Cómo extraer oro de las placas de circuitos

Si has abierto algún dispositivo electrónico antes, como radios, televisores o incluso tu teléfono celular viejo, has podido ver sus piezas internas. ¿Te has dado cuenta de esas partes brillantes y de color dorado en las placas de circuitos? Esas piezas brillantes de metal son, en realidad, oro. El oro se usa en circuitos electrónicos por sus excelentes propiedades conductoras y además porque no se corroe ni oxida con el paso del tiempo. Si aún tienes alguna de esas placas por ahí, diviértete un poco y sácales el oro.

Extraer el oro con ácido nítrico

  1. Consigue un equipo de protección. Asegúrate de usar máscara, anteojos de protección y guantes industriales. Los químicos y ácidos te pueden irritar o incluso quemar la piel. Los gases que emiten los ácidos al quemarse pueden también lastimar tus ojos y causarte nauseas al ser inhalados.
  2. Compra ácido nítrico concentrado. El ácido nítrico es un químico líquido y transparente que se usa comúnmente para trabajos industriales en acero y madera. Puedes comprarlo en tiendas de productos químicos o industriales.
    • En algunos estados y países, sin embargo, es posible que te prohíban comprar ácido nítrico o que tengas que cumplir con ciertas normas antes de poder adquirirlo. Verifica con tus autoridades locales antes de comprarlo.
  3. Coloca la placa de circuitos en un recipiente de vidrio. Este recipiente deberá ser preferiblemente de la marca Pyrex o del tipo que resista calor extremo.
    • Rompe la placa de circuitos en piezas más pequeñas antes de colocarlas en el recipiente de vidrio.
    • No uses recipientes de plástico ya que es posible que el ácido lo queme y lo atraviese.
  4. Vierte el ácido nítrico concentrado en el recipiente de vidrio con las placas de circuitos. Mientras colocas el ácido, los gases comenzarán a salir del recipiente, así que asegúrate de tener puesto tu equipo de protección.
  5. Agita la mezcla con la ayuda de una varilla de vidrio hasta que los contenidos se vuelvan fluidos uniformes. Ya que el oro necesita químicos más fuertes para disolverse, el ácido nítrico derretirá todas las partes plásticas y metálicas de la placa sin dañar los pedazos de oro.
  6. Cuela el ácido nítrico de la mezcla. Usa un filtro para separar las partes sólidas del líquido.
  7. Saca las piezas que no estén derretidas. Estas piezas son las que contienen oro. Es posible que aún haya restos de plástico pegados al oro, por lo que tendrás que separarlos tú mismo. Asegúrate de usar guantes industriales resistentes cuando lo hagas.

Extraer el oro con fuego

  1. Consigue un equipo de protección. Asegúrate de usar máscara, anteojos de protección y guantes industriales para evitar inhalar los gases liberados por el plástico quemado. Utiliza pinzas de acero para voltear la placa de circuitos al momento de quemarla.
  2. Consigue un recipiente o bandeja de metal y coloca las placas de circuitos ahí. Rompe la placa en piezas más pequeñas para que puedan quemarse más rápido.
  3. Préndele fuego a las placas. Vierte un poco de gasolina sobre las piezas para encenderlas. Voltea las piezas en llamas con ayuda de la pinza de acero y espera hasta que estén negras.
  4. Apaga el fuego. Deja que las piezas enfríen un poco, solo lo suficiente para que puedas tocarlas, pero no muy frías porque el plástico se endurece de nuevo.
  5. Rompe los pedazos de plástico pegados a las partes de oro. Al quemar las placas, estas se vuelven quebradizas y fáciles de romper.
    • Para tu seguridad, usa los guantes protectores al romper las piezas de plástico.

Advertencias

  • Manipula los ácidos y químicos con extremo cuidado. Nunca los toques con las manos desprotegidas y así evitarás quemaduras severas.
  • Utiliza los ácidos y químicos en un área bien ventilada para evitar la inhalación de gases.
  • Desecha los químicos adecuadamente. Lleva el ácido usado a plantas de reciclaje.
  • El plástico quemado puede causar daños severos a tus pulmones y al medio ambiente. Realiza el proceso con precaución extrema y consideración hacia los demás.
  • Lleva los restos de plástico quemado a plantas de reciclaje en tu localidad para que puedan deshacerse de ellos apropiadamente.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página