Cómo encarrilarse

Todos necesitamos organizarnos y dejar de dividirnos en dos, para intentar hacer más de lo posible. Sea para el trabajo, la escuela, o las actividades diarias, tenemos que afrontar la organización personal metódicamente, con un sentido de la rutina, para estar al día con todo lo que tenemos que hacer en nuestras agitadas vidas.  

Pasos

  1. Utiliza tu tiempo eficientemente. Tal vez eres una persona a la que le gusta tener “Star Trek” en el fondo, pero asegúrate de no pasar mucho tiempo viendo televisión o mirando el techo. Puede ser incómodo sentarse en la silla todo el tiempo; puedes caminar un poco cada tanto. Si tienes una hora para hacer una tarea, asegúrate de estar trabajando la mayor parte del tiempo.
  2. Simplemente comienza, incluso si no sabes bien qué hacer. Comenzar es el paso más difícil, y una vez que empieces, será mucho más probable que termines.
  3. Establece prioridades. Haz lo más importante primero, para asegurarte de que eso se hará, incluso si sabes que no tendrás tiempo para hacer las demás cosas.
  4. Busca tiempo para hacer las cosas necesarias a la mañana, en primer lugar. Comienza dándote suficiente tiempo a la mañana para alistarte. Si esto significa levantarte media hora antes, hazlo; simplemente acuéstate media hora antes, para compensar. Tal vez quieras leer el diario, hacer ejercicio o simplemente escuchar música. Sea lo que sea, consigue este tiempo, y hazlo especial y sin interrupciones.
  5. Come un buen desayuno. No te saltes esta comida tan importante, que te da la energía matinal.
  6. Haz una lista que te ayude a recordar qué llevar de casa y qué traer de nuevo cuando termine el día. Puede ser una lista escrita para empezar, y cuando te la aprendas, tendrás una lista mental. Antes de salir para el trabajo, la escuela o las actividades, usa esta lista para asegurarte de tener todo lo que necesitas, como el portafolios, la mochila, el bolso, el dinero, el equipo de natación, etc.
  7. Descubre cómo ser más productivo. A algunas personas les gusta trabajar en un proyecto hasta terminarlo, otros necesitan muchos descansos. Algunos prefieren sesiones largas; otros, cortas y concentradas.
  8. Cambia la percepción del tiempo balanceando las cosas. Si te concentras demasiado en algo, un proyecto, una persona, el tiempo podría empezar a faltarte. Podrías divertirte más y trabajas en varios proyectos que si sólo trabajaras en uno. Probablemente tengas varias tareas que cumplir en un día, entonces pasa algún tiempo con una y algún tiempo con otra. Esto es más que importante si te trabas y no sabes qué hacer con la próxima tarea. Si tomas un descanso y retomas luego, podrías ver algo que antes se te pasó por alto.  Reparte tus talentos, tu tiempo y tus intereses más ampliamente, y también parecerá que el tiempo se estira un poquito para dar lugar a esas cosas. Pero también recuerda no hacer demasiados compromisos. Lo importante es conseguir que te enfoques mejor.
  9. Relájate y olvida los problemas cuando llegues a casa. No te dediques de inmediato a las tareas hogareñas, tómate una hora para relajarte. Siéntate con una taza de café y algo para comer, y dedícate a las demás cosas cuando ya hayas descansado cómodamente. El trabajo, las tareas, hacer la cena, lavar la ropa, etc. se beneficiarán de tu descanso reparador.
  10. Prepárate para la cama. Cuando hayas terminado tus tareas y actividades del día, comienza a prepararte para ir a la cama. Si tienes niños, ponlos en la cama y búscate un tiempo personal.  Querrás estar descansada para el día siguiente.
  11. Prémiate cuando termines una tarea o logres uno de tus objetivos.  Una recompensa puede ser algo tan simple como un pequeño refrigerio, o una caminata por el barrio.

Consejos

  • Asegúrate de tener suficiente tiempo para todas tus actividades.
  • Mantén un horario. Levántate y ve a dormir más o menos a la misma hora todos los días. Así, podrás pasar menos tiempo intentando dormirte o levantarte cuando estés cansada. Considera cenar todos los días a la misma hora. Compra un lindo calendario para ayudarte a terminar los proyectos a tiempo.
  • Evita las distracciones que pudieran amenazar o desorganizar tu agenda. ¿Te distraen la televisión o las conversaciones con tus familiares? Encuentra una habitación tranquila en la que puedas concentrarte.
  • Cuando te sientas abrumada, comienza por las cosas fáciles.  Irás progresando (en vez de simplemente quedarte mirando y desear estar haciendo algo distinto), y ayudará a restituir tu confianza.
  • ¡Mantén la organización! Puedes perder mucho tiempo buscando cosas que siempre dejas en cualquier lugar.

Advertencias

  • Nunca te sobrecargues con trabajo.
  • Recuerda que en algunos períodos te tiempo estarás muy ocupada.  Cuando tengas varios eventos importantes en tu vida, tal vez no puedas hacer demasiadas cosas por un tiempo.
  • Perdónate si ocasionalmente pierdes el rumbo. Sólo habrás fallado si abandonas sin retomar el camino. Un día de descanso puede hacerte más productivo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página