Cómo ahorrar tiempo en la cocina

Un día tiene 24 horas pero, ¿cuánto tiempo pasas en la cocina preparando comidas? Los compromisos cotidianos como el trabajo, el cuidado de los niños, estudios, y cuidar de ti mismo no te deja mucho tiempo para preparar las comidas todas las noches. Ahorrar tiempo en la cocina tiene que ser una prioridad para la persona que esté decidida a llevar una dieta casera sana y aun cumplir con una apretada agenda.

Pasos

  1. Prepárate. Preparar con anticipación te hará ahorrar tiempo y esfuerzo. Gran parte de este artículo se trata de la preparación previa para asegurarte que tengas lo que necesites a la mano y evitar perder tiempo preguntándote qué cocinar o dónde están los ingredientes.
    • Mantén un refrigerador y despensa bien surtida.
    • Utiliza herramientas y equipos de calidad.
    • Almacena los alimentos de forma organizada, utilizando etiquetas para saber con exactitud cuando caducan los alimentos.
  2. Planea las comidas con calendarios o planificadores de menús. La peor manera de iniciar una comida es estar de pie delante de una despensa abierta sin saber qué hacer.
  3. Usa el Internet. En aquellas situaciones en las que abres la puerta de la despensa y te preguntas qué cocinar, elige varios ingredientes y escríbelos en un motor de búsqueda junto con la palabra "receta".
  4. Saca los suministros de antemano. Antes de irte a dormir o salir de la casa por la mañana, saca las ollas, sartenes, utensilios de medición, cuencos de diferentes tamaños, recipientes de especias, y los aparatos que se encuentran guardados en los mostradores.
    • Pon la mesa con anticipación también es una ventaja.
  5. Corta las verduras en lotes y guárdalos en el refrigerador en recipientes. Si vas a preparar tacos, salteados, guisos o ensaladas, usar un tupperware o algo similar para almacenar ingredientes precortados te ahorrará el tiempo de preparación.
    • Haz el trabajo tedioso que no incluya cortar en otro sitio. Puedes ver la televisión mientras pelas ajos, etc.
  6. Has condimentos con anticipación. Si tienes una receta favorita que utiliza mezclas de especias y condimentos, mide los ingredientes por separado en bolsas plásticas con cierre.
  7. Ahorra tiempo con recetas para hacer en olla de lento cocimiento. Carnes gruesas, como asados, son excelentes para estofado de carne. Agregar trozos de verduras, como cebollas, zanahorias y papas con la salsa o el vino de cocina de tu elección. Ponlo en la olla de lento cocimiento durante 8 horas y deja que la olla haga todo el trabajo.
  8. Prepara la comida en lotes y congélala. Recetas como la lasaña, empanadas y guisos se pueden preparar con anticipación, dividirse en porciones y congelarse.
  9. Limpia sobre la marcha. Incluso antes de preparar cualquier cosa, llena el fregadero con una mezcla de jabón y agua caliente. Siguiendo el método de limpiar sobre la marcha, al final de la comida lo único que tendrás que preocuparte será por enjuagar los platos de la mesa.

Consejos

  • Los productos aptos para el lavavajillas son un ahorro de tiempo. Enjuaga cualquier residuo de los platos y cárgalos al lavavajillas. Enciende el lavavajillas después que todos los platos hayan sido lavados y disfruta tu noche.
  • Reemplaza cualquier aparato o utensilio que este desgastado o no funcione correctamente. Utilizar un cuchillo sin filo para picar es tedioso y hace un corte menos limpio.
  • Siempre etiqueta la comida extra con el nombre y la fecha de preparación. Las salsas y otros alimentos no sólidos pueden ser almacén en bolsas de plástico herméticas y colocadas en recipientes para organizar tu refrigerador de una forma más eficiente.

Cosas que necesitarás

  • Internet
  • Herramientas y envases para organizar
  • Menú planificador y / o calendario
  • Estar abastecido de ingredientes
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página