un auto, muchos distribuidores hacen su fortuna rentando autos. Pero si piensas no conservar el vehículo más de 3 años, entonces rentarlo es tu opción, si cambias de opinión, negocia el monto a cubrir para que el auto sea tuyo.
  3. No pidas una prueba de manejo. Si decides hacer una prueba de manejo, haz tus emociones de lado. Las pruebas de manejo cambian tu percepción de qué es lo que quieres y de cuánto estás dispuesto a gastar. Algunos vendedores aprovechan esta experiencia.
    • Pregúntale al vendedor de manera discreta. Durante la prueba de manejo, algunos vendedores empiezan a hablar sobre los vehículos, su objetivo es convencerte, por lo que si insiste has preguntas técnicas.
    • Lleva a tu cónyuge a la prueba de manejo. Los cónyuges algunas veces son más objetivos, pues no sienten la misma emoción que tú. Si el vendedor te presiona, tu cónyuge lo puede frenar.
    • Si vas a comprar ese vehículo, al menos prueba a tres más y toma tu tiempo y siéntete convencido.
  4. Retírate si el vendedor viene con el block de notas. Dile que no aceptas la presión inducida. Un block de notas es un mecanismo disuasivo para aumentar los precios en tu perjuicio. No te asustes.
  5. Negocia, aun estando en la puerta de la banqueta. Los distribuidores no dejarán ir un "buen trato" (optativo para ti, pero real para ellos) al incluir algunos servicios al precio pactado, haciéndote sentir culpable si no "aceptas" el negociazo. Que no te engañen con esto.
    • Puedes decir cosas como "puedo negociar bajo ese precio, si está de acuerdo, haciendo éste el número final, no el inicio de una nueva negociación".
  6. Conoce las mañas de los vendedores. No todos juegan limpio y conocer sus trucos te preparará a la hora de sentarte y negociar.
    • No caigas en el juego del culpable. No te sientas culpable al rechazar una oferta que conoces no es buena. Te culpará de su "pérdida de tiempo" después de la prueba de manejo. Ese es su chamba, no te sientas culpable, ellos no lo sienten.
    • Un vendedor empezará a negociar con un precio elevado. Ese es el modo de hacerte descuentos y "convencerte" dado que no todos te hacen su oferta. Si conoces el precio de compra, no temas alejarte de un pésimo negocio.
    • Conoce las comisiones. La comisión del vendedor será entre el 10% y el 25% de la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta. Entre más alta la diferencia, la comisión también lo será.
  7. Se inteligente decide que auto vas a comprar. Compara con varios distribuidores y llámalos y diles que planeas comprar tal carro a quién te haga la mejor oferta a las 17:00 hrs a más tardar. Diles que no quieres negociar y que la oferta que te hagan incluya impuestos y comisiones.
    • Tal vez no quieran negociar contigo, pero los dejarás tentados a venderte un vehículo (odian hacerlo) pero pueden hacerte una buena oferta, tómala.
  8. Antes de comprar un auto usado, lleva un mecánico para que realice una inspección completa, no importa si te lo vende un particular o no. Un mecánico puede aclararte sobre las condiciones del carro, si ha sufrido choques, que cosas se le han cambiado o reparado, etc.
  9. Antes de comprar un vehículo usado, si puedes, revisa el reporte histórico del mismo. Verifica si fue robado, maltratado o reparado antes de comprarlo. Puedes encontrar un registro histórico en CARFAX.com.
  10. Lee las letras pequeñas cuidadosamente antes de firmar. No bajes la guardia hasta haber revisado el vehículo. No tengas miedo de preguntar tus dudas. Es normal que quiera cargarte $10 dólares extras mensualmente sin que te enteres, no confíes en que el vendedor vela por tus intereses.
    • El distribuidor te venderá paquetes de servicios no negociados en la venta, eso es ilegal, si eres víctima de pagos extras por conceptos que no firmaste, busca un abogado.

Consejos

  • Una vez hecha la tarea y determinando lo que quieres, visita a los distribuidores.
  • Verifica los precios de autos nuevos y usados antes de tomar tu decisión, averigua los precios de compra y entonces ve con los distribuidores.
  • Lleva a tu cónyuge o un buen amigo con los distribuidores. Si no tienes quien te acompañe, vístete serio e irradia confianza. Si eres mujer, lleva a alguien que te defienda, los vendedores se aprovechan de las mujeres.
  • No permitas que te confundan con sus dichos. Se firme y confiado, no permitas que te lleven a otra opción, sólo retírate.

Advertencias

  • Lee por completo el contrato. No firmes, hasta que entiendas que estás firmando. Si no estás seguro, llévate el contrato a casa y haz que lo revise un abogado. Una vez firmado, has comprado el vehículo.
  • Siempre haz una prueba de manejo, verifica que no suene el motor, que jale el limpia parabrisas, el clima, la calefacción, las luces y el tablero. Verifica la cajuela, los asientos, los dispositivos de seguridad como los cinturones, las bolsas de aire (si aplican) el radio y cualquier dispositivo que tenga.
  • Pregúntate siempre si el vehículo vale más de lo que cuesta. Si no es así, has una oferta más barata, si la rechazan, siéntete afortunado. El vehículo ideal te espera en otro lugar.
  • Si tienes miedo de la seguridad del vehículo, pues sufrió un impacto, despreocúpate, no lo compres.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página