Cómo iniciar la cacería de un duende

¿Necesitas una tradición nueva para el Día de San Patricio? Entonces, podrías probar con esto. Los duendes podrían existir o no, dependiendo de tu punto de vista, pero esta cacería en realidad está pensada para celebrar el Día de San Patricio de una manera divertida y que ayude a compartir con los niños el espíritu de la ocasión.

Pasos

  1. Despiértate temprano. Explícales a los participantes en la Cacería del Duende que dice la leyenda que los duendes sólo salen el Día de San Patricio, así que hay que aprovechar la ocasión de verlos. No les digas que son falsos y que los padres lo hacen todo.
  2. Consigue una red. Este paso es opcional, ya que podrías no estar interesado en atrapar a tu duende y ciertamente, él se podría ofender si lo haces. También podrías desear llevar una cámara y ropa de camuflaje.
  3. Reúne a tu grupo de caza del duende. Es mucho más divertido cuando dos o más personas participan en la cacería. Los niños podrían querer invitar a sus hermanos, primos, vecinos y amigos.
  4. Inicien la búsqueda. Comiencen afuera, porque lo más natural es que un duende prefiera el aire libre. Después de todo, ellos usan mucho verde y es simple deducción lógica que los árboles verdes y el pasto los provean del escondite perfecto.
  5. Busquen huellas de duende. Si ven algunas, síganlas. ¡Los duendes también podrían dejar monedas de oro, o hasta monedas de chocolate!
  6. Tengan presente que dice la leyenda que los duendes detestan a los animales. Dado que lo más probable es que les tengan miedo a los perros, gatos, pájaros y ardillas, es mejor dejar a Fido en casa y no buscar duendes en las copas de los árboles. Los mejores lugares serán donde no haya animales.
  7. Busquen en todos los escondites posibles. Eso incluye árboles, hoyos y hasta cobertizos. El líder del grupo debería estar preparado para buscar en lugares angostos y extraños.
  8. Miren bien. Podrían estar mimetizados. ¿Están seguro de que todavía no han visto a ninguno?
  9. Revisen los duendes decorativos del jardín, si tienen alguno. Los duendes podrían pensar que son reales e intentar darles conversación o uno o dos acertijos. En otras ocasiones, el duende podría sentirse ofendido de que hayas convertido a uno de sus amigos en un molde de plástico.
  10. Vayan al interior de la casa. Una vez que hayan buscado por todas partes en el jardín, comiencen a buscar dentro de tu casa. Podrían haber entrado:
    • Busquen cerca de la puerta, allí es donde irán primero.
    • Sigan los mismos pasos que afuera, excepto por el paso 7.

Consejos

  • ¡Guarden silencio! ¡No encontrarán ningún duende si hacen ruido! De hecho, este es el motivo principal porque nunca encontramos duendes, y al estar en un grupo de caza es muy, pero muy, posible que las posibilidades disminuyan. Los entusiastas extremos podrían esconderse en los arbustos para observar cómo funcionan sus trampas.
  • Es útil decidir qué hacer si encuentran uno. Algunas personas los conservan y otras simplemente les toman una foto. También le pueden pedir oro, pero lo más probable es que el duende se niegue a darles esa información. ¡Los duendes podrían ofrecerse a concederte deseos, pero podrían ser deseos engañosos!
  • Pueden buscar en sitios públicos, pero lo más probable es que no estén allí.

Advertencias

  • Intenten construir trampas.
  • No se desalienten si no encuentran uno.
  • Los duendes son muy, pero muy, tramposos.

Cosas que necesitarás

  • Una casa
  • Una red (opcional)
  • Una cámara (opcional)
  • Ropa de camuflaje (opcional)
  • Un grupo de niños para la búsqueda
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página