Cómo proyectarse astralmente (principiantes)

La proyección astral es, por lo general, una experiencia maravillosa. Sin embargo, como todo lo demás, demanda tiempo y esfuerzo, al igual que sentido común. En este artículo te mostraremos cómo hacerlo si eres principiante.

Pasos

  1. Recuéstate en una superficie plana. Una cama, un sillón o un sofá son unas buenas opciones. Si no tienes problemas para acostarte en el suelo, entonces también es una buena alternativa.
    • Asegúrate de tener la mayor comodidad posible y de llevar vestimenta cómoda (se recomiendan pijamas).
  2. Cierra los ojos y relájate. Sin embargo, trata de no quedarte dormido. El objetivo es permitir que tu cuerpo se duerma mientras tu mente sigue despierta. Respira suavemente, inhala y exhala. Así te relajarás más.
    • Concéntrate en la respiración y no te distraigas con los pensamientos.
  3. Sigue relajándote hasta que sientas u oigas vibraciones. Las vibraciones son algo muy normal en las proyecciones astrales y son una señal de que vas por buen camino. Sin embargo, debes evitar emocionarte demasiado, ya que eso solo arruinará tu proyección astral. Solo mantén la calma, la actitud positiva y la relajación.
  4. Con los ojos cerrados, imagina tu cuerpo espiritual (astral) saliendo de tu cuerpo físico que está en estado de relajación. No te excedas al hacerlo y no pienses demasiado.
  5. Sigue haciéndolo hasta que sientas que comienzas a flotar. Esta es una gran señal de que está funcionando.
  6. Si tuviste éxito en tu proyección astral, deberías ver tu cuerpo físico acostado debajo.

Consejos

  • Se recomienda utilizar una almohada o una manta para evitar distracciones. Solo cerciórate de que puedas respirar.
  • Ten en cuenta que la proyección astral y los sueños lúcidos no son lo mismo. Los sueños son sueños y las proyecciones son proyecciones. Sin embargo, la proyección astral a menudo es demasiado vívida para considerarse un sueño.
  • Por lo general, el miedo es lo que impide que las personas tengan éxito al proyectarse astralmente. Estos temores (el cordón de plata podría romperse, un demonio podría poseerme, etc.) son todos irracionales. El cordón de plata no va a romperse, a menos que hayas estado en el reino astral por mucho tiempo, lo que, volvemos a repetirlo, es muy improbable, ya que la cuerda es muy fuerte. Nuevamente, sé positivo.
  • Si te sirve de ayuda, escucha tonos binaurales o tonos isocrónicos mientras intentas proyectarte astralmente. Esto facilita alcanzar el estado de relajación requerido.

Advertencias

  • Como mencionamos anteriormente, es muy improbable que el cordón de plata se rompa, pero aun así, ten sentido común y vuelve a tu cuerpo físico cuando sientas que es el momento adecuado.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página