Cómo orinar viajando en automóvil

Los viajes en automóvil pueden ser largos y monótonos ya que hay distancias que parecen durar toda una vida. Sin embargo, la naturaleza llama y no siempre en los momentos más convenientes. Existen unas opciones para encargarse de los descansos para ir al baño durante los viajes largos en automóvil, aunque dependerá de cuán preparado estés.

Orinar dentro del vehículo

  1. Lleva un dispositivo para orinar. Antes de empacar tus cosas e irte de viaje en automóvil, compra un dispositivo para orinar de modo que lo lleves contigo. Un urinario desechable será la mejor opción ya que es el más fácil de utilizar. Podría ser una buena idea comprar algunos tipos diferentes de urinarios y llevarlos contigo si nunca antes has utilizado uno. Asimismo, puedes solo hacer pipí en una botella.
    • Existen muchos dispositivos para orinar en el mercado para hombres y mujeres.
    • Si no quieres gastar dinero en un dispositivo desechable, puedes utilizar unos materiales con las que ya cuentes. Muchos hombres utilizan una lechera, pero este objeto puede ser voluminoso y ocupar mucho espacio en el automóvil.
    • Las botellas de Gatorade tienen una boca amplia, así que son preferibles para las mujeres.
  2. Lleva unos artículos de limpieza. Debido a que son tus manos las que utilizarás para orinar y conducir el automóvil, tendrás que llevar algunos artículos de limpieza, como un desinfectante de manos, unas toallitas para bebé o unas toallitas de papel humedecidas con agua y jabón.
    • Puedes encontrar el desinfectante de manos y las toallitas para bebé en cualquier tienda grande (como Wal-Mart) o supermercado. Consigue un producto de tamaño pequeño si no quieres gastar mucho dinero.
    • Para humedecer las toallitas de papel, toma una y colócala bajo un chorro de agua hasta que se humedezca. Aplícale una o dos gotas de jabón líquido para manos y frótala hasta que veas que se enjabone. Exprime el agua excedente y dóblala al tamaño que quieras.
  3. Coloca el dispositivo para orinar en un lugar cerca de ti en el automóvil. Cuando estés listo para conducir, asegúrate de que este dispositivo esté accesible y listo en caso lo necesites en el vehículo. Lo ideal es que no tengas que buscarlo.
    • Puedes colocarlo en la consola central, el compartimento de la puerta del automóvil o la guantera.
  4. Estaciona el automóvil. Estaciónalo en un lugar seguro cuando tengas que orinar. Puedes hacerlo a un lado del camino, en una salida de una carretera o en lugar lejos del tráfico. Por temas de seguridad, no te estaciones a un lado de una carretera de vía libre principal o una autopista. De igual forma, no utilices el dispositivo para orinar mientras conduces.
  5. Orina dentro del dispositivo para orinar. Tómalo del lugar en que lo escondiste. Retira la tapa si la tiene. Inclina el dispositivo hacia tu cuerpo de modo que la parte inferior esté en un ángulo de 45 grados del suelo. Orina en la boca del dispositivo y hazlo hacia la parte inferior.
    • Si el dispositivo tiene una tapa, asegúrate de reemplazarla cuando termines.
  6. Límpiate con los artículos de limpieza que trajiste. Toma las toallitas o el desinfectante de manos y límpiate antes de retomar el camino. Puedes desechar el dispositivo para orinar si hay un envase cerca. De lo contrario, guárdalo. Déjalo cerca de ti si crees que lo necesitarás pronto. Asimismo, puedes tomar otro dispositivo desechable si llevaste unos de este tipo.
    • No deseches el dispositivo para orinar fuera del vehículo. La mayoría de los estados tienen unas multas estrictas por dejar unos contenedores llenos de orina al lado del camino.
  7. Retoma el camino. Sigue conduciendo hacia tu destino con mayor comodidad. Asegúrate de beber suficiente agua. La deshidratación causa fatiga, lo que es malo cuando se conduce.

Orinar fuera del vehículo

  1. Lleva unos artículos de limpieza. Por lo general, es recomendable limpiarte después de orinar, sin importar en dónde lo hagas. Puedes utilizar un desinfectante de manos, unas toallitas para bebé o unas toallitas de papel humedecidas con agua y jabón.
    • Puedes encontrar el desinfectante de manos y las toallitas para bebé en cualquier tienda grande (como Wal-Mart) o supermercado. Puedes conseguir un tamaño pequeño si no quieres comprar uno grande.
    • Para humedecer las toallitas de papel, toma una y colócala bajo un chorro de agua hasta que se humedezca. Aplícale una o dos gotas de jabón líquido para manos y frótala hasta que veas que se enjabone. Exprime el agua excedente y dóblala al tamaño que quieras.
  2. Estaciona el automóvil. Estaciónalo en un lugar seguro y discreto cuando tengas que orinar. Asegúrate de estar en un lugar lejos del tráfico de modo que tengas algo de privacidad. Es preferible que optes por una salida de una carretera principal. No estaciones el automóvil en la berma de una carretera de vía libre principal o una autopista por temas de seguridad.
  3. Sal del automóvil. Sal de este y mira a tu alrededor. Asegúrate de que no haya cerca unas personas que puedan ver lo que harás. De lo contrario, escoge otro lugar. Asimismo, es importante verificar que no orinarás en la propiedad privada de una persona.
  4. Encuentra un lugar discreto para orinar. Si te encuentras en un lugar que es remoto (cerca de un área forestal o cerca de los arbustos), camina un poco lejos del automóvil y encuentra un área que esté semi o completamente obstruida. De esta forma, nadie que camine o conduzca por ahí podrá ver lo que harás.
    • Puedes pararte detrás de un árbol o un arbusto grande, en medio de un césped alto o detrás de una cerca.
    • Cuando encuentres un buen lugar, haz lo que tengas que hacer. Bájate los pantalones hasta los tobillos y ponte en cuclillas detrás de un árbol o un arbusto si eres una mujer.
    • Si no hay un área discreta disponible, párate detrás de la puerta abierta del copiloto. Colócate de lado contrario al camino. Bájate los pantalones hasta los tobillos y ponte en cuclillas detrás de la puerta abierta del copiloto si eres una mujer. Hazlo tan cerca del automóvil como sea posible para tener una mayor privacidad.
    • Ten cuidado de que alguien te atrape ya que podrías tener que pagar una multa por un comportamiento que vaya en contra del orden público. Esta puede ser de $50 a $500, aunque dependerá del lugar en el que estés.
  5. Súbete los pantalones y vuelve a subirte al automóvil. Cuando termines, arréglate y sube al automóvil. Es recomendable que te limpies con los artículos de limpieza que llevaste antes de retomar el camino.
  6. Retoma el camino. Sigue conduciendo hacia tu destino. Asegúrate de beber suficiente agua. La deshidratación causa fatiga, lo que es malo cuando se conduce.

Detenerse en un área de descanso

  1. Lleva unos artículos de limpieza. Es recomendable estar preparado en caso de que la parada de descanso no tenga jabón y agua. El desinfectante de manos o las toallitas para bebé son unas soluciones rápidas y fáciles de llevar contigo.
    • Puedes encontrarlos en cualquier tienda grande (como Wal-Mart) o supermercado. Puedes conseguir un tamaño pequeño si no quieres comprar uno grande.
  2. Busca el área de descanso que esté más cerca. Búscala al fijarte intensamente en las señales del camino que indiquen que son "Áreas de descanso" cuando tengas que orinar. La mayoría de estas áreas tienen unas señales de advertencia que te indican cuántos kilómetros o cuántas millas faltan para llegar a estas.
    • Puedes descargar unas aplicaciones en tu teléfono celular que localicen las áreas de descanso cerca de tu ubicación. De esta forma, solo abrirás la aplicación y encontrarás el área de descanso que esté más cerca tan pronto como sepas que tienes que orinar.
  3. Estaciónate en el área de descanso. Hazlo cuando ubiques el área de descanso que esté más cerca. Puedes estirar las piernas, tomarte unas fotos si hay un ambiente panorámico o solo dirigirte al baño.
    • Muchas áreas de descanso tienen unas máquinas expendedoras, unas áreas para las mascotas, un servicio de café gratuito y Wi-Fi, algunas veces.
  4. Orina en el baño. Todas las áreas de descanso tienen unos baños disponibles o unos urinarios, ya sea que se dirijan a un género específico, o que estos sean privados. Puedes esperar algunos minutos o conducir a la siguiente área de descanso si el personal limpia los baños.
    • Si eres una mujer, con suerte el baño estará limpio, y podrás sentarte a hacer lo tuyo. Sin embargo, si está tan sucio como para que no quieras sentarte en este, aún puedes utilizarlo. Párate encima del asiento del baño y ponte en cuclillas encima de la taza del inodoro.
  5. Límpiate. Hazlo si hay jabón y agua en el baño del área de descanso. Sin embargo, si no los hay, puedes utilizar los artículos de limpieza que llevaste.
  6. Retoma el camino. Sigue yendo hacia tu destino y asegúrate de beber suficiente agua en el camino. La deshidratación puede causar que te quedes dormido al volante, lo que es peligroso.

Consejos

  • Si eres hombre (y no estás conduciendo), puedes intentar orinar por una ventana abierta del automóvil. Ten en cuenta que te arriesgas a que las autoridades te atrapen y que quizás tengas que pagar una multa costosa.
  • Una opción alternativa es un pañal para adultos si no quieres detener el automóvil y estacionarlo.
  • Las mujeres que se ponen en cuclillas deben prestar atención a no orinarse encima de los pantalones o zapatos.
  • Los hombres, que orinan detrás de la puerta del copiloto y directamente en el suelo, en vez de tener que arquearse, evitarán que la orina salpique ante los focos delanteros de los automóviles que se aproximen, lo que atraerá menos atención.

Advertencias

  • Nunca orines en tu automóvil mientras conduces. Espera hasta que puedas estacionarlo en un lugar seguro.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página