Cómo planear una cita temprano en la mañana

24 horas simplemente no son suficientes para hacer todo lo que queremos. Si estás decidido a tener tu cita especial, siempre hay maneras de ser creativo y pasar algunas horas de calidad con esta persona nueva que te interesa. Una idea excelente es hacer arreglos para una cita en las primeras horas de la mañana. Un enfoque tan fresco no solo ahorra tiempo, sino que además demuestra que eres intrigante y flexible ya que las mañanas no son un obstáculo para ti. Y para hacer que todo salga bien hace falta nada más que una buena planificación y una dosis extra de café.

Pasos

  1. Antes de la cita:
    • Programa la cita en un día y una hora que sean cómodos para ambos. El hecho de que programes una cita en la mañana casi siempre sugiere que no es tu día libre ni tampoco fin de semana. Por lo tanto, asegúrate de que aunque sea en un día laboral ninguno de los dos tenga una presentación importante, una junta o un examen después de la cita. Es mejor que no te arriesgues a que se arruinen tanto tu cita como tu pendiente laboral.
    • Encuentra la cafetería adecuada. Encontrar el lugar adecuado para la cita es una de las partes más difíciles de este plan. Si es la primera o la segunda cita, probablemente preferirás acompañarla con una taza de café. Lamentablemente, es casi imposible encontrar un lugar tranquilo a esa hora del día. Por lo tanto, debes buscar una pastelería o cafetería pequeña con anticipación o, si es posible, hacer una reservación para el desayuno en tu lugar favorito. Otra cosa que puedes hacer es llegar más temprano, comprar café para llevar y tomarlo en el parque con tu cita.
    • Escoge un atuendo adecuado. Los hombres son los que corren con más suerte en esto. El traje de negocios simplemente hace que se vean más atractivos. Sin embargo, las mujeres deben ser más cuidadosas. Es perfectamente normal querer verse arrolladora para la cita, en especial porque la luz de la mañana es la menos favorecedora que hay. Por otro lado, si es un día laboral y eres mujer, no podrás usar tu falda corta y top favoritos, ni tampoco un vestido de noche. Así que tienes que encontrar una manera de lograr que tu atuendo de trabajo sea apropiado para la cita. Usa una mascada elegante, joyería cuidadosamente escogida y una bolsa haciendo juego. Arréglate el cabello usando algún producto para el peinado y maquíllate (será suficiente con base de maquillaje, lápiz de labios y rimel). No exageres tu apariencia, nadie espera que te veas absolutamente perfecta antes del mediodía.
  2. La cita:
    • Sé puntual. Prepararse para una cita no es una actividad matutina habitual. Sin embargo, asegúrate de llegar puntual, especialmente si fuiste quien organizó la cita a esa hora. Es lo suficientemente estresante pensar en que tendrán un lapso de tiempo limitado y un día de trabajo por delante. Siempre puedes leer el periódico o escuchar música si llegas muy temprano.
    • Sé una buena cita, sé alegre. Esta es una cita como cualquier otra, así que asegúrate de que todo vaya sobre ruedas, al menos por tu parte. No bosteces, no te quejes ni hables demasiado sobre trabajo. En su lugar haz un chiste (por ejemplo di que a este paso la gente tendrá que programar sus citas mientras hace la compra de la semana en el supermercado o lava el coche) y diviértete. Ser despreocupado es algo que se aprecia mucho en el negocio de las citas.
  3. Después de la cita, en el trabajo:
    • No hables de la cita en la oficina... ...especialmente si el asunto puede llegar a oídos de tu jefe. Él podría tomarlo como una señal de que literalmente antepones tus asuntos románticos a tu trabajo. Además, después de todo se trata de tu vida personal. Mantenla en privado para evitar enfrentarte a los chismes malignos en la oficina.
    • Concéntrate en tus tareas. Es absolutamente sorprendente que tu cita haya salido bien a pesar de las inusuales circunstancias. Pero intenta olvidarla, al menos hasta el almuerzo, de otra manera te arriesgas a que tu productividad disminuya y a que te noten distraído o poco preparado. Apaga tu teléfono personal, así no tendrás la tentación de enviarle un mensaje de texto a tu mejor amigo o, peor todavía, a tu amorcito.

Consejos

  • Una charla telefónica con un amigo, si también se despierta temprano, mientras te peinas o te rasuras, te dará confianza extra y un flujo positivo de sentimientos. ¡Pero vigila el reloj!
  • Si no eres una persona madrugadora, toma una taza extra de café antes de salir.
  • Cuando te levantes, enciende la radio y sintoniza tu estación favorita o pon algo de música alegre que te despierte e inspire.
  • La noche antes de tu cita acuéstate temprano, a las 10 p.m. como máximo.

Advertencias

  • Aunque puede parecer conveniente, programar una cita en la mañana es complicado y requiere de un muy buen manejo del tiempo. Debes ser muy organizado a fin de tener una cita exitosa y cumplir con tus obligaciones durante el resto del día. El costo de perder un par de horas de sueño podría parecer bajo, pero hacerlo a menudo puede tener algunos efectos negativos en poco tiempo. Podrías volverte irritable durante tus citas y menos productivo en el trabajo. En lugar de combinar tu vida personal con la profesional, a la larga habrás logrado justo el efecto contrario, ya que tanto tu vida amorosa como tu desempeño laboral sufrirán las consecuencias.
  • Además, ten presente que organizar todas tus citas en la mañana hará que estas se sientan como una parte insignificante de tu vida. Una taza rápida de café no es tiempo suficiente y las posibilidades de desarrollar una relación a partir de esto son de aproximadamente cero.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página