Cómo hacer una granada de humo

Una granada de humo es un tipo petardo que libera una nube de humo. Se utilizan en operaciones tácticas militares y para pruebas de humo. También pueden ser buenas adiciones para un juego de paintball y para pasar un momento divertido. Si bien utilizar una granada de humo es legal y seguro, no debes olvidar ser precavido y evita inhalar el humo.

Preparar los materiales

  1. Reúne los ingredientes. Para hacer la granada de humo, necesitarás unos cuantos ingredientes básicos. Es mejor prepararlos de antemano a fin de facilitar el proceso de creación. A continuación encontrarás la lista de ingredientes.
    • Azúcar granulada o de caña: puedes conseguirla en cualquier supermercado, en el área de ingredientes para pastelería.
    • Nitrato de potasio (también conocido como "salitre"): puedes conseguirlo en cualquier ferretería o hipermercado (como Home Depo o Wal-Mart). Si no estás seguro de lo que necesitas, pídele a uno de los empleados que te ayude a buscar un producto para deshacerte de un tocón.
    • una lata de gaseosa
    • 10 a 12,5 cm (4 a 5 pulgadas) de hilo de algodón para la mecha
    • cinta adhesiva
    • fósforos o un encendedor
  2. Prepara tus materiales. Para hacer la granada de humo también necesitarás varias herramientas y productos. Es buena idea preparar todo antes de empezar a fin de tenerlo listo para cuando se requiera y así poder avanzar rápido. Necesitarás lo siguiente:
    • agua y jabón para limpiar la lata;
    • tijera para cortar la lata por la mitad;
    • taza medidora de 1/4 de taza para medir los ingredientes;
    • olla o sartén para cocinar los ingredientes;
    • toalla o guante para hornear para proteger tus manos del calor;
    • cuchara, batidora de mano, palo u otro objeto similar para mezclar los ingredientes;
    • hornilla para calentar y cocinar los ingredientes.
  3. Prepara los ingredientes. Si tienes todo listo antes de empezar a preparar la granada, podrás proceder con cada paso sin mayor contratiempo. Además, evitarás tener que correr de un lado a otro buscando ingredientes y prevendrás posibles accidentes en la cocina.
    • Antes de empezar a mezclar y cocinar los ingredientes, prepara la lata de gaseosa. Límpiala con agua y jabón y luego córtala por la mitad con una tijera.
    • Deshaz cualquier grumo que haya en el nitrato de potasio en polvo. De ser necesario, pásalo a través de un tamiz.
    • Mide los ingredientes antes de empezar. Tendrás que medir aproximadamente 3 partes de nitrato de potasio por cada 2 partes de azúcar. En total, deberás tener 3/4 de taza de nitrato de potasio y 1/2 taza de azúcar. Puedes colocar cada ingrediente en tazones o contenedores pequeños por el momento.

Hacer la granada de humo

  1. Coloca una olla vacía en la hornilla para calentarla. Toma la olla y colócala en la hornilla. Enciéndela en fuego medio y calienta la olla. Una vez que esté caliente, puedes añadir los ingredientes.
  2. Mezcla los ingredientes. Una vez que la olla esté caliente, puedes añadir los ingredientes. Dado que ya mediste todo, lo único que tienes que hacer es verter el nitrato de potasio y azúcar en la olla.
    • Puedes mezclar los ingredientes antes de verterlos o añadirlos uno por uno de los contenedores separados en que los tenías. No es necesario agregarlos en algún orden específico.
    • Con una cuchara, batidor de mano u otra herramienta similar, mezcla los ingredientes conforme los viertes a la olla.
  3. Cocina la mezcla. Continúa mezclando y revolviendo de manera constante hasta que se torne líquida. No obstante, asegúrate de hacerlo únicamente hasta este punto. Si mezclas demasiado, podría volverse espesa e incendiarse.
  4. Vierte el líquido en la lata. Cubre tu mano con una toalla o guante para hornear y protégela del calor. Con la misma mano, toma la olla y vierte la solución hasta llenar la mitad inferior de la lata. Puedes sujetar la lata con la otra mano o dejarla sobre una superficie plana mientras vacías el líquido.
  5. Inserta la mecha. Corta entre 10 y 12,5 cm (4 y 5 pulgadas) de hilo de algodón, insértalo en el centro del líquido y sujétalo en su lugar. Quizá tengas que colocar la lata al lado de una pared para apoyar la cuerda mientras el contenido se enfría y se endurece.
  6. Permite que el líquido se endurezca. Deja la lata sin tapa y colócala a un lado mientras el líquido se endurece. Este proceso suele tomar entre 6 y 8 horas a temperatura ambiente. Para acelerarlo, puedes colocar la lata en el refrigerador entre 4 y 5 horas.
  7. Toma la parte superior de la lata y colócala en su lugar. Una vez que el líquido se endurezca, toma la mitad superior que cortaste y vuelve a ponerla encima, sujetando ambas partes con cinta adhesiva. Pasa la mecha a través de la boquilla en la parte superior de la lata.
  8. Enciende la granada. Con cuidado, enciende la granada prendiendo el extremo de la mecha con un encendedor o fósforo. Luego de varios segundos (una vez que la mecha desaparezca por completo), verás que el humo empieza a salir.
    • Lanza, rueda o deja de sostener la granada de cualquier otra forma inmediatamente después de encenderla para evitar inhalar el humo.

Probar otras variaciones

  1. Añade color. Para crear humo de colores, simplemente añade algún colorante en polvo (de anilina) a la mezcla. Asegúrate de utilizar un producto en polvo, ya que uno líquido no creará colores vivos. Puedes conseguir colorante de anilina en la mayoría de tiendas de arte o de manualidades.
  2. Haz “bombas” de humo. En lugar de utilizar una lata de gaseosa, espera a que la mezcla se endurezca un poco y manipúlala como si fuera masa para galletas. Una vez que tenga la consistencia de masa para galletas, toma un poco y moldéala de modo que quede como una bola. Luego, envuelve cada una en papel aluminio e introduce una pequeña mecha.
  3. Añade bicarbonato de sodio. Agrega un poco de bicarbonato de sodio a la mezcla inmediatamente después de retirarla de la hornilla. De esta forma, la granada se consumirá de manera más lenta y uniforme.
    • Para esta variación, la proporción de los ingredientes debe ser 9 partes de nitrato de potasio, 6 partes de azúcar y 1 parte de bicarbonato de sodio (9:6:1)

Consejos

  • Puedes limpiar tus implementos de cocina con agua y jabón. Ninguno de los ingredientes los contaminará.
  • No pruebes las variaciones hasta dominar la técnica para crear granadas de humo básicas.

Advertencias

  • No cocines la mezcla más de lo necesario. Esto puede hacer que se incendie. Recuerda cocinarla solo lo suficiente como para que se torne líquida. Una vez que suceda, retírala del fuego.
  • Incluso si los ingredientes no son tóxicos, es mejor evitar inhalar el humo cuando empiece a salir.
  • Ten cuidado al cortar la lata, ya que los bordes son afilados y podrías cortarte.
  • No te distraigas haciendo otra cosa mientras la mezcla se cocina. Puede ser peligroso, ya que la cocina podría llenarse de humo o incluso incendiarse.

Cosas que necesitarás

  • lata de gaseosa vacía
  • cuerda para la mecha
  • azúcar y salitre (nitrato de potasio)
  • olla o sartén para cocinar la mezcla
  • hornillas
  • cinta adhesiva
  • cuchara o batidor de mano
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página