Cómo adquirir una formación financiera

Nunca es muy pronto o muy tarde para adquirir una formación financiera, tomar el control de tus finanzas y ponerte el camino hacia la seguridad financiera. Tener conocimientos financieros le permite a uno ganar más, gastar menos y conseguir las cosas que él o ella realmente desea. Para ser culto financieramente a cualquier edad, sigue estos pasos.

Pasos

  1. Familiarízate con las finanzas del hogar. Entérate cuánto dinero ingresa, cuánto dinero sale y a dónde se va. Hay muchas cosas que puedes hacer para familiarizarte con tus finanzas:
    1. Revisa tus estados de cuenta bancarios. Descubre cuánto dinero sale del banco y para qué, aparte de tus cuentas mensuales.
    2. Revisa tus factures mensuales. Debes saber exactamente a quién le pagas cada mes, para qué y cuánto les pagas.
    3. Examina tus estados de cuenta de tarjetas de crédito. Infórmate cuánto pagas en tus tarjetas cada mes, cuál es tu saldo y cómo usas tus tarjetas.
    4. Dale seguimiento a tus préstamos. Entérate cuánto debes y cuánto tiempo tomará liquidar la cuenta haciendo los pagos mensuales normales.
    5. Revisa tus inversiones en estados de cuenta. Entérate en qué inviertes tu dinero y cuánto estás ganando por estas inversiones anualmente.
    6. Consigue una copia de tu informe crediticio y léela. Tienes derecho a recibir una copia gratuita cada año de cada una de las tres agencias de información crediticia. Para conseguir tu copia gratuita, visita http://www.annualcreditreport.com.
  2. Ponte una meta financiera. La responsabilidad financiera es más sencilla cuando trabajas en miras a un objetivo. Decide remodelar el baño, comprar un nuevo vehículo o mejorar tu aparato televisor. No importa cuál sea tu meta, solo importa que sea algo que desea y para lo cual tengas que ahorrar.
  3. Desarrolla un presupuesto para conseguirlo. Una vez que sepas cuánto dinero ingresa y sale, y cuál es tu meta financiera, tendrás que desarrollar un presupuesto que te permite ahorrar para tu meta. Para desarrollar un presupuesto puedes hacer lo siguiente:
    1. Mantén un historial de tus gastos mensuales por varios meses. Incluye verduras, gasolina, ropa, almuerzos y cenas fuera, lavado al seco, gastos de la escuela, etc. Lo que deseas es asegurarte que el historial sea una figura precisa de cómo gastas tu dinero.
    2. Escribe un plan de gastos usando tu historial de gastos como guía, eliminando gastos innecesarios y aminorando los que sean muy altos.
    3. Revisa tu presupuesto cuando sea necesario. Cuando las cuentas mensuales cambien o sean eliminadas, tu meta financiera sea diferente o tu ingreso aumente o disminuya, un cambio en tu presupuesto será necesario. Tu presupuesto debe ser flexible para que puedas continuar con él.
  4. Habla de tus finanzas abierta y honestamente e involúcrate. Generalmente, un cónyuge está a cargo de las finanzas, pero eso no es excusa para que el otro no sepa a dónde se va el dinero y no se involucre en decisiones financieras. No tienes que saber exactamente a dónde va cada centavo que gastas, pero ambos deben estar al tanto de su situación financiera e involucrarse en grandes decisiones financieras.
  5. Aprende la diferencia entre una deuda cobrable y una incobrable. No todas las deudas son creadas igualmente. Aquí te enseñamos a diferenciar entre una deuda incobrable y una incobrable:
    1. La deuda, que crea valor y te ayuda con la riqueza es una deuda cobrable. El ejemplo más común de una deuda cobrable es una hipoteca. El valor de la casa aumenta con forme el valor de la deuda disminuye y construyes valor líquido de la propiedad. Los préstamos estudiantiles son también considerados deudas cobrables por el valor potencial del grado que obtendrás al adquirir la deuda.
    2. La deuda, que continua aumentando, mientras que el objeto comprado disminuye su valor, es una deuda incobrable. Las tarjetas de crédito son número uno de deudas incobrables entre los consumidores. Los objetos adquiridos disminuyen su valor, mientras que el interés que te cargan por esos artículos se incrementa cada mes que no liquidas la tarjeta de crédito. Los préstamos vehiculares también son deudas incobrables ya que el valor del auto disminuye más rápido que el principal del préstamo.
  6. Evita cometer errores comunes de manejo de dinero. Debe haber más dinero entrando que saliendo. Muchas veces, cosas simples que la gente hace o no, pone ese equilibro fuera de control sin darse cuenta.
    1. Vivir del crédito. Cargar mercancía a las tarjetas de crédito o pedir préstamos para comprar artículos de gran tamaño no es vivir dentro de tus medios. Si no vives dentro de tus medios, estás incurriendo en una deuda incobrable, que puede cavar tu hoyo financiero del cual no podrás salir.
    2. No determinarte metas financieras. Puede no sonar como un gran error el no tener una meta financier, pero si no tienes una razón real para manejar bien tu dinero, es muy probable que no lo hagas. Una meta financiera te dará algo en qué enfocarte y por lo cual esforzarte.
    3. Llamar artículos necesarios a los lujos.
  7. Edúcate sobre finanzas personales. Busca organizaciones en tu comunidad que te ayuden a aprender más acerca de finanzas personales, con artículos, actividades y clases.
    • Los lugares para buscar información incluyen a bancos o cooperativas, organizaciones sin fines de lucro, programas de asistencia al empleado y organizaciones religiosas.
    • Tal vez desees también averiguar en tu Universidad o escuela superior de tu localidad si ofrecen clases de economía o finanzas personales que puedas tomar.
  8. Aprende a identificar Fuentes confiables de información. Aún cuando uses información encontrada en Internet, se aplica la misma regla.
  9. Aprende a identificar Fuentes confiables de información. Aún cuando uses información encontrada en Internet, se aplica la misma regla.
    1. Las Fuentes confiables de información son escuelas superiores o universidades, gobiernos federales y estatales, organizaciones reconocidas, como la Sociedad Nacional de Cáncer y artículos publicados en revistas profesionales o publicaciones revisadas por pares. Muchos sitios web confiables terminan en .gov, .org o –edu. Esto indica generalmente que es una entidad del gobierno, una organización sin fines de lucro o una institución educativa.
    2. Las Fuentes de información no confiables por lo general vienen de medios auto publicados como blogs, páginas personales, foros de Internet y organizaciones desconocidas. Como regla general, si un experto reconocido o una entidad reconocida no lo escribieron, es una información no confiable.
  10. Transmite el conocimiento. Siempre hay más que aprender acerca de finanzas personales, así que aprende con tus hijos para que transmitan el conocimiento a la siguiente generación. La Reserva Federal es un buen lugar para aprender más al mismo tiempo que les enseñas a tus hijos. Incluso ofrece juegos y simulaciones para niños; para que empiecen a aprender a temprana edad acerca de las finanzas personales. Visita el sitio web http://www.federalreserveeducation.org.

Consejos

  • La Reserva Federal ofrece artículos gratuitos sobre finanzas personales, videos y juegos para los niños en su sitio at http://www.federalreserveeducation.org/.
  • La Comisión Alfabetización y Educación Financiera, una división del gobierno de los Estados Unidos, ofrece información gratuita sobre finanzas personales y recursos educativos en su sitio web http://www.mymoney.gov/.
  • Microsoft ofrece plantillas gratuitas de creación de presupuesto para sus productos Office. Descarga una para ayudarte a crear tu presupuesto en http://office.microsoft.com/en-us/templates/results.aspx?qu=budgets.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página