Cómo hacer que los niños coman frutas y vegetales

Si has llegado al punto en que lo único verde que tus hijos se meten a la boca son piezas de Lego, entonces sabrás lo difícil que resulta hacer que los mas pequeños se coman si quiera una cucharadita de espinaca, y mucho menos 5 porciones de verduras por día.

Pasos

  1. Ponles el ejemplo. Los niños aprenden lo que viven, por lo que es vital que los padres pongan el ejemplo correcto con eligiendo los alimentos adecuados. Si tú como padre comes regularmente alimentos poco saludables, ¿cómo puedes pretender que tus hijos no lo van a hacer también? Pon el ejemplo para que los niños se alimenten bien. Esto requiere de auto-disciplina por parte de los padres. Los padres deben proporcionar una guía amorosa y firme en la toma de decisiones saludables y ser sabios con respecto a las comidas y meriendas.
  2. Elige bocadillos saludables para los niños, tales como frutas y hortalizas frescas con salsas sabrosas. Mantente bien surtido con refrigerios saludables, que sean fácilmente disponibles y accesibles para los niños. Guarda las galletas y otras golosinas cubiertas de azúcar para una ocasión ocasional dulce. Nunca entres en el hábito de dar a los niños galletas u otros dulces cuando se está preparando la comida familiar o está casi lista para servirse.
  3. Proporciona la disciplina necesaria. Generalmente, a los niños no les gustan los cambios que se están realizando a sus rutinas, así que ten por seguro que van a expresar su rechazo. Explícales con calma "esto es lo que vamos a comer para la cena", y si se niegan a comer, sólo tienes que cubrir los alimentos y guardarlos para cuando tengan hambre. Recuerda, tu casa no es un restaurante estilo cafetería donde los niños dictan lo que quieran o no quiere comer.
  4. Dale una verdura diferente cada día y prepárala de diferentes maneras. Las verduras se pueden servir crudas, cocidas al vapor, a la plancha, en ensaladas, en forma de jugo, salteado y hervido. Prueba con una gran variedad y de diferentes maneras hasta encontrar las verduras que le gusten a tu hijo.
  5. Mezcla en la comida favorita de tu hijo. Si a tu hijo le gustan los macarrones con queso, hazlos con brócoli al vapor o guisantes mezclados. Si a tu hijo le gustan los espaguetis, echa tomates, setas, guisantes y zanahorias en la salsa. Se los comerán sin darse cuenta.
  6. Haz jugos de una mezcla de vegetales y frutas. Combinaciones como la zanahoria, manzana y jugo de apio suelen ser dulce al gusto y les va a encantar.
  7. Ofrece verduras y frutas con salsa. A la mayoría de los niños les encanta mojar bocadillos (patatas fritas en salsa de tomate) así que ofréceles buenos aderezos.
  8. Ofrece a tus hijos muchos tipos de comidas y deja que te vean disfrutando de una gran variedad de frutas y vegetales. Si no sueles servir verduras con las comidas o no comes fruta, no te sorprenda si tus niños no desarrollan los mismos gustos.
  9. Busca alimentos que ya les guste comer a tus hijos, como batidos, bollos, yogur, etc, y busca las recetas que te permitan agregar frutas o verduras, como panecillos de plátano o calabacín.
  10. Ofrece vegetales y frutas visualmente atractivas. Crea muñequitos con la comida e invítalos a que te ayuden a hacerlos para que compartas un rato agradable con ellos.
  11. Agrega color a la dieta de sus hijos dándoles frituras. Es rápido y fácil. Fríe guisantes, tiras de pimiento, brotes de soja y col china, o una mezcla de maíz dulce, trozos pequeños de zanahoria y guisantes.
  12. No cocines demasiado las verduras. Cocinar al vapor o en el microondas retiene más nutrientes que hervir las verduras. Aunque los bebés necesitan texturas blandas, los niños mayores prefieren un poco de "dureza" y puede que les guste comer los vegetales como bocadillos de mano.

Consejos

  • Deja que tus hijos escojan la fruta que quieren comer cuando vas de compras
  • Mezcla trozos de fruta con yogur o sírvelos con una salsa de remojo
  • Haz batidos de frutas
  • Ofréceles una ensalada de frutas, con una mezcla de sandía, uvas, fresas, etc, como postre o botana
  • Haz una mezcla de aperitivos con pasas, nueces y cereales
  • Añade fruta picada, especialmente bayas y plátanos, al cereal de tu hijo
  • Prueba con frutos secos
  • Agrega un poco de fruta picada con gelatina
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página