Cómo ser pastor

[[Image:Pastor Will Garrett.jpg|thumb|right|251px]Los requisitos para ser pastor varían en función de la iglesia y la denominación. En la mayoría de los casos, los pastors deben completar la universidad, formación en el seminario, y en algunos casos, más ritos profesionales antes de que puedan ordenarse.

Pasos

  1. Decide el tipo pastoral que quieras ser. Así cómo lo establecido por la apostasía tradicional, un pastor requiere de un título religioso basado en capacitación y estudios teológicos. No obstante, existen iglesias más recientes, las cuales no son tan rigurosas con los requisitos para volverte un pastor de su fe. (El catolicismo requiere que el sacerdote asista al seminario).
  2. Hazlo de corazón. Las personas se desempeñan mejor en las vocaciones que les apasionan, y en las que tienen fe. Ser pastor significa tener plena confianza en tu religión. Ser pastor requiere de un largo proceso y de mucho compromiso. Busca una guía espiritual antes de tomar una última decisión. Hazte a ti mismo preguntas difíciles:
    • ¿Por qué quiero ser un pastor?
    • ¿Siento una fuerte pasión por el oficio?
    • ¿Firmemente deseo compartir la palabra de Dios?
    • ¿Siento amor y compasión por las personas?
    • ¿Siento muy adentro de mi corazón que Dios influye en mi para tomar esta vocación?
  3. Haz una cita con alguien en el departamento de formación pastoral en la sede y denominación de la iglesia en la cual deseas empezar tu carrera como pastor. Discute todos los requisitos.
  4. Pregunta al representante de la denominación todos los deberes y responsabilidades que irás a desempeñar. Pues de un pastor se espera tener más que liderazgo espiritual; escribir y dar sermones es una pequeña parte de sus tareas. Averigua cuáles son esas actividades. Es probable que se espere que desarrolles una o todas las actividades siguientes:
    • Estar a cargo de los comités de la iglesia, las misiones y los misioneros.
    • Llevar a cabo bautismos, bodas, y funerales.
    • Brindar consejos maritales, de aflicción, y psicológicos.
    • Desarrollar planes de participación comunitaria.
    • Aperturar y conducir doctrinas dominicales.
    • Aperturar y conducir cátedras religiosas para adultos.
    • Buscar nuevos miembros a la congregación.
    • Estar disponible por las tardes o los fines de semana o así como se requiera.
  5. Elige un colegio. Busca los colegios que tengan los mejores programas de estudio. Selecciona el perfil en teología que más te interese.
  6. Prepárate para ordenarte. Una vez que hayas concluido los estudios formales, necesitarás prepararte para ordenarte, usualmente en tu misma comunidad. Las preparaciones para ordenarse incluyen:
    • Estudiar una doctrina religiosa.
    • Comprender cómo es que los aspectos de doctrina se relacionan con las sagradas escrituras.
    • Dar respuestas a preguntas hechas por un consejero de ordenación (esto puede llevar horas).
  7. Espera la respuesta de la congregación. Si el consejo te recomienda para ordenarte como pastor, los líderes de la congregación votarán para que te ordenes. De ganar la votación, te ordenarás durante un evento especial en tu iglesia.
  8. Aplica para un empleo como pastor. Una vez que te hayas ordenado, ya podrás empezar a buscar un empleo sacerdotal.
    • Revisa las aperturas de empleo descritas en tu seminario.
    • Pide a tus instructores recomendaciones.
    • Contacta a las oficinas principales para ver si ellos tienen una lista con las aperturas laborales.
    • Busca en internet.
  9. Haz entrevistas con funcionarios de la iglesia que hayan respondido a tu solicitud. En algunos casos, es posible que te reúnas con un concilio de la iglesia o un consejo de administración. También se te puede pedir que des un sermón frente al concilio.
  10. Debes estar preparado para el escrutinio. En algunas congregaciones se toman muy enserio la elección de un nuevo pastor, incluso se puede pedir que tengas una pregunta abierta al mismo tiempo de dar una respuesta a la congregación. Si te aceptan, serás "convocado" (contratado) para ser pastor.
  11. Negocia tu salario. Asegúrate de negociar todos los términos de tu empleo, así como las condiciones de vivienda.

Consejos

  • Un pastor tiene que cubrir muchas habilidades. Mientras asistes al seminario, gana experiencia y conocimiento profesional involucrándote en actividades humanitarias: como voluntario en orfanatos, comedores comunitarios, entre otras actividades de participación comunitaria.

Advertencias

  • Ten cuidado con los sitios web en internet que ofrecen títulos de sacerdocio. Muchos de estos programas no son reconocidos por los clérigos tradicionales.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página