Cómo prevenir el síndrome de choque tóxico

El síndrome de choque tóxico (TSS, por sus siglas en inglés) es una infección rara pero a veces fatal producida a causa de las bacterias estafilococo áureo y estreptococo. Se trata de una enfermedad grave y potencialmente mortal, pero con el cuidado y conocimiento adecuado, podrás prevenirla.

Pasos

  1. Cambia con frecuencia el producto que utilizas durante tu periodo. Si utilizas un tampón, asegúrate de cambiártelo cada 4 o 6 horas y de nunca dejártelo durante la noche. Si usas una toalla higiénica, cámbiala dos veces al día y una vez para toda la noche.
  2. Utiliza el tipo correcto de tampón según tu flujo menstrual y el tamaño de tu cuerpo. No utilices un tampón que se sature completamente al quitártelo o que tengas que aplicar fuerza para introducirlo. Los tampones pueden frotar las paredes vaginales y causar rasguños pequeños que les permiten a las toxinas ingresar en las membranas.
  3. Utiliza la esponja anticonceptiva y el diafragma, y cámbialos frecuentemente. Asegúrate de que estén correcta y completamente limpios antes de cada uso.
  4. ¡Lávate las manos! A pesar de la creencia popular, el síndrome de choque tóxico no solo se produce a causa de los productos femeninos, sino también por las bacterias que se encuentran en las manos, así que asegúrate de siempre lavártelas bien.
  5. Considera otros productos que no estén relacionados con el riesgo de sufrir el TSS. Entre ellos están las copas menstruales y las esponjas marinas.
  6. Presta atención a otro tipo de síndrome de choque tóxico conocido como síndrome de choque tóxico estreptocócico (STSS, por sus siglas en inglés). Este síndrome se produce a causa de la bacteria estreptococo cuando ingresa al cuerpo a través de alguna herida, como cortes o rasguños, heridas quirúrgicas e incluso ampollas de la varicela.

Consejos

  • Utiliza toallas higiénicas en lugar de tampones cuando duermas por la noche.
  • Los tampones de algodón orgánico tienen muchas menos toxinas y no dejan fibras en la vagina como la mayoría de los tampones de rayón y algodón.
  • Mantén limpia la zona de la vagina y lávala a diario con un jabón suave y sin perfume.
  • Asegúrate de que todos los cortes y las heridas abiertas estén correctamente limpios y cubiertos.

Advertencias

  • Cuando utilices un tampón u otros productos femeninos, asegúrate de seguir las indicaciones con cuidado y de nunca usarlos incorrectamente.
  • Siempre lávate bien las manos antes y después de introducir un tampón de de cambiarte la toalla higiénica.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página