Cómo retocar rayones en tu carro

Si tu carro tiene un rayón menor pero antiestético, tú mismo lo puedes reparar o pagarle a alguien para que lo haga. Pero si estás dispuesto a invertir tiempo y a hacerte cargo, puedes realizar un trabajo profesional, solo tienes que seguir los siguientes pasos.

Pasos

  1. Compra una pintura que sea exactamente igual al color de tu carro. Puedes revisar el manual del usuario para encontrar el código de la pintura. Si no lo encuentras en el manual, puedes preguntar en el concesionario o en la venta local de repuestos. Una vez sepas el color exacto, compra un bote de pintura de retoque en la tienda.
  2. Ve a una tienda de arte y compra un pincel pequeño (del número 2 estará bien). No vayas a utilizar el pincel grueso que viene junto con la pintura de retoque, porque es demasiado grande para el trabajo minucioso que necesitas realizar en el rayón del carro.
  3. Prueba la pintura de retoque en un área escondida del carro. Esto es para asegurarte de que el color coincida a la perfección, porque incluso, aunque hayas conseguido el código exacto del color de pintura, puede que el color de tu carro ya se haya aclarado un poco por la exposición al sol y en ese caso tendrías que buscar un tono más suave para que sea compatible. Créeme que no quisieras darte cuenta de esto ya que hayas completado el trabajo de retocarlo ¡y ver que la pintura no coincide!
  4. Limpia el área donde se encuentra el rayón, hazlo suavemente pero a profundidad. Usa un paño, jabón líquido y agua. Esto hay que hacerlo antes de aplicar la pintura de retoque para que no quede ningún resto de suciedad. Debes secar bien el área, para evitar que quede humedad acumulada. Asegúrate de secar muy bien antes continuar con el siguiente paso. Es aconsejable que realices todo esto un día antes de reparar el rayón, así darás tiempo a que se seque bien durante la noche.
  5. Aplica aerosol desengrasante en una toalla y frótalo sobre el área del rayón. Esto quitará cualquier remanente de grasa o cera que haya en el espacio por retocar.
  6. Revisa si el rayón tiene bordes descascarándose. Toma un palillo de dientes y pásalo por la orilla para emparejar y si hay pintura suelta, quítala con el palillo de dientes.
  7. Suaviza el área del rayón con papel lija. Si el rayón es pequeño puedes hacer un lápiz de lija. Abriendo un agujero en el papel lija podrás obtener un punto pequeño del papel de 1200 de aspereza, esto hay que pegarlo en el borrador del lápiz con pegamento. Deja que seque toda la noche antes de usarlo. Justo antes de que uses el lápiz de lija remójalo entre el agua y rotando suavemente pásalo sobre el rayón.
  8. Limpia el área con alcohol desnaturalizado y un hisopo.
  9. Si hay alguna parte de metal expuesta, aplica una base de masilla. Remoja la punta de un palillo de dientes en la masilla y aplícala en el centro del rayón, permitiendo que la masilla rellene por completo el metal expuesto. Solo usa un poco para evitar que se escurra por las orillas del rayón. Deja que seque por 2 o 3 horas.
  10. Aplica la pintura de retoque con el pincel #2. Solo aplica una pequeña cantidad. Deja que seque por 2 o 3 horas, luego repite la operación hasta que el rayón se encuentre cubierto. Cuando hayas terminado, la pintura debe muy levemente rellenar las áreas que se encuentran alrededor del rayón. Deja que seque al menos por 24 horas.
  11. Usa papel lija de 2000 o 2500 de aspereza para nivelar el área retocada.
  12. Debes pulir el área retocada con una buena pulidora.

Consejos

  • No realices este trabajo bajo la sombra o directamente bajo el sol.
  • No olvides usar una toalla o paño que sea 100% algodón o una de micro fibra, de lo contrario, rayarás la pintura aun más.
  • Para evitar rayones accidentales, quítate relojes y anillos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página