Cómo saber si tienes un esguince en la muñeca

Los esguinces de muñeca son lesiones relativamente comunes, sobre todo en los atletas. El esguince se da cuando los ligamentos de la muñeca se estiran mucho y se desgarran, ya sea de forma parcial o por completo. El esguince de muñeca provoca dolor, inflamación y a veces hematomas, dependiendo de la gravedad de la lesión (ya sea de grado 1, 2 o 3). En ocasiones, es difícil diferenciar entre un esguince grave de muñeca y una fractura ósea, así que estar bien informado te ayudará a hacer la distinción. Sin embargo, si sospechas de una fractura por cualquier motivo, saca una cita con tu doctor y recibe tratamiento médico.

Identificar los síntomas de un esguince de muñeca

  1. Espera sentir dolor con el movimiento. Los esguinces de muñeca tienen un amplio rango de gravedad dependiendo del grado del estiramiento o el desgarro del ligamento afectado. Los esguinces leves de muñeca (grado 1) involucran algo de estiramiento del ligamento, pero no hay ningún desgarro significativo; los esguinces moderados (grado 2) involucran un desgarro significativo (hasta un 50 % de las fibras); y los esguinces graves (grado 3) involucran una mayor cantidad de desgarro o la ruptura completa del ligamento. En consecuencia, con los esguinces de muñeca de grado 1 y 2, el movimiento será relativamente normal, aunque doloroso. El esguince de grado 3 con frecuencia produce inestabilidad de la articulación (mucha movilidad) con el movimiento, debido a que el ligamento afectado ya no está adecuadamente unido a los huesos de la muñeca (huesos carpianos). En cambio, el movimiento suele ser mucho más restringido con las fracturas de muñeca y con frecuencia hay una sensación de rechinido con el movimiento.
    • Los esguinces de muñeca de grado 1 son levemente dolorosos y el dolor suele describirse como una molestia que puede ser aguda con el movimiento.
    • Los esguinces de muñeca de grado 2 generan un dolor de moderado a intenso, dependiendo del grado del desgarro; el dolor es más agudo que un desgarro de grado 1 y a veces también es punzante debido a la inflamación.
    • Los esguinces de muñeca de grado 3 con frecuencia son menos dolorosos (al inicio) que las variedades de grado 2, debido a que el ligamento está totalmente roto y no se irritan mucho los nervios circundantes; aunque las lesiones de grado 3 al final palpitan de forma significativa debido a la inflamación acumulativa.
  2. Busca una inflamación. La inflamación (o hinchazón) es un síntoma común de todos los esguinces de muñeca y las fracturas de muñeca, pero varía considerablemente según la gravedad de la lesión. En general, los esguinces de grado 1 tienen la menor cantidad de hinchazón, mientras que los esguinces de grado 3 provocan la mayor cantidad. La hinchazón hará que la muñeca afectada se vea más gruesa e inflada en comparación con la muñeca sana. La respuesta de inflamación del cuerpo a una lesión (sobre todo un esguince) tiende a ser una reacción excesiva debido a que está anticipando el peor de los casos: una herida abierta susceptible a la infección. Por lo tanto, tratar de limitar la inflamación causada por un esguince con una terapia de frío, compresas y fármacos antiinflamatorios es beneficioso porque reduce el dolor y ayuda a mantener el rango de movimiento en la muñeca.
    • La hinchazón no produce mucho cambio de color en la piel, aparte de cierto enrojecimiento debido a todo el líquido caliente que está por debajo de la piel.
    • Debido a la acumulación de la inflamación (la cual consiste en líquido linfático y una variedad de células especializadas del sistema inmunológico), un esguince de muñeca se sentirá caliente al tacto. La mayoría de las fracturas de muñeca también se sentirán calientes debido a la inflamación, pero a veces la muñeca y la mano pueden sentirse frías porque se corta la circulación debido al daño de los vasos sanguíneos.
  3. Observa si se desarrollan hematomas. Aunque el cuerpo reacciona creando una hinchazón en el sitio de la lesión, no ocurre lo mismo con los hematomas. En vez de eso, los hematomas surgen a causa de la sangre que se filtra en los tejidos circundantes debido a los vasos sanguíneos dañados (venas o arterias pequeñas). Por lo general, los esguinces de muñeca de grado 1 no producen hematomas, a menos que la lesión sea debido a un golpe fuerte que aplastó los pequeños vasos sanguíneos subcutáneos justo por debajo de la piel. Los esguinces de grado 2 implican más hinchazón, pero no necesariamente muchos hematomas; esto depende de la forma en que ocurrió la lesión. Los esguinces de grado 3 implican mucha hinchazón y hematomas significativos, debido a que el trauma que provoca un ligamento completamente roto es lo suficientemente severo como para también rasgar o dañar los vasos sanguíneos circundantes.
    • El color oscuro de los hematomas se debe a que la sangre se filtra en los tejidos justo por debajo de la superficie cutánea. A medida que la sangre se degrada y sale del tejido, el hematoma cambia de color con el tiempo (azul oscuro, verde y luego amarillo).
    • A diferencia de los esguinces, las fracturas de muñeca casi siempre presentan hematomas debido a que se requiere más trauma (fuerza) para romper un hueso.
    • El esguince de muñeca de grado 3 puede provocar una fractura por avulsión, en la que el ligamento arranca una astilla pequeña de hueso. En este caso, hay mucho dolor inmediato, inflamación y hematomas.
  4. Aplica hielo y observa si hay alguna mejora. Los esguinces de muñeca de cualquier grado responden bien a la terapia de frío debido a que reduce la inflamación y adormece las fibras nerviosas circundantes que generan dolor. La terapia de frío (hielo o bolsas de gel congeladas) es importante sobre todo para los esguinces de grado 2 y 3 porque provocan la acumulación de más inflamación alrededor del sitio de la lesión. Aplicar la terapia de frío a un esguince de muñeca por 10 a 15 minutos cada 1 a 2 horas inmediatamente después de una lesión genera un impacto positivo notorio después de uno o dos días, puesto que reduce considerablemente la intensidad del dolor y facilita el movimiento. Por otro lado, aplicar hielo en una fractura de muñeca también es útil para el dolor y la inflamación, pero los síntomas con frecuencia regresan una vez que los efectos desaparecen. Por lo tanto, como regla general, la terapia de frío tiende a tener más impacto en los esguinces que en la mayoría de las fracturas.
    • Las pequeñas fisuras (fracturas por estrés) tienden a parecerse a los esguinces de grado 1 o 2 y no responden a la terapia de frío (a largo plazo) mejor que las fracturas más graves.
    • A la hora de aplicar la terapia de frío a la muñeca afectada, asegúrate de envolverla en una toalla delgada para evitar la irritación o congelación de la piel.

Buscar un diagnóstico médico

  1. Consulta con tu doctor de cabecera. Aunque la información descrita anteriormente puede ayudarte a entender si tienes un esguince en la muñeca y estimar a grandes rasgos su magnitud, tu doctor está mucho más calificado para realizar un diagnóstico preciso. De hecho, un historial detallado permite obtener un diagnóstico específico en el 70 % de los casos de dolor en la muñeca. El doctor examinará tu muñeca y realizará algunas pruebas ortopédicas en ella. Además, si la lesión parece grave, te enviará a sacarte una radiografía de la muñeca para descartar una fractura ósea. Sin embargo, la radiografía solo muestra los huesos y no los tejidos blandos como los ligamentos, tendones, vasos sanguíneos o nervios. Los huesos carpianos rotos (sobre todo las fisuras) pueden ser difíciles de ver en una radiografía debido a su tamaño pequeño y al espacio limitado. Si la radiografía resulta negativa para una fractura de muñeca, pero tu lesión es grave y necesita una cirugía, el doctor podría enviarte a hacerte una resonancia magnética o una tomografía computarizada.
    • Las pequeñas fracturas por estrés de los huesos carpianos (en especial el hueso escafoides) son muy difíciles de detectar en las radiografías normales hasta que desaparezca por completo la inflamación. Por lo tanto, es posible que tengas que esperar una semana para sacarte otra radiografía. Estos tipos de lesiones también podrían requerir que te sometas a pruebas por imágenes adicionales como una resonancia magnética o colocarte una férula o yeso, dependiendo de la gravedad de los síntomas y el mecanismo de la lesión.
    • La osteoporosis (una condición caracterizada por la desmineralización y los huesos frágiles) es un factor de riesgo significativo para las fracturas de muñeca, aunque no aumenta el riesgo de esguinces de muñeca.
  2. Obtén una referencia para una resonancia magnética. Para todos los esguinces de muñeca de grado 1 y la mayoría de los esguinces de grado 2, no es necesario realizarse una resonancia magnética u otra prueba de diagnóstico de alta tecnología, puesto que las lesiones son pasajeras y tienden a sanar en unas semanas sin recibir ningún tratamiento médico. Sin embargo, para los esguinces de ligamento más graves (sobre todo las variedades de grado 3) o si el diagnóstico no está muy claro, se requiere una resonancia magnética. Esta usa ondas magnéticas para brindar imágenes detalladas de todas las estructuras internas del cuerpo, incluyendo los tejidos blandos. La resonancia magnética es excelente para visualizar qué ligamento se ha desgarrado gravemente y a qué magnitud. Esta es una información muy útil para un cirujano ortopédico si se requiere una cirugía.
    • La tendinitis, la ruptura de los tendones y la bursitis de la muñeca (incluyendo el síndrome del túnel carpiano) se asemejan a los esguinces de muñeca, pero la resonancia magnética puede distinguir entre las distintas lesiones.
    • La resonancia magnética también es útil para ver la magnitud de daño en los vasos sanguíneos y los nervios, en especial si la lesión de la muñeca produce síntomas en la mano, como adormecimiento, hormigueo o pérdida del color normal.
    • Otra causa de dolor en la muñeca que puede parecerse a un esguince de bajo grado es la osteoartritis por desgaste. Sin embargo, el dolor de la osteoartritis es crónico, empeora poco a poco con el tiempo y normalmente implica una sensación de rechinido con el movimiento de la muñeca.
  3. Considera realizarte una tomografía computarizada. Si la lesión de tu muñeca es muy grave (y no mejora) y el diagnóstico no está muy claro después de someterte a una radiografía y a una resonancia magnética, te indicarán hacerte más pruebas de diagnóstico por imágenes como la tomografía computarizada (TC). La TC combina las imágenes de rayos X tomadas de distintos ángulos y usa el procesamiento computarizado para crear imágenes transversales de todos los tejidos duros y blandos al interior del cuerpo. La TC proporciona una información más detallada que las radiografías normales, pero tiene niveles de detalle similares a la resonancia magnética. En general, la TC es excelente para evaluar fracturas ocultas de la muñeca, aunque la resonancia magnética tiende a ser mejor para evaluar lesiones más sutiles de los ligamentos y los tendones. Sin embargo, la TC suele ser menos costosa que la resonancia magnética, así que esto podría ser un factor si tu seguro de salud no cubre los gastos del diagnóstico.
    • La tomografía computarizada te expone a la radiación ionizante. La cantidad de radiación es más que una simple radiografía, pero no lo suficiente para considerarse dañina.
    • El ligamento de la muñeca que sufre esguinces con más frecuencia es el ligamento escafolunar, el cual conecta el hueso escafoides con el hueso semilunar.
    • Si todas las pruebas de diagnóstico por imágenes mencionadas anteriormente resultan negativas, pero tu dolor intenso en la muñeca persiste, el doctor probablemente de derivará a un ortopedista (especialista en huesos y articulaciones) para realizarte más pruebas y evaluaciones.

Consejos

  • Los esguinces de muñeca con frecuencia se deben a las caídas, así que debes tener cuidado al caminar sobre superficies húmedas y resbalosas.
  • Andar en patineta es una actividad muy riesgosa para cualquier lesión en la muñeca, así que siempre usa muñequeras.
  • Si se deja sin tratamiento, el esguince grave de muñeca puede aumentar el riesgo de desarrollar osteoartritis a medida que envejeces.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página