Cómo revisar si tienes piojos

Los piojos son pequeños insectos parásitos sin alas que viven sobre el cuero cabelludo. Puede ser difícil detectarlos porque miden entre 2 y 3 mm de largo. Sólo existen dos maneras de encontrarlos: revisar minuciosamente el cuero cabelludo y peinar con cuidado el cabello. Es más fácil detectar los piojos de otra persona pero también puedes buscarlos en tu propia cabeza si cuentas con algunos espejos.

Aprende cuándo es el momento de revisar si tienes piojos

  1. Verifica si tienes picazón en el cuero cabelludo. La picazón en el cuero cabelludo es el síntoma más común de infestación por piojos. Sin embargo, otros problemas (como la caspa y un eczema en el cuero cabelludo) también pueden causar picazón. Esta también puede ser indicio de una reacción alérgica a ciertos productos para el cuidado del cabello (como el champú).
    • Algunas personas infestadas pueden no experimentar la picazón de inmediato. Pueden pasar hasta seis semanas después del contagio para que el cuero cabelludo comience a picar.
    • Algunas personas pueden experimentar una sensación de "cosquilleo" en la cabeza, como si algo se moviera o se arrastrara.
  2. Verifica si tienes copos blancos sobre el cuero cabelludo o entre el cabello. Estos pueden ser causados por la caspa, un eczema en el cuero cabelludo o una reacción alérgica a cierto tipo de champú (u otros productos para el cuidado del cabello). Sin embargo, algunos de estos "copos" podrían ser en realidad los huevos de los piojos (liendres).
    • Por lo general, la caspa aparece en todo el cabello; pero las liendres se alojan más cerca del cuero cabelludo y no se extienden tanto como los copos de la caspa.
    • Si tienes dificultades para cepillarte o sacudirte los copos del cabello o el cuero cabelludo, probablemente sean liendres.
  3. Examina tu ropa para detectar piojos. Los piojos pueden ingresar a tu casa a través de la ropa o las sábanas. Estos parásitos no pueden volar, pero sí pueden saltar grandes distancias.
    • Además, lucen como semillas de sésamo de color marrón claro sobre la ropa, las sábanas, la piel o el cabello.

Prepárate para la batalla

  1. Busca una fuente de luz brillante. La luz natural es buena si las cortinas o persianas no obstaculizan su paso. A menudo, las luces de los baños son lo suficientemente brillantes. Si necesitas más luz, utiliza una linterna o una lámpara de escritorio pequeña.
  2. Humedece el cabello de la persona infestada. Para realizar este paso, utiliza un grifo o una botella de aerosol. Los piojos se pueden detectar sobre el cabello seco o húmedo, pero a muchas personas les resulta más sencillo detectarlos cuando el cabello está húmedo.
    • Al humedecer el cabello también puedes dividirlo en secciones con más facilidad. Además, puedes sujetar las secciones que vas examinando para separarlas y continuar revisando el resto del cabello.
  3. Reconoce los piojos adultos. Estos son difíciles de detectar, sobre todo porque se mueven rápidamente y no les gusta la luz. A medida que separas las secciones, los piojos adultos pueden moverse rápidamente dentro del cabello para esconderse entre las sombras. Aunque un piojo adulto es pequeño, deberías poder detectarlo si eres capaz de leer la letra pequeña de un periódico.
    • Los piojos adultos son de color marrón claro y tienen aproximadamente el tamaño de una semilla de sésamo. A menudo, se encuentran cerca del área del cuero cabelludo, en el cabello que se encuentra por encima y detrás de las orejas y en la línea del cabello alrededor de la base del cuello.
  4. Reconoce los huevos (que también se conocen como liendres). Los huevos se encuentran tan firmemente adheridos al cabello que parecen pegados con cemento. Cuando ya están por nacer son de color marrón amarillento y lucen como pequeñas semillas. Las liendres recién puestas son brillantes y con frecuencia se encuentran cerca del cuero cabelludo.
  5. Identifica las liendres eclosionadas. Una vez que los huevos han eclosionado, su cubierta permanece adherida firmemente al cabello. El color de esta cubierta es prácticamente transparente.

Examina el cabello para detectas piojos y liendres

  1. Comienza por separar el cabello húmedo en secciones. Divide el cabello en secciones pequeñas y comienza colocando el peine cerca del cuero cabelludo. Utiliza un peine normal de dientes finos o un peine para piojos. Pasa el peine a través de cada sección de cabello (desde el cuero cabelludo hasta las puntas). Peina cada sección más de una vez.
    • Los peines para piojos se encuentran disponibles en las farmacias. Son más pequeños que los peines normales pero sus dientes están mucho más pegados para sacar fácilmente los piojos y las liendres.
  2. Continúa peinando el cabello por secciones. A medida que terminas de peinar una sección de cabello húmedo, utiliza un sujetador para separarla de las secciones que aún no has revisado. Peina cada sección examinando el peine después de cada pasada.
  3. Examina las áreas alrededor de las orejas y cerca de la base del cuello. Estos son lugares en los que comúnmente se encuentran los piojos adultos y las liendres.
  4. Atrapa un piojo vivo entre tus dedos. Si ves algo que se mueve, intenta atraparlo utilizando tus dedos pulgar e índice y luego pégalo con una cinta adhesiva a un pedazo de papel blanco para que puedas examinarlo más de cerca. Puede serte útil comparar lo que has encontrado con fotografías de piojos que puedes encontrar en línea.
    • Si atrapas un piojo con los dedos no corres ningún peligro y de esta manera puedes confirmar que la persona a la que estás examinando tiene una infestación por piojos.
  5. No confundas la caspa con piojos o liendres. Todas las personas siempre encuentran cosas que se han quedado atrapadas entre sus cabellos. Al peinar minuciosamente el cabello de otra persona es probable que encuentres caspa, nudos, pedazos de tela y otras cosas pequeñas que se quedan atrapadas. Las liendres no salen fácilmente al peinar el cabello, ya que se encuentran adheridas a este. Solo por si acaso, utiliza una lupa para examinar las pequeñas cosas que encuentras mientras vas peinando el cabello.
  6. Revisa tu propio cabello para detectar piojos. Obviamente esta no es una tarea tan fácil, así que si es posible busca a alguien que te ayude. Si decides revisar tu propio cabello, debes seguir los mismos pasos básicos. Todos los que viven con una persona infestada deben revisarse la cabeza para saber si se han contagiado.
  7. Humedécete el cabello. Los piojos y las liendres pueden detectarse en el cabello húmedo o seco, pero si vas a examinarte tu propia cabeza puede ser más sencillo que los detectes con el cabello mojado.
  8. Asegúrate de contar con suficiente luz. A menudo, la iluminación del baño es más brillante que la de otras habitaciones porque se refleja en los espejos. Si es necesario, utiliza una pequeña lámpara adicional.
  9. Utiliza un espejo de mano. Tienes que examinar detenidamente las áreas que se encuentran detrás y alrededor de las orejas. Sujeta tu cabello hacia atrás y utiliza el espejo para que puedas ver claramente las áreas que necesitas examinar.
  10. Coloca el espejo en posición para que puedas examinar la parte posterior de tu cuello. Observa detenidamente para que detectes las cubiertas de las liendres adheridas a tu cabello además de cualquier cosa que se arrastre en esta área.
  11. Utiliza un peine de dientes finos o un peine para piojos. Para examinar mejor tu propio cabello, necesitas separarlo en secciones y pasarle el peine varias veces. Examina el peine minuciosamente después de cada pasada. Continúa utilizando sujetadores para separar el cabello que vas examinando.
    • Recuerda que debes centrarte en el área alrededor de tus oídos y sobre la base de tu cuello. Es difícil examinar tu propio cabello para detectar piojos, por lo que debes centrarte en aquellos lugares que pueden ayudarle a determinar si sufres una infestación por piojos.
  12. Observa minuciosamente el peine. Es probable que tengas que utilizar una lupa para examinar mejor el peine después de cada pasada. Identifica con cuidado la caspa, los nudos, los pedazos de tela y otros elementos. Las cubiertas pequeñas que parecen semillas se encontrarán firmemente adheridas y serán difíciles de eliminar (lo más probable es que termines sacando el folículo piloso a medida que pasas el peine). Este procedimiento te permitirá examinar de cerca lo que sacaste y lo que se quedó en el peine para determinar si tiene piojos o liendres.

Utiliza un tratamiento para contrarrestar la infestación por piojos

  1. Bríndale tratamiento a la persona infestada. Puedes tratar los piojos en la cabeza utilizando productos que puedes adquirir sin receta médica. Sigue las instrucciones minuciosamente (además de todas las medidas que se recomiendan por seguridad).
  2. Comienza por pedirle a la persona que se vista con ropa vieja. Esto resulta muy útil en caso de que algunos ingredientes que contiene el tratamiento puedan dañar la ropa. Además, asegúrate de que la persona se haya lavado el cabello pero que no se haya aplicado acondicionador.
  3. Sigue las instrucciones del producto. Tu médico o farmacéutico puede recomendarte los mejores productos para combatir estos parásitos. Una vez que le hayas aplicado el tratamiento a la persona (siguiendo las instrucciones del producto), vuélvele a examinar el cabello dentro de aproximadamente 8 o 12 horas. Si continúas encontrando piojos, pero observas que se mueven lentamente, entonces el tratamiento está haciendo efecto. Utiliza el peine para eliminar la mayor cantidad de piojos muertos.
  4. Vuelve a aplicar el tratamiento si los piojos continúan en actividad. Mientas examinas el cabello, observa si los piojos siguen estando tan activos como lo estaban antes del tratamiento. Si es así, sigue las instrucciones del paquete para volver a aplicarle el tratamiento a la persona infestada.
  5. Sigue las instrucciones del producto si es necesario aplicar un segundo tratamiento. Por lo general, debes aplicar nuevamente el tratamiento sobre el cuero cabelludo de la persona después de una semana. La mayoría de los productos cuentan con instrucciones sobre cómo proceder en este caso. Tu médico o farmacéutico te puede brindar algunos consejos para aplicar el tratamiento por segunda vez así como el tratamiento para los otros miembros de la familia.
  6. Desinfecta tu entorno. Lava y seca las sábanas, las toallas y la ropa que la persona utilizó hasta 2 días antes del tratamiento. Utiliza agua caliente y configura la temperatura del secador de ropa en calor extremo.
    • Debes limpiar en seco los artículos que no se pueden lavar o colocarlos en una bolsa de plástico hermética durante 2 semanas.
  7. Remoja los peines y cepillos. Cada vez que utilices un peine o cepillo para eliminar los piojos y las liendres, remójalo de 5 a 10 minutos en agua caliente por lo menos a 54 °C (130 °F).
  8. Aspira el suelo y los muebles. Los piojos solo viven cerca de 2 días una vez que salen de la cabeza de una persona. Las liendres no pueden salir del cascarón si abandonan la temperatura normal del cuerpo humano y mueren dentro de una semana.
  9. Lava la ropa y remoja los peines. Asegúrate de no volver a infestarte accidentalmente. Lava toda la ropa y las sábanas con agua caliente. Guarda los artículos que no se puedan lavar en bolsas de plástico herméticas durante dos semanas. Remoja los peines y otros accesorios para el cabello (como ganchos y sujetadores) en agua caliente durante al menos 5 minutos.
    • Asegúrate de lavar todos los artículos blandos (como peluches o almohadas) en agua caliente.
  10. Evita compartir los objetos blandos. A menudo, los niños se contagian de piojos cuando comparten la ropa, los sombreros, las bufandas o los peluches. No dejes que tu hijo comparta este tipo de cosas con los demás niños.
    • No compartas artículos blandos con los miembros de tu familia hasta que todos los indicios de infestación hayan desaparecido.
  11. Continúa examinando minuciosamente el cabello de la persona infestada. Continúa peinando el cabello cada 2 o 3 días (y durante 2 o 3 semanas) para asegurarte de que la persona no haya vuelto a infestarse.
  12. Deja que tu hijo vuelva a la escuela. Si el tratamiento tiene éxito, tu hijo puede regresar a la escuela al día siguiente. No permitas que tu hijo falte a la escuela por varios días debido a una infestación por piojos.
    • Asegúrate de que tu hijo no haga contacto directo de cabeza a cabeza con otros niños en la escuela.

Consejos

  • Detectar los piojos en tu propia cabeza puede ser extremadamente difícil. Si es posible, busca a alguien que te ayude.
  • Considera la posibilidad de examinar a otros miembros de tu familia si descubres que alguien sufre una infestación por piojos.
  • Los piojos se contagian por el contacto de persona a persona. También pueden contagiarse por el contacto con objetos que hayan estado en contacto con alguien que tiene piojos (por ejemplo, sombreros, peines, bufandas y cintas para el cabello). Nunca compartas este tipo de objetos con otras personas.
  • Los piojos no transmiten infecciones bacterianas o virales.
  • Los piojos solo pueden vivir hasta 48 horas una vez que dejen de alojarse en la cabeza de una persona para alimentarse.
  • En función de la gravedad de la infestación, es probable que tengas que acudir al médico para que te brinde las opciones de tratamiento así como algunas recomendaciones para desinfectar tu entorno.

Cosas que necesitarás

  • Un peine de dientes finos o un peine para piojos
  • Buena iluminación
  • Una lupa
  • Una botella de aerosol con agua
  • Cinta adhesiva
  • Papel blanco
  • Un espejo de mano
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página