Cómo hacer brandy de manzana

El brandy de manzana y el brandy con infusión de manzana son licores que puedes preparar en casa con un poco de esfuerzo y mucha paciencia. El brandy de manzana es una sidra de manzana fermentada y posteriormente destilada, mientras que la infusión de manzana le da al brandy un sabor dulce, picante y similar a la tarta de manzana. Aunque técnicamente no se trata de brandy de manzana, el brandy con infusión de manzana es una alternativa que requiere menos tiempo de preparación. Independientemente de cuál de ellos te apetezca hacer, puedes realizar la mayor parte del trabajo en una sola tarde en casa.

Hacer el brandy de manzana

  1. Esteriliza todo tu equipo. Puesto que el proceso de fermentación del brandy de manzana requiere activar las bacterias adecuadas, debes asegurarte de que solo dichas bacterias estén en la mezcla. Por lo tanto, debes esterilizar todo tu equipo, sobre todo el recipiente de 20 litros (5 galones).
    • Puedes usar una solución de yodo conocida como yodóforo para esterilizar todo. Dicha solución está disponible en la mayoría de tiendas de elaboración de cerveza casera.
  2. Calienta 4 litros (1 galón) de sidra de manzana a fuego medio. Debes asegurarte de que toda la sidra de manzana que uses esté libre de conservantes y que no tenga azúcar añadido, en especial porque añadirás tu propio azúcar. Vierte los 4 primeros litros (1 galón) de sidra de manzana en una cacerola grande y caliéntala a fuego medio.
  3. Agrega los 2,5 kg (5 libras) de azúcar moreno. Una vez que los 4 litros (1 galón) de sidra de manzana alcancen aproximadamente los 45 °C (110 °F), empieza a incorporar todo el azúcar moreno. Sigue incorporando el azúcar hasta disolver por completo los 2,5 kg (5 libras) en la sidra de manzana.
  4. Añade el paquete de levadura de cerveza. Una vez que hayas disuelto todo el azúcar en la sidra, también debes agregar el paquete de levadura de cerveza. Si la sidra de manzana ha sobrepasado los 46 a 49 °C (115 a 120 °F), déjala enfriar a esta temperatura antes de añadir la levadura.
    • Las temperaturas superiores a 54 °C (130 °F) matarán la levadura en vez de activarla y las temperaturas inferiores a 40 °C (105 °F) impedirán la activación de la levadura, así que es muy importante agregar la levadura cuando la sidra se encuentre en el rango adecuado de temperatura.
    • Sigue las instrucciones de tu paquete de levadura de cerveza respecto a la cantidad de tiempo que debes mantener la levadura a la temperatura de activación.
  5. Retira la sidra de la fuente de calor. Una vez que hayas añadido la levadura a la temperatura de activación adecuada y la hayas mantenido allí durante la cantidad de tiempo adecuada, puedes retirar la sidra de la fuente de calor. Es necesario que enfríe lo suficiente de modo que puedas agregarla al recipiente hermético de 20 litros (5 galones) sin provocar problemas de presión mientras enfría.
    • Ya que la sidra no se ha calentado mucho, solo necesitará enfriar durante 5 a 10 minutos.
  6. Añade los 16 litros (4 galones) de sidra de manzana restantes al recipiente de 20 litros (5 galones). Mientras esperas a que enfríen la levadura y la sidra con azúcar moreno, puedes agregar el resto de la sidra de manzana al recipiente de 20 litros (5 galones) esterilizado.
    • Solo añade un poco menos de los 16 litros (4 galones) porque las adiciones a la sidra calentada harán que resulte una mezcla de un poco más de 20 litros (5 galones) en total y ello podría hacer que el recipiente se desborde.
    • Lo ideal es tener un recipiente de 20 litros (5 galones) especialmente para elaborar licor. Pero si no tienes uno, puedes utilizar una jarra de agua de 20 litros (5 galones). Sin embargo, debes asegurarte de que aún tenga la tapa si usas una jarra de agua y que esta cierre bien.
  7. Agrega el resto de la sidra al recipiente. Una vez que la sidra calentada haya enfriado durante 10 minutos, puedes añadirla al resto de la sidra de manzana en el recipiente de 20 litros (5 galones). Luego añade un poco más de los últimos litros de sidra, pero no todo. El recipiente de 20 litros (5 galones) aún debe tener varios centímetros de espacio libre en la parte superior.
    • Puesto que la levadura se alimenta del azúcar de la mezcla, esta creará espuma y presión. Si el recipiente está muy lleno, su contenido puede derramarse y ensuciar tus manos.
  8. Sella la tapa del recipiente y fija la esclusa de fermentación. La esclusa de fermentación es un dispositivo que permite que la presión escape del recipiente sin permitir la entrada del aire exterior. Fija la esclusa a la tapa siguiendo las instrucciones del aparato específico que compraste.
    • Podrás encontrar fácilmente este dispositivo en la misma tienda de elaboración de cerveza donde encontraste la levadura.
    • La esclusa también requerirá que le agregues 30 ml (1 onza) de agua. Esto permitirá que el gas se escape a través del agua sin permitir la entrada del aire exterior.
  9. Almacénalo en un lugar frío y oscuro durante 6 a 10 días. Ahora debes dejar que el brandy de manzana se fermente durante 6 días como mínimo. Sin embargo, mientras más tiempo dejes que se alimente la levadura, mayor será el contenido de alcohol del brandy de manzana. Cuando estés cerca de los 10 días, tu brandy de manzana tendrá un sabor más picante.
    • En especial, si usas una jarra de agua transparente, debes almacenar el recipiente en un lugar oscuro debido a que mucha luz solar puede matar la levadura.
    • Golpetea el recipiente una vez al día. No debes agitarlo fuerte, solo dale un golpecito o agítalo suavemente para hacer que el gas que se encuentra en el líquido suba a la superficie para evitar que se acumule mucha presión.
  10. Esteriliza los recipientes y la manguera para la sidra de manzana. Después de haber esperado 6 a 10 días para que actúe la levadura, es hora de embotellar el brandy de manzana. Empieza esterilizando las jarras originales en las que vino tu sidra de manzana. Puedes esterilizarlas con el mismo yodóforo que utilizaste para el recipiente más grande. También debes esterilizar la manguera pequeña o el trozo de tubo que vas a usar para trasladar el brandy de manzana.
  11. Traslada el brandy de manzana a los nuevos recipientes. Verás una capa de sedimento de la levadura en el fondo del recipiente más grande. Inserta el tubo esterilizado a un nivel justo por encima de dicho sedimento, de modo que no extraigas parte de este. Luego haz pasar el brandy de manzana del recipiente de 20 litros (5 galones) a los recipientes más pequeños de 4 litros (1 galón) esterilizados.
    • Asegúrate de conservar las tapas con el fin de sellar los recipientes de 4 litros (1 galón).
    • Si prefieres ser más práctico, simplemente puedes refrigerar la mezcla en este punto para matar la levadura y obtener un vino de manzana con un contenido de alcohol de más o menos 20 % (de 40 grados). Sin embargo, puedes congelar un poco del agua de la mezcla actual para aumentar el contenido de alcohol y posiblemente, duplicarlo.
  12. Congela el brandy de manzana. Una vez que tengas todo el brandy de manzana sellado en los recipientes más pequeños, congélalos. El contenido de cada recipiente debe congelarse hasta quedar sólido antes de pasar al siguiente paso.
  13. Separa el brandy de manzana del agua. Después de que los recipientes se hayan congelado por completo, ábrelos, inclínalos boca abajo y déjalos gotear en frascos para envasar. Ya que el agua se congela a una temperatura muy inferior que el alcohol, el líquido que gotea en los frascos será brandy de manzana concentrado debido a que este se separa del agua aún congelada por encima. Vas a llenar varios frascos mientras el contenido sigue derritiéndose y liberando más alcohol.
    • Verás claramente que la porción congelada pierde su color caramelo mientras el alcohol se drena y deja atrás el hielo.
    • El proceso puede tardar una hora y media o dos horas, así que ten paciencia.
    • Si realmente quieres separar la mayor cantidad posible de agua, vuelve a verter el contenido de los frascos en las jarras una vez que hayas dejado escurrir el agua derretida y congélalas una vez más. Después de dos o tres procesos de destilación, notarás que el contenido no se congela para nada. Cuando eso ocurra, el contenido de alcohol de tu brandy de manzana estará cerca del 40 % (de 80 grados).
  14. Disfrútalo con moderación. Una vez que hayas retirado la mayor cantidad posible de agua y las impurezas de tu brandy de manzana, estará listo para beber. Siempre bébelo con moderación.

Hacer brandy con infusión de manzana

  1. Pela y corta 2 tazas de manzanas rojas. Aunque técnicamente no se trata de brandy de manzana, la manzana y el brandy combinan bien y preparar brandy con un sabor a manzana natural es una alternativa divertida a la elaboración de brandy de manzana casero. Con el fin de hacer que el brandy absorba el sabor natural de la manzana, debes empezar pelando y cortando las manzanas frescas. 2 tazas de manzanas es suficiente para esta receta.
  2. Combina los trozos de manzana, las 3 ramitas de canela y las 2 cucharadas (30 ml) de agua en una cacerola y revuelve. Para darle a tu licor un sabor picante adicional y un sabor a sidra, añade 3 ramitas de canela a las manzanas y el agua.
  3. Calienta la mezcla anterior a fuego medio durante 10 minutos. Para ayudar a liberar todos los sabores naturales y matar los gérmenes que no quieres añadir a tu infusión, debes calentar la mezcla durante 10 minutos a fuego medio.
    • La mezcla debe estar cubierta mientras permanece en el fuego.
  4. Incorpora las 2 1/2 tazas (580 ml) de azúcar y revuelve. Una vez que hayas calentado la mezcla, añade las 2 1/2 tazas de azúcar. Mezcla el azúcar y sigue revolviendo la preparación (en el fuego) hasta que el azúcar se haya disuelto en ella.
  5. Apaga el fuego y deja enfriar la mezcla. Una vez que el azúcar se haya disuelto por completo en la mezcla, retírala del fuego y déjala enfriar. No es necesario que llegue a temperatura ambiente, pero sí debe enfriar lo suficiente como para colocarla en una botella hermética sin que provoque problemas de presión mientras el líquido sigue enfriando.
  6. Añade la mezcla a un recipiente de vidrio hermético, grande. Una vez que la mezcla haya enfriado hasta ponerse ligeramente caliente (pero no hirviendo), viértela en un recipiente de vidrio grande.
    • Es indispensable asegurarte de poder sellar herméticamente el recipiente.
    • Añade toda la mezcla, no solo las manzanas y el líquido.
  7. Incorpora las 2 tazas (480 ml) de brandy al recipiente de vidrio. Ahora que has terminado de preparar la mezcla, puedes combinar el brandy con las manzanas y el azúcar.
  8. Combina las 3 tazas (720 ml) de vino blanco seco con el brandy y la mezcla de manzana en el recipiente de vidrio. El ingrediente final de esta receta son las 3 tazas de vino blanco seco, las cuales debes agregar ahora a la mezcla.
  9. Sella el recipiente. Una vez que hayas combinado todos los ingredientes y que los hayas revuelto bien, es hora de sellar el recipiente. Después de sellarlo, debes almacenar el recipiente en un lugar oscuro y frío para aprovechar el máximo el proceso de infusión.
  10. Espera 3 semanas. Tener paciencia es un elemento importante para saber cómo preparar el brandy con manzana. El proceso de infusión requiere tiempo y debes esperar al menos 3 semanas antes de abrir el recipiente.
    • Cada 3 días, agita el recipiente para mezclar los sedimentos y combinar los ingredientes.
  11. Cuela el contenido de la mezcla a través de dos capas de paño de queso. Una vez transcurridas las 3 semanas, es hora de abrir el recipiente, pero aún no bebas el brandy con manzana. Cuela la mezcla a través de dos capas de paño de queso para eliminar los sedimentos.
  12. Vierte la mezcla colada en una botella de vidrio y ciérrala bien. Aunque has retirado la mezcla de infusión del licor, el brandy con manzana aún no está listo para beber. Añade la mezcla a una botella de vidrio que puedas sellar.
  13. Espera 2 semanas. Nuevamente, la paciencia es una parte clave para saber cómo hacer brandy con manzana. Al igual que la última vez, debes almacenar la botella en un lugar oscuro y frío. Sin embargo, no es necesario preocuparte por agitar el contenido de la botella después de haberlo colado.
  14. Abre la botella y saborea tu delicioso brandy con manzana hecho en casa. Es momento de ver el fruto de tu paciencia y tiempo dedicado. Una vez transcurridas las 2 semanas, puedes abrir y disfrutar tu brandy con manzana tal como está o mezclado en un cóctel.

Ingredientes

Brandy de manzana
  • 20 litros (5 galones) de jugo de manzana fresco sin conservantes o azúcar añadido
  • 2,5 kg (5 libras) de azúcar moreno
  • Un paquete de levadura de cerveza
  • Un recipiente hermético de 20 litros (5 galones)
  • Una esclusa de fermentación
  • Una cacerola grande
Brandy con infusión de manzana
  • 2 tazas de manzanas rojas, peladas y picadas
  • 3 ramitas de canela, cada una de 7,62 cm (3 pulgadas) de largo
  • 2 cucharadas (30 ml) de agua
  • 2 1/2 tazas de azúcar
  • 2 tazas (480 ml) de brandy
  • 3 tazas (720 ml) de vino blanco seco

Consejos

  • El sabor distintivo del brandy con manzana lo convierte en un complemento popular para muchos platos. Puedes usarlo para dar un toque de sabor adicional a los postres como los pasteles, los helados o las tartas o puedes agregarlo a algunas salsas para dar un sabor especial al jamón o las chuletas de cerdo.
  • El brandy con manzana se usa con frecuencia como un ingrediente en muchos cócteles famosos, como el Manhattan o el Old Fashioned, los cuales requieren un licor destilado.
  • Por lo general, el brandy contiene entre 35 y 60 % de alcohol por volumen.
  • La palabra "brandy" proviene de la palabra holandesa "brandewijn", la cual significa "vino quemado". Esto a su vez, viene de la manera de elaborar el brandy: los licores transparentes destilados adquieren color a través del azúcar quemado (caramelizado), lo cual le da al brandy su color y sabor distintivo.

Advertencias

  • Beber mucho brandy de manzana o brandy con infusión de manzana puede ser tóxico. Por ello, lo mejor es disfrutarlo con moderación.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página