Cómo cuidar espadas

Hoy en día, una espada puede servir como arma, como pieza de arte decorativo o ambos. Todas las espadas necesitan un tratamiento especial porque no se usan con mucha frecuencia hoy en día. Por eso es que los coleccionistas tienen el objetivo no solo de agregar espadas nuevas a su colección sino también de cuidar de ellas. Ten en cuenta que, si no tienes el tiempo ni el dinero para llevar toda tu colección de espadas a un profesional, puedes cuidar de ellas en tu propia casa. Las sugerencias a continuación te ayudarán en el mantenimiento de una o varias espadas.

Pasos

  1. Limpia la hoja de la espada. Es mejor usar una toalla de papel, pero también puedes usar un paño o toalla limpios.
  2. Aceita la hoja. Después de limpiarla, es momento de aplicar aceite. Deja una película fina de aceite sobre la hoja. Recuerda que así es como debes proceder cada 1 a 6 meses.
  3. Ten en cuenta que también manipularás las partes de madera de la espada; por lo tanto, limpia el mango y la vaina con laca, barniz o cera especiales. El aceite de limón para limpiar muebles también es útil para limpiar las partes de madera de la espada.
  4. Pule la espada. Si usas ya sea Brasso o Autosol, también podrás pulir los componentes de metal de la espada.
  5. Encera los elementos de cuero de la espada. A fin de cuidar de las vainas de cuero y de las fundas y mangos que estén cubiertos de cuero, puedes usar una cera en pasta de calidad.

Consejos

  • Las hojas no deberían guardarse dentro de las vainas de cuero. Esto promueve la corrosión. Las vainas de madera sí deberían guardarse con las hojas adentro para evitar que la madera se deforme.
  • Recuerda que no solo la hoja sino todos los componentes metálicos de la espada, así como los mangos envueltos en alambre, deben estar cubiertos de una película de aceite. Puedes usar productos como Lanotec o silicona en aerosol para mantener tu espada protegida contra el óxido.
  • Para proteger a la hoja de la espada contra la acumulación de polvo, que es la causa de que ciertas áreas de la espada se llenen de hoyos, puedes usar un paño para limpiar pistolas.
  • La hoja debe limpiarse con aceite dependiendo del tipo de lugar de almacenamiento, así como del nivel de humedad. Mientras más húmedo sea el lugar, tendrás que aceitar la hoja más veces.
  • Intenta estudiar sobre espadas tanto como puedas. Puede servirte en el futuro.

Advertencias

  • Probar la espada es una tarea peligrosa, no solo porque puedes lastimarte sino también porque la sangre ocasiona que la hoja se oxide.
  • Si los dedos tocan cualquier acero desnudo, podrías dejar huellas digitales oxidadas en la hoja. Usa guantes o, si tú o tus amigos curiosos pero incultos tocan la hoja con las manos, asegúrate de limpiarla después y volver a aplicar la ligera capa de aceite al día siguiente.
  • Las espadas de los que participan en recreaciones históricas están hechas para que las golpeen unas con otras y pongan a prueba su fuerza, y están endurecidas y templadas para este propósito, por lo que debes revisar primero si una espada ha sido endurecida antes de golpearla contra cualquier cosa.
  • La hoja de la espada requiere cuidado, pero no utilices papel de lija, papel de esmeril u otros materiales que puedan arañarla fácilmente; esto tendría un serio impacto en su apariencia y belleza natural.
  • Golpear la espada contra varios objetos duros definitivamente no es recomendable. A pesar de que una espada es un arma, hoy en día se usan para coleccionarlas y no para probar su fuerza.

Cosas que necesitarás

  • Paño o toalla de papel
  • Aceite para acero (Lanotec o silicona en aerosol contra el óxido)
  • Aceite para madera (laca, barniz)
  • Brasso o Autosol (para los componentes metálicos)
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página