Cómo pelar pintura

Sea que vayas a volver a pintar un mueble, los gabinetes de la cocina o una cerca vieja, siempre es bueno quitar la pintura vieja antes. Pintar sobre la pintura vieja puede causar una variedad de problemas como la formación de mellas, descascarado o burbujeo de la pintura nueva. Quizá esta pintura no se adhiera correctamente sobre la superficie si es que no eliminas la pintura antigua y quedará con un acabado disparejo y lleno de bultos. Si haces un buen trabajo al quitar la pintura antigua, la pintura nueva debería durar entre 5 y 8 años. Hay distintos métodos en los que puedes quitar la pintura vieja apropiadamente.

Pasos

  1. Rocía un líquido quitador de pintura para pelarla de las áreas más pequeñas. Este proceso generalmente funciona bien pero puede ser un poco caro, especialmente si tienes áreas grandes de donde quitar la pintura.
    • Utiliza un quitador líquido de pintura para los trabajos más pequeños, como lo son los muebles detallados que tienen muescas, rincones y marcas.
  2. Soba un poco de lana de acero o un rascador de pintura de cobre en la parte interior y alrededor de los cortes de los muebles, pernos, postes o patas de los muebles para quitar la pintura antigua.
  3. Quita pintura suelta en áreas pequeñas con una escobilla de cerdas de metal, un rascador de pintura o una espátula grande.
    • Aplica una cantidad moderada de presión firme cuando muevas la herramienta sobre la superficie. La pintura suelta debería caerse.
  4. Utiliza un lijador de correa con una lija de grado medio para pelar la pintura.
    • Este método funciona mejor en las superficies planas que tengan una cantidad limitada de capas de pintura.
    • Si no tienes un lijador, puedes envolver un pedazo de lija sobre un bloque de madera y moverlo manualmente hacia adelante y hacia atrás, arriba y abajo para quitar la pintura.
  5. Aplica calor con un quitador de pintura eléctrico, pistola de calor o lámina de temperatura y levanta las capas de pintura de las superficies planas que tengan bastante acumulamiento de pintura.
    • Calienta la pintura y retírala de la superficie para descascararla. Algunas herramientas utilizadas para calentar la pintura tendrán un rascador incorporado. Este método funciona muy bien en los aleros, revestimientos, en los apoyos y en las puertas.
    • Sujeta la pistola a 3 ó 4 pulgadas de distancia de la superficie (7.5 a 10 cm) y muévela alrededor. A medida que la pintura se empieza a calentar, verás que se forman burbujas y se levantará.
  6. Utiliza un lavador de potencia para quitar la pintura de los artículos que tienes al aire libre.
    • Este método te puede ayudar a quitar las ampollas o la pintura descascarada de tu casa, garaje, depósito o muebles.

Consejos

  • Los quitadores químicos de pintura funcionan mejor en muebles que tengan bastantes detalles o superficies irregulares. Estos llegan a cualquier superficie con facilidad.
  • No te apures en usar los quitadores líquidos de pintura. Si estos caen sobre pintura buena, tendrás más trabajo.

Advertencias

  • Cuando apliques los quitadores líquidos, protege tus manos y ojos. Siempre usa guantes de goma y gafas de protección.
  • No apliques quitadores líquidos o en pasta sobre zócalos plásticos. Asegúrate que el zócalo sea de madera porque los zócalos plásticos se dañarán con esos quitadores.
  • Las pinturas que fueron colocadas antes de 1978 pueden contener plomo.

Cosas que necesitarás

  • Quitador líquido de pintura
  • Lana de acero o restregador de cobre
  • Cepillo de alambres, rascador de pintura o espátula
  • Lijador de correa
  • Lija
  • Quitador eléctrico de pintura
  • Lavador de potencia
  • Guantes de goma
  • Gafas protectoras
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página