Cómo pintar mesadas de fórmica

Paciencia, buena preparación y una buena ventilación son las claves para repintar tus mesadas por menos de $100.

Pasos

  1. Vacía las mesadas. Piensa que trabajarás en la cocina por al menos dos días completos.
  2. Limpia las mesadas cuidadosamente, usando un limpiador a base de amoníaco. Enjuaga bien y deja secar. No estaría mal volverlos a limpiar. Haz lo mismo con el salpicadero, si intentas pintarlo también.
  3. Lija suavemente las superficies de las mesadas (y del salpicadero, si forma parte del proyecto). Este paso quitará toda grasa impregnada y les dará a las superficies un poco de “mordiente” que ayude a que la imprimación se adhiera.
  4. Cubre y coloca cinta de mascarar a todo lo que no quieras pintar. Esto incluye el salpicadero, si no lo quieres pintar (aunque puede verse realmente muy bien si lo incluyes en el proyecto), también el piso, las paredes, y gabinetes de abajo y de arriba. La pintura recomendada volará a “todas partes”.
  5. Aplica un buen imprimador o base, tal como Kilz. Usa un rodillo de espuma y trabaja lentamente para evitar burbujas de aire. Deja secar como dice en el producto. (Si puedes hacer los pasos 1-5 en un día, sería genial. Para, y deja secar todo).
  6. Lija levemente una vez más. Nuevamente, repasa las superficies con trapo húmedo para quitar todo el polvo.
  7. La marca Restoleum hace un producto llamado Stone Creations que es muy resistente. Hay muchos colores. Tiene un efecto un tanto rugoso que le da una textura interesante. Compra al menos tres latas, así tendrás suficiente del mismo lote del color para retoques. Aplica una primera mano y deja secar completamente.
  8. Aplica una segunda mano liviana, llenando cualquier hueco donde sea necesario. También deja secar completamente.
  9. Aplica poliuretano con un rodillo de espuma, nuevamente trabajando lentamente para evitar burbujas de aire. Puedes repetir este acabado las veces que los desees, pero deja secar bien cada aplicación.
  10. Trata tus nuevas mesadas como lo harías con cualquier otra mesada nueva. Los cuchillos pueden estropear el acabado, así que no cortes directamente sobre él. Límpiala regularmente con agua, y seca las salpicaduras de agua tan pronto como puedas.
  11. Puedes volver a aplicar el acabado de poliuretano unos meses después; solo asegúrate que la superficie esté limpia y seca.

Consejos

  • Trátalo como lo harías con un acabado costoso: no uses cuchillos ni pongas objetos calientes sobre él. Limpia las salpicaduras antes que se sequen, y no dejes que se acumule agua por largos períodos. Usa un limpiador no abrasivo.
  • Usa cinta de pintor y periódicos para cubrir el piso, los gabinetes, y paredes adyacentes. El tiempo que pases preparando las superficies será mucho menor al que pasarías limpiando si no eres meticuloso.
  • Si vas a pulverizar un área grande, usa una lona plástica desechable para proteger las superficies adyacentes. Estas son muy económicas (menos de $2 de 9’ x 12’) y se puede cortar a medida.

Advertencias

  • La pintura Stone Creations contiene partículas que volarán mientras pulverizas la pintura; mantén cubierto todo lo que no quieras pintar (como los gabinetes).
  • La mayoría de las pinturas son tóxicas. Aísla tu área, mantén una buena ventilación, usa máscara y mantén alejados a niños y mascotas. Mejor aún, quita la mesada y píntala en el exterior de la casa. Esto será difícil con una mesada muy grande, pero es muy fácil de hacer en caso de una pequeña encimera de lavabo.

Cosas que necesitarás

  • Limpiador a base de amoníaco
  • Lija de grano fino
  • Rodillo de espuma pequeño y varios de repuesto
  • Imprimador Kilz (blanco si pintas la mesada de color claro, oscuro para los colores más oscuros, si puedes conseguirlo).
  • 3-4 latas de pintura en spray Stone Creations de Rustoleum
  • Acabado transparente de poliuretano al agua.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página