Cómo practicar el parkour

El Parkour es un método natural que entrena el cuerpo humano para ser capaz de avanzar lo más rápido posible haciendo uso del ambiente dado. Este 'arte de desplazamiento' no necesita de estructuras específicas ni de accesorios para su práctica: el cuerpo es la única herramienta. Se necesita perseverancia, valor, y disciplina, pero al final se obtiene la recompensa.

Reúne tus materiales

  1. Invierte en un buen par de zapatos. Quieres una zapatos con un agarre decente y absorción de impacto (¡absorción para el antepié también!), no te sirven zapatos de fútbol, de patinaje, etc. Los zapatos que vas a usar tienen que ser flexibles y ligeros; se trata más de agarrar tu pie a la superficie y menos de la protección. Los zapatos tipo Nike Air Pegasus, Adidas Nova, K Swiss Arike y Mostrail Masair son buenas opciones.
    • Es posible que quieres almohadillas para los dedos para amortiguar los saltos. Y por supuesto sin importar el tipo de zapato, si no te quedan bien, no te van a servir. Los zapatos deben ser ajustados o de otro modo aumentas el riesgo de sufrir lesiones en los aterrizajes.
    • No te preocupes por conseguir zapatos de marca. Si practicas todo lo que deberías practicar, vas a desgastar los zapatos en sólo un par de meses. Además, ya que vas a practicar en el exterior, los zapatos se van a ensuciar mucho. No desperdicies dinero sólo en la apariencia de tus pies.
  2. Consigue ropa cómoda. Siempre y cuando te puedas mover rápidamente y tus ropas no restrinjan el movimiento, estás listo. Sólo asegúrate de que no se te caiga ninguna prenda para que no tengas problema con tu ropa para moverte.
    • Pantalones para escalar, ya que te permiten mover con libertad, son resistentes, ajustan bien, y no te molestan mientras avanzas. Se recomiendan pantalones Gramicci, Prana stretch Zion, North Face, y Arborwear. Los de la marca Dickies también son resistentes y ofrecen un buen rango de movimiento. No se recomienda utilizar jeans, ya que aprietan mucho y no otorgan una buena libertad de movimiento. De nuevo, si te sirve tu sudadera favorita ¡se queda!
    • La camiseta no tiene que ser nada elegante, pero es bueno tener una impermeable. Están disponibles en las tiendas REI (E.E.U.U) y las tiendas de calzado deportivo. Cuando apenas estés iniciando considera utilizar mangas largas para prevenir los raspones.
      • Querrás mantenerte fresco, así que probablemente quieras utilizar prendas de algodón.
  3. No cedas a la necesidad de los guantes. Probablemente pienses que tus delicadas manos necesitan protección de todas las superficies duras y sucias a las que saltes, pero resiste a ese deseo. Después de todo, no quieres privar a tu mente del sentido de contacto, necesitas saber cómo se siente la superficie para saber si es fácil escalarla. Puede que te rasguñes algunas veces, pero al final será mejor.
    • En las primera semanas, puede que vuelvas a casa corriendo a buscar un paquete de hielo. Pero pronto, tus manos se acostumbrarán al esfuerzo que estás realizando.
  4. Encuentra un amigo. Tu amigo no sólo te ayudará a mantener motivado, pero también te mostrará cosas nuevas, enseñándote en el proceso.
    • Otra opción es un entrenador de Parkour. Alguien con experiencia será un recurso invaluable para recortar tu tiempo de aprendizaje, y también te ayudará para que no te hagas daño. Si tu círculo social no está lleno de traceurs (persona que practica el Parkour), investiga un poco; existen grupos de Parkour alrededor del mundo que siempre están buscando nuevos miembros.
  5. Encuentra nuevos lugares para entrenar. Encuentra un área de concreto que parezca un laberinto pero que no sea tan desafiante (y peligrosa) como la gran muralla china. Una vez que encuentres esté área, busca otra. Necesitarás varios obstáculos para mantener tu mente y habilidades frescas.
    • Sin embargo, antes de ir saltando de edificio en edificio, intenta dominar el recorrido a través de un parque. Las manchas por el contacto con la hierba son mucho más fáciles de tratar que un fémur roto.
    • No entres en propiedad privada. La policía no va a verte y decir, "¡buena hombre! ¿Cómo hiciste para lograr esos saltos? ¿Puede ver cómo tienes marcados los músculos de la pantorrilla?" Si te metes en problemas, sé educado y vete feliz por tu camino. Muy pocas personas entenderán el propósito de lo qué estás haciendo, y eso es normal.

Ponte en forma

  1. Ponte en forma aeróbicamente. Vas a correr, saltar, y rodar hasta el cansancio, así que poner tus pulmones en forma es la prioridad número uno. Trabaja en la caminadora, en la máquina elíptica, y empieza a nadar o practicar boxeo. Luego cuando llegues a un grupo de obstáculos, no tienes que preocuparte por quedar sin aliento.
    • Incluso otras actividades como el yoga y el lacrosse (y otros deportes en equipo) tienen su lugar en el entrenamiento del Parkour. Si te mantiene en movimiento durante largos períodos de tiempo, servirá. Sigue hasta que mantenerte activo durante una hora seguida sea pan comido.
  2. Pon tu cuerpo en forma. Una vez que hayas trabajado tus pulmones, es momento para concentrarse en los músculos. No tendrás que hacer fuertes levantamientos de pesas debido a que seamos sinceros, quitar un carro del camino es un poco más lento que simplemente darle un salto. Sin embargo, trabajas con tu propio peso, levantándote y propulsándote todo el tiempo. Empieza a hacer flexiones de pecho, levantamientos, sentadillas, y levantamientos de piernas.
    • Puede parecer que entrenar tanto como sea posible es lo ideal, pero tu cuerpo también necesita tiempo para recuperarse. Sigue haciendo ejercicios para construir músculos cada día de por medio (dos veces al día está bien si no haces ejercicios muy fuertes) para darle a tus músculos tiempo para que se recuperen. Estarán mejor a largo plazo.
  3. Avanza más. Si realizas dos veces al día, 3 series de 15 repeticiones, de todos esos ejercicios, perfecto. Ahora haz más. No permitas que tu cuerpo se acostumbre a hacer siempre los mismos ejercicios. Ponte la meta de hacer un 10% más la próxima vez. Sería bueno para aumentar tu espíritu y motivación.
    • Añade más ejercicios o cambia tu rutina de actividades. Mantener tu cuerpo a la expectativa es la clave para desarrollar todos los grupos diferentes de músculos. Si normalmente nadas, ve a jugar a rugby. Cambia el día de sentadilla y levantamiento de piernas, por planchas y abdominales. Tu habilidad para concentrarte también puede aumentar.

Aprende nuevos movimientos

  1. Empieza despacio. Si te lesionas, quedas fuera. No avances hacia un obstáculo que creas que podrías pasar. Tu coraje podría sacar lo mejor de ti y podrías caer de la mejor forma. Incluso si crees que no te haces daño, tienes que pensar en los efectos a largo plazo de las cosas que estás haciendo con tu cuerpo. Necesitas acondicionarte y hacer que tu cuerpo se acostumbre a hacer ciertas cosas sin necesidad de hacer estiramientos excesivos y sin recibir moretones.
    • Explora cómo se siente cómodo tu cuerpo. ¿Qué tan alto y lejos puedes saltar? ¿Qué tan rápidamente puedes rodar? Así sabrás con qué técnicas empezar y en cuáles técnicas tienes que trabajar más. También te ayudará a tener conciencia de tu cuerpo y el control del mismo.
  2. Domina el aterrizaje. Existe un aterrizaje básico que vas a utilizar en todos los tipos de caídas. Los principios de este aterrizaje básico también se utilizan para el aterrizaje avanzado (la rodada de Parkour) Es por eso que es importante que primero aprendas y domines esta técnica. Existen cuatro puntos claves que siempre debes recordar:
    • 1) Cuando aterrices, tus piernas deben estar separadas por la distancia de los hombros.
    • 2) Debes caer en las puntas de los pies. De esa forma tu cuerpo actúa como un resorte y distribuye el peso del aterrizaje. Si caes sobre tus talones, tu cuerpo actúa como una tabla y puedes dañar tu cuerpo y el resto de las articulaciones.
    • 3) No permitas que tus piernas se doblen por debajo de los 90° grados. Doblar las piernas por debajo de los 90° pone mucha presión sobre las articulaciones de la rodilla y así pierden velocidad.
    • 4) Cuando estés avanzando, o cuando tomes una caída alta, dóblate un poco hacia adelante y deja que tus manos absorban parte del impacto. Así vas a evitar que en la caída tus piernas se doblen por debajo de los 90°, y podrás seguir avanzando. Utiliza este aterrizaje básico sólo para las caídas pequeñas.
  3. Aprende la rodada de hombro. Éste es uno de los movimientos básicos pero también es uno de los más útiles en el Parkour. La rodada de hombro es una rodada diagonal hacia adelante a través de la espalda por sobre el hombro. La rodada de hombro es importante debido a que reduce el impacto del aterrizaje, convirtiendo el movimiento hacia abajo de una caída en movimiento hacia adelante, y desde ahí es fácilmente empezar a avanzar de nuevo.
    • Si haces la rodada por el lado derecho, debes acercar tu brazo derecho a tu cuerpo y meter tu cabeza y cuello cerca a tu pecho. Luego, rueda sobre tu hombro derecho y ponte de pie al final. La razón por la que se rueda diagonalmente es para reducir el daño a tu espalda y columna vertebral.
  4. Practica los saltos de superficie. Estos saltos te ayudan a superar obstáculos fácilmente y con velocidad. Un salto de superficie esencialmente sirve para seguir avanzando mientras superas un obstáculo.
    • Busca una baranda. Cuando corras hacia la baranda, agárrate con ambas manos e impulsa tus piernas hacia la derecha. Cuando tus rodillas superen la baranda, quita tu brazo derecho para que no estorbe, y pasa tus piernas. Así deberías ser capaz de aterrizar con equilibrio fácilmente. Si el equilibrio es el problema, encontrar una baranda de diferente tamaño puede ayudar.
      • Una vez que lo hayas dominado, practica haciéndolo hacia la izquierda.
  5. Empieza a practicar saltos desde una altura de 90 cm. Nunca debes saltar desde una superficie más alta que tú. Esto se debe a que si aterrizas en tus piernas de forma reiterada desde grandes alturas puedes dañar tus rodillas. Siempre actúa con precaución.
    • Encuentra unas escaleras. Empieza lentamente y ábrete camino hasta arriba. Una vez que hayas hecho la escalera 10 veces, relajado, y siempre cayendo en los dedos de los pies, avanza. Repite hasta que hayas hecho esa escalera 10 veces, relajado, y siempre cayendo en los dedos de los pies. Si el equilibrio es el problema, no avances hasta que no lo hayas dominado.
  6. Construye músculo. ¿De qué otra forma vas a poder saltar paredes? Los músculos que utilizas en hacer levantamientos son los mismos que vas a utilizar cuando te cuelgues y saltes las paredes. Encuentra una barra a una buena distancia del techo y practica.
    • Empieza yendo un poco más lejos de lo que lo haces cuando realizas un levantamiento normal. Llega al punto donde tus codos estén en la línea de la barra. Luego, avanza más, poniendo tu pecho por encima de la barra. Llega al punto donde puedes poner tus brazos rectos por encima de la barra, con la barra descansado encima de la pelvis. Utiliza tus piernas para impulsarte desde la posición de colgado.
    • Reduce los intervalos a unos segundos. Una vez que hayas dominado lo básico, empieza a llevar el tiempo realizando las mismas rutas. ¿Cuál es tu mejor tiempo?
    • Aquí es donde te puede servir el amigo. Escoge una zona y elige un punto A y B. Luego, mídanse el tiempo por separado o recorran la ruta al mismo tiempo. ¿Quién lo hizo más rápido? Perder medio segundo en cualquiera de los obstáculos hace la diferencia y es aquí donde se diferencia una técnica perfecta de una inadecuada.

Consejos

  • Empieza en terreno suave, como el césped. El cemento no perdona.
  • Utiliza algo que puedas ensuciar o rasgar. Asegúrate de llevar algo para envolver tus manos (como vendajes) para aquellas plataformas realmente difíciles.
  • Nunca hagas Parkour sin haber calentado antes. Esto va para cualquier ejercicio intenso, tus músculos necesitan algo de tiempo para preparase para que se desempeñen de forma adecuada.
  • Lleva una botella de agua. Te alegrará haberlo hecho cuando sientas que te desmayas en medio de una jungla de cemento.
  • Cree en ti. Pensarlo dos veces sólo hará que te lesiones.

Advertencias

  • Tienes que estar en forma antes de que empieces a practicar el Parkour; no es un paso que puedas omitir. Esfuérzate para recoger los frutos.
  • Probablemente te hagas daño en algún punto. Ésta es una realidad que debes aceptar para tener confianza en las decisiones de tus movimientos.
  • No puedes correr antes de caminar, así que empieza con calma. El Parkour no se trata de verse bien. Domina todo lo básico antes de intentar hacer que tu Parkour sea un arte.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página