Cómo hacer lasaña con calabacines en lugar de pasta

Con el aumento en la cantidad de personas que quieren reducir o eliminar los carbohidratos de su dieta, están surgiendo más recetas bajas en carbohidratos. Una manera de preparar lasaña y podértela comer es sustituir la pasta por tiras de calabacines asados. Los calabacines asados combinan bien con una lasaña y no tienen los carbohidratos y el azúcar de la pasta, además que le proporcionan un sabor maravilloso. Así le podrás agregar un vegetal más a tu consumo diario, y les puedes agregar carne molida de res o de pavo a tu lasaña.

Pasos

  1. Precalienta el horno a 325ºF/170ºC. Mientras el horno se está calentando, rocía ligeramente un molde de hornear de 9x13 pulgadas (22cm x 28cm) con aceite de oliva.
  2. Lava los calabacines, quítales los extremos y córtalos finamente a lo largo. Ten cuidado porque el cuchillo se puede resbalar en la superficie brillante del calabacín; trabaja en una superficie sólida e inmóvil. Rocía en cada lado sal y pimienta recién molida. Coloca las rebanadas sazonadas en un plato limpio.
  3. Calienta a temperatura media un sartén grande. Cubre el fondo con aceite de oliva y déjalo que se caliente por uno o dos minutos.
  4. Coloca las rebanadas de calabacines en el sartén – no las pongas unas encima de las otras. Cocina bien ambos lados de los calabacines hasta que estén dorados. Colócalos de nuevo en el plato limpio.
  5. Haz la salsa de tomate. Cubre un sartén grande con aceite de oliva y agrega el ajo picado, el pimiento verde y las cebollas. Colócalo en la estufa a temperatura media.
    • Agrega las dos latas de tomates enteros pelados y deja que los ingredientes se cocinen a temperatura media por unos cinco minutos.
    • Agrega el orégano y la albahaca, y una pizca de sal y pimiento. Baja la temperatura, tapa la salsa y deja que se cocine por una hora.
  6. Mezcla bien el huevo y el queso ricota en un tazón.
  7. Retira del calor la salsa cocinada y déjala enfriar durante media hora. Pasa la salsa a la licuadora y licúala a velocidad alta hasta que esté suave y aterciopelada.
  8. Arma la lasaña de la misma manera en que lo harías con una lasaña hecha de pasta.
    • Esparce la mitad de la salsa por todo el fondo del molde previamente engrasado. Agrega una capa de de calabacines asados (usa aproximadamente la mitad de los calabacines), cúbrelos con la mezcla del queso ricota (aproximadamente la mitad de la mezcla), seguido de cuatro onzas (113g) de queso mozzarella.
    • Repite el paso anterior comenzando por los calabacines, seguido de la mezcla del queso ricota y cubre con el queso mozzarella.
    • Esparce por encima el queso parmesano. Tápalo con papel de aluminio.
  9. Hornea la lasaña tapada durante 45 minutos. Para evitar que la salsa y el queso salpiquen el horno, coloca el molde sobre una bandeja para galletas.
  10. Después de 45 minutos retira el papel de aluminio. Aumenta la temperatura del horno a 350ºF/180ºC y continúa horneando durante quince minutos más.>
  11. Deja reposando la lasaña durante 5 minutos antes de servirla. Acompáñala con una ensalada fresca de tu preferencia.
  12. Sírvela y disfrútala.

Ingredientes

  • 2 calabacines grandes
  • 1 cucharada de sal kosher (o sal vegetal, marina o del Himalaya)
  • 1 ½ cucharaditas de pimienta negra molida
  • 1 un pimiento verde pequeño, picado
  • 1 cebolla picada
  • 2 latas de tomates enteros aplastados
  • 3 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de albahaca fresca picada
  • 1 cucharada de orégano fresco picado
  • 1 huevo batido
  • 1 (15 onzas) recipiente de queso ricota bajo en grasa
  • 8 onzas de quezo mozzarella rallado
  • 8 onzas de queso parmesano rallado

Consejos

  • Para el deleite de los carnívoros, agrégale a la salsa 1 libra (450g) de carne molida de res o de pavo. Cocina la carne en un sartén y agrégasela a la salsa mientras se está cocinando.
  • Para aumentar tu consumo de vegetales puedes agregar una gran variedad. Puedes combinarlos en la salsa o puedes colocar vegetales frescos (como espinaca, chayote, hongos o pimientos rojos) entre la capa de queso ricota y la de queso mozzarella.
  • También puedes hacerla con berenjena.

Advertencias

  • Si vas a usar carne en tu receta, siempre cocínala antes de agregársela a la salsa o al plato para asegurarte de que esté completamente cocinada.
  • Evita que la salsa de tomate entre en contacto con el papel de aluminio, en especial cuando la vayas a almacenar. El ácido eventualmente corroerá el aluminio y se pasará a los alimentos.

Cosas que necesitarás

  • Plato para lasaña o molde para hornear de 9x13 pulgadas (22cm x 28cm)
  • Tabla para cortar y cuchillo
  • Sartén
  • Espátula
  • Papel de aluminio
  • Guantes para horno
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página